Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sencillamarial escriba una noticia?

En la cárcel de Chiapas durante siete años por no saber español y no asignarle ningún traductor

21/03/2012 00:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Adela Ramírez, indígena choles, nunca tuvo un intérprete en el juicio a pesar de que sólo hablaba su lengua

Marial 20-03-2012

En noviembre de 2004, Adela Ramírez de 22 años, salió de trabajar de la cantina del Tío Quique, en una localidad indígena del norte de Chiapas, en México, estaba embarazada de ocho meses de su segundo hijo. Esa noche Adela asegura que se cayó en las escaleras de su casa. Con la caída, se le adelantó el parto y el niño murió.

Según explica su abogada Marta Figueroa, ella cuenta que tras la caída se desmayó y no despertó hasta llegar al hospital, por lo que no sabe si el niño nació vivo o muerto.

En la sentencia se dice que Adela dejó morir a su hijo. Fue detenida y acusada de matar a su bebé. Pero nunca se pudo defender porque no sabía hablar castellano.

Un expediente judicial incompleto muestra como a lo largo de los siete años que pasó en la cárcel, la justicia puso en su boca diferentes versiones de lo que aconteció aquel día.

Fue sentenciada a 15 años de prisión, porque el juez que llevaba el caso, consideró probado que mató a su hijo porque no deseaba tenerlo. A pesar de que en el expediente judicial consta que la joven no sabía leer, escribir ni hablar español, durante el juicio no se le asignó ningún traductor.

Adela se limitaba a poner su huella dactilar en todas las versiones del caso que la ofrecían, sin entender nada de lo que había allí escrito. Hasta pasados unos años, en los que aprendió español en la cárcel, no pudo contar su versión de lo que había pasado en realidad.

Marta Figueroa, abogada que lleva más de treinta años dedicada a la defensa de las mujeres que sufren marginación ( y que ha sido quien al final ha llevado su caso) habla del pésimo funcionamiento de la justicia y de la indefensión de las mujeres en México. En el caso de Adela “se unieron además un trato discriminatorio injustificable”.

A pesar de que en el expediente judicial consta que la joven no sabía leer, escribir ni hablar español, durante el juicio no se le asignó ningún traductor

Hace un mes, el gobernador de Chiapas Juan Sabines, decidió concederle la libertad - junto a otras dos mujeres que se encontraban en una situación parecida- al considerar que su detención fue injusta.

El gobernador ha reconocido tras la liberación “que existen otros casos de mujeres indígenas injustamente encarceladas. Gracias a las reformas legales realizadas en los últimos años en Chiapas podrán alcanzar su libertad”, añadió.

Mientras tanto, Marta Figueroa, sigue con su lucha por la defensa de estas mujeres. Este último mes ha logrado que salgan de la cárcel Rosa Álvaro y Magdalena Velasco, también analfabetas e indígenas. Han pasado un año en la cárcel de San Cristóbal sin sentencia.

El trabajo de la abogada para exigir pruebas y un traductor cualificado, ha logrado frenar una condena que ya se daba como segura, como en el caso de Adela, que hasta que no aprendió a hablar español no pudo defenderse.

O quizás, como dijo su abogada “hasta que llegaron las elecciones y apareció el gobernador para hablar de derechos humanos y hacerse una foto”.

<a href=


Sobre esta noticia

Autor:
Sencillamarial (102 noticias)
Visitas:
456
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.