Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que De Sinaloa escriba una noticia?

Carta de Hernández Norzagaray al rector de la UAS

14/01/2012 05:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Señor Rector Víctor Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si es sano para su representación. Usted, según la ley orgánica, es la máxima autoridad de la Universidad y está obligado a señalar que en la UAS no se persigue a nadie por su ideas y, por el contrario, que los derechos humanos se enseñan y promueven en sus aulas. La figura de Rector en cualquier Universidad debe ser una referencia ética y factor de equilibrio entre quienes forman parte de su comunidad de funcionarios, investigadores, profesores, trabajadores y estudiantes; y el caso de Arturo, ya dejó de ser un suceso doméstico para transformarse en mediático, judicial y de derechos humanos, por eso y más, es obligado su mensaje a favor del espíritu y el ser de la Universidad.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si en su toma de posesión juró cumplir y hacer cumplir la ley orgánica de la UAS, como también garantizar la integridad de la institución y la de todos sus miembros para que cumplieran con sus funciones sustantivas en un ambiente favorable para la investigación, la docencia y la extensión de la cultura.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si podría ser el caso de cualquier otro universitario que ejerce el derecho a disentir que avalan nuestras leyes y principios de valor universal, estando obligado usted a garantizarlo en esta institución de raigambre liberal y donde deben caber todas las voces.

Voces

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si está o no está de acuerdo con sus argumentos. Sería saludable exponer los suyos para que todos los universitarios los conozcan y saquen sus propias conclusiones en este momento climático que afecta la estabilidad y la imagen de la institución.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si a usted se le señala como un Rector sin poder, que actúa bajo dictados extrauniversitarios, lo que pretende lesionarlo moralmente y exigiría de su parte una inmediata respuesta institucional, explicando dónde radica el poder y cómo se gobierna día a día la UAS.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si al hacerlo, probablemente capitalizaría una parte de esa opinión pública a la que le gusta ver a los funcionarios públicos defendiendo derechos fundamentales en sus ámbitos de influencia y competencia.

Historia

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si al hacerlo logra un lugar en la historia de la Universidad y pasa como alguien que defendió su autonomía, reivindicando su institucionalidad por encima de poderes fácticos que presuntamente se imponen a la representación y las normas universitarias.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si un grupo de directores salió antes que usted para erigirse en la voz institucional que descalifica las voces disonantes y que siempre habrán de existir en toda Universidad capaz de serlo y esté comprometida con la libre expresión de ideas. Más aún, cuando algunos de esos directores quieren poner en práctica el acuerdo violatorio de las garantías individuales que adoptó el Consejo Universitario para sancionar a quienes se atrevan a "atentar contra la UAS" y ellos quisieran decir que entienden por tal desatino.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si usted hace unos meses exigió a las autoridades locales y federales el esclarecimiento de las 42 muertes y desapariciones de universitarios que han ocurrido entre 2008 y 2011, y pronunciarse en contra de cualquier amenaza por más velada que ésta sea, sería un acto de congruencia personal e institucional por las libertades y la seguridad de los universitarios.

Directores

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si los directores que han asumido como propio el desplegado anónimo no sólo no corrigen sus posturas persecutorias sino los refrendan ahora con nombre y apellido, lo que va en contra de la libre expresión que ellos mismos afirman es un valor esencial en la vida universitaria, cuando muy pocos les creen que lo hacen en defensa de la UAS.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si los directores firmantes del segundo desplegado en lugar de defender a un miembro destacado de la comunidad universitaria van en contra de él, inspirados seguramente en una indicación que no es producto de los órganos colegiados que tiene la institución, que deberían estar obligados a respetar los ordenamientos universitarios y consultar en las instancias de decisión antes de hablar en su nombre.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si está en sintonía con los valores que usted reivindica en muchos de los discursos leídos dentro y fuera de la Universidad, profesando su fe y confianza en las libertades que seguramente le han merecido aplausos, vítores y reconocimientos personales y para una Universidad donde se practican las libertades de todo ser humano.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si es uno de sus mejores académicos con que cuenta la Universidad, como lo demuestra el reconocimiento que desde hace casi veinte años le da en forma ininterrumpida el Conacyt a través del Sistema Nacional de Investigadores además de otros, que debería ser digno de encomio institucional y nunca de amenazas abiertas o veladas.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si al hacerlo podrá explicar de mejor forma sus convicciones a la comunidad universitaria, la opinión pública y a sus hijos, sobre este escándalo que le está ocasionando efectos negativos a la institución que usted está obligado por ley a defenderla.

Arturo

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si el sentido común dice que problema que no se atiende, crece y se complejiza y podría ser irremediable en el corto, mediano o largo plazo si pasara algo a Arturo y su familia, y si eso ocurriera, usted con su silencio ¿en qué papel queda Usted? ¿Cómo podría responder con la frente en alto a una Universidad que le pediría cuentas por su silencio?

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si al no hacerlo transmite la idea de que usted coincide con ese grupo intolerante cuando lesiona la buena imagen de académico que lo llevó a tomar protesta en 2010 y le afecta su desempeño como funcionario universitario en estos años que se ha empeñado en internacionalizar a la Universidad.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si de alguna forma se lo están pidiendo ex rectores, empresarios, medios de comunicación, intelectuales, periodistas, trabajadores, académicos de dentro y fuera de la UAS, pero sobre todo el sentido común que pudiera evitar un desenlace peor a lo que hemos leído en estos días.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si el tema se mantiene en la opinión pública cada día que pasa será uno menos para usted pues su agenda pública estará obnubilada, sobre todo cuando Arturo Santamaría seguramente buscará sostener su reclamo como medida de protección y eso no puede combatirse con más silencio de la autoridad Universitaria.

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, si en sí mismo le presenta una oportunidad inmejorable para desprenderse de la real o supuesta dependencia del Alcalde de Culiacán, y aprovechar los meses que le restan para limpiar esa imagen, incluso garantizar un proceso sucesorio donde todas las voces se expresen.

Sólo por último:

Señor Rector Corrales Burgueño, ¿por qué usted no se pronuncia sobre el caso Santamaría?, y deja ese innecesario silencio por un acto de coraje y dignidad personal que siempre debe tener el Rector en toda Universidad preocupado por estar en sintonía con los más altos saberes, deberes y valores democráticos de su sociedad.

En definitiva, para decirnos de una vez por todas que usted es el Rector y está más allá de cualquier poder fáctico y se debe a los universitarios, pero sobre todo al futuro de la sociedad sinaloense que es la que sostiene con sus impuestos el quehacer cotidiano de la máxima casa de estudios.

No responda, por favor, con más silencio pues pudiera interpretarse en clave de que quien calla, otorga.


Sobre esta noticia

Autor:
De Sinaloa (2812 noticias)
Fuente:
amanecersinaloa.com
Visitas:
207
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.