Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

Cassez, la SCJN y el oportunismo mediático

03/02/2013 11:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En medio de las innumerables críticas y alabanzas que desató la decisión de la Suprema Corte de Justicia, de liberar a la ciudadana francesa, Florence Cassez, se encontraba el interés mediático de posicionar como urgentemente necesario al Nuevo Sistema de Justicia Penal

En medio de las innumerables críticas y alabanzas que desató la decisión de la Suprema Corte de Justicia, de liberar a la ciudadana francesa, Florence Cassez, se encontraba el interés mediático de posicionar como urgentemente necesario al Nuevo Sistema de Justicia Penal, mismo que deberá estar funcionando en el año 2016, con todos sus aciertos y errores.

El escenario de esta liberación es un país con hambre y sed de justicia. Los actores principales de esta puesta en escena, fueron: El Super Policía del Calderonismo, Genaro García Luna; el Duopolio Televisivo, fieramente representado por Carlos Loret de Mola; Florence Cassez, en el papel de la extranjera convertida en mártir y heroína "de película", gracias a los malos oficios del panismo en el poder y como víctima ad eternum con aires de actriz de tragedia griega, la justicia mexicana.

Estos son, someramente, los principales actores que interpretaron el argumento de la puesta en escena que ubicó a la justicia mexicana en el sitio que se ha ganado a pulso, el de la vergüenza, víctima consuetudinaria del estado fallido y de la falta de probidad de las autoridades judiciales, consecuencia directa de la corrupción prevaleciente, tanto en los cuerpos policiacos, como en los órganos encargados de impartir justicia.

De cara al momentum político y jurídico actual, más allá del rasgamiento de vestiduras, la realidad es que el destino de Florence Cassez, no podía ser otro que la necesaria recordación, que no aplicación, del debido proceso, convertido hoy en faro, luz y guía de lo que debe ser la justicia en el México moderno, misma que ya debería estar en marcha, encarrerada hacia lo que se supone serán tiempos mejores para víctimas y victimarios en toda suerte de delitos.

En ese sentido, resulta que el fallo presentado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el pasado miércoles 23 de enero, bien podría encuadrarse dentro del realismo mágico garantista que, al menos esa es la intención de las autoridades encargadas de velar por el Estado de Derecho, deberá estarse aplicando a cabalidad en todo México, a partir del año 2016, vía el nuevo Sistema de Justicia Penal, que presume y peca de garantista y adversarial.

Muy alejado del surrealismo dibujado en las tramas telenoveleras del corporativo Televisa, lo ocurrido en el máximo tribunal, llegó para ponerle los puntos sobre las íes a Genaro García Luna y la defenestrada y abolida Secretaría de Seguridad Pública Federal, pero también a Carlos Loret de Mola, así sea de chiripazo, quien finalmente pidió disculpas, siete años después de haber presentado el montaje televisivo que llevó a la cárcel a Florance Cassez, como protagonista estrella de un batidillo legal que casi la deja 60 años a la sombra.

Al final, el escenario le quedó perfecto a la Suprema Corte de Justicia, que rápidamente se dedicó a presumir lo que viene para el año 2016, al optar por liberarla al estilo americano, en atención a los avances que México necesita presentar sobre el nuevo Sistema de Justicia Penal, que deberá estar totalmente integrado a nuestra realidad procesal, en un máximo de dos años, para que nos vayamos acostumbrando, cuando de justicia se trate, a creer y enarbolar, como mantra legal a seguir, el "más allá de toda duda razonable".

Y así tenemos que en el nuevo universo justiciero, ahora lo "in" será leerle sus derechos a los presuntos autores de un crimen, por mandato de ley y porque así se lo ha ordenado Enrique Peña Nieto a los policías federales bajo su mando, so riesgo de que por incumplir ese simple detalle, delitos tan graves como el de Florence, pasen a engrosarlas filas de la impunidad, bajo la excusa del tecnicismo y la contaminación de evidencias como elementos disruptores de la justicia.

Tras siete años de encierro, más que para aplicar justicia, el Caso Cassez, sirvió para pavimentarle el camino a la implementación atrasada del Nuevo Sistema de Justicia Penal, aunque en el proceso acabara por llevarse al baile a las víctimas de la banda de secuestradores Los Zodiacos, afectados que quedaron en estado de indefensión, sin justicia, pero eso sí, con las poco sinceras disculpas de Televisa, quien vía Carlos Loret de Mola, se dijo engañada, pese a que fue parte vital de este montaje televisivo.

¿Qué sigue para las víctimas? Apechugar, porque está más que comprobado que palo dado por la carísima Suprema Corte de Justicia de la Nación, ni Dios lo quita. No les queda de otra más que buscar la aceptación y, en el mejor de sus escenarios, exigir castigo para García Luna y Asociados Televisivos, quienes en lo que respecta a este bochornoso asunto, deberían de pagar con algo más que una disculpa que no sienten, mas eso no pasará, porque aún estamos en el México que Colosio percibía "con hambre y sed de justicia".

Para nuestra buena suerte, dicen los magistrados garantes de la ley, el caso Cassez ha sentado un precedente que llevará al país hacia escenarios mejores, en donde la justicia se aplicará al estilo de la serie de televisión Law & Order. Lo que no dicen es que con el precario Poder Judicial con el que contamos, donde la SCJN es un burdo y grotesco ejemplo de éste, lo que las víctimas obtendrán es una justicia tipo Law & Order Región 4, hecha en el Estado Fallido.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
598
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.