Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

Castro Trenti: ¿De San Lázaro a la Patagonia?

29/08/2013 22:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el PRI, pasadas las elecciones del 7 de julio, parece que finalmente se impuso la vieja manera de hacer política, según reza el rumor, al torcer la voluntad popular, nombrando Embajador de México en Argentina, al diputado con licencia, Fernando Castro Trenti

En el PRI, pasadas las elecciones del 7 de julio, parece que finalmente se impuso la vieja manera de hacer política, según reza el rumor, al torcer la voluntad popular, nombrando Embajador de México en Argentina, al diputado con licencia, Fernando Castro Trenti, como parte, se intuye, de las negociaciones para que no se impugnara la elección para gobernador de Baja California.

El 7 de febrero de 2013, Castro Trenti pidió licencia ante el Pleno de la Cámara de Diputados, con la firme intención de ganar la Gubernatura, en el entendido de que si triunfaba, tal y como estaba previsto, la licencia se extendería hasta el 31 de agosto del año 2015, cuando concluye sus funciones la actual Legislatura, pero ahora resulta que, pese a la derrota, seguirá ausente.

A querer o no, el candidato derrotado en las urnas por Francisco Vega, está en la obligación de regresarse a su cargo en el Congreso, a trabajar por los electores que le dieron su confianza al PRI, para que Castro Trenti, en su papel de Diputado Propietario, los representara en San Lázaro, cargo al que debería volver este 1 de septiembre o irse de chapulinazo a la Patagonia.

Fiel a los usos y costumbres del PRI, (aunque el legislador derrotado ni niega ni confirma), según informaron diversos medios informativos digitales desde la tarde del lunes 26 de agosto, Castro Trenti se iría a darse vida de rico, con cargo al erario, como embajador de México ante Argentina, la tierra del enigmático mate cultivado en la Mesopotamia, el excelente vino de Cuyo y los exquisitos filetes de carne de ternera, tan propios de las pampas sudamericanas.

En el camino se quedaría la voluntad popular y subsiste el riesgo de que, eventualmente, los electores de BC, se queden sin representación legislativa, pues queda claro que la principal función de un suplente, sea a nivel estatal o federal, es la de servir como moneda de recambio, útil en casos de fuerza mayor, cuando el titular se ve obligado a abandonar el cargo.

Más sobre

Ese supuesto se dio cuando, tras la muerte del diputado Gregorio Barreto, sus electores estuvieron más de tres meses en estado de indefensión, ya que su suplente, la hoy diputada Elia Cabañas, se encontraba en el limbo de la indecisión, porque en el proceso electoral 2012, compitió, ganó y luego tomó protesta para sentarse en una curul federal, cargo que finalmente abandonó, dejándolo en manos de su suplente, para finalmente sustituir al fallecido titular.

Mientras tanto, entre el 19 de julio, día de la muerte de Barreto y el 23 de octubre del 2012, día de la toma de protesta de Cabañas, (legisladora federal propietaria con licencia por el Cuarto Distrito y local suplente por el Distrito XIII, ambos de Tijuana), los electores del fallecido diputado, se quedaron sin representante ante el Congreso del Estado.

Mucho es el dinero invertido en campañas y elecciones, como para que los legisladores no se tomen con seriedad su labor como congresistas, siendo éste el caso del saltarín Castro Trenti, quien, curiosamente, enarbolaba como plus en su campaña para Gobernador, su activa participación y gran capacidad de gestión como legislador, tanto en la Cámara Baja como en la Alta, razón por la que su eventual salto hacia el servicio diplomático, bien podría catalogarse como un desperdicio, salvo que no fuese lo que presumía.

Concluido el proceso electoral y no habiendo ganado, un funcionario de elección popular con licencia, de cualesquier nivel de gobierno, debería estar obligado a regresar al puesto que dejó, para evitar en la medida de lo posible que, a futuro, los electores se vean sin representación, tal y como ocurrió durante más de tres meses, en el caso del fallecido Barreto y la indecisa Cabañas.

Si bien se entiende que Castro Trenti no desee regresar como derrotado al puesto que dejó en febrero, sea por dignidad o por su falta de respeto hacia la voluntad de los electores que votaron por su partido, aquí lo que debería prevalecer es el interés colectivo, porque los ciudadanos, al quedarse sólo con el suplente, podrían verse eventualmente desprotegidos ante el Congreso Federal, si se da un escenario tan funesto e indeseable como el de Barreto Luna.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
816
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.