Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Tres Cedart en la capital ofrecen educación en artes y humanidades

26/01/2011 12:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tres Centros de Educación Artística (Cedart), del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), que operan desde hace varias décadas en el Distrito Federal, tienen como propósito ofrecer educación escolarizada en el nivel bachillerato, con orientación en artes y humanidades. Llevan los nombres de los artistas Diego Rivera y Frida Kahlo y del escritor y periodista Luis Spota. Desde su fundación, el INBA tiene como vocación la educación artística, así como la formación de nuevos profesionales del quehacer artístico y poner al alcance de la sociedad mexicana las herramientas conceptuales y metodológicas que impulsen la creación, la innovación, la libre expresión de hombres y mujeres de México. A la fecha, el INBA cuenta con 29 escuelas en todo el país, las cuales atienen a 8 mil 253 alumnos distribuidos desde los niveles de iniciación hasta los de postgrado, en las disciplinas de danza, teatro, música, artes plásticas y visuales, todo ello con la orientación-conducción de mil 983 académicos. La educación artística es una demanda social, cuyos efectos son visibles en la dinámica artístico-cultural que los egresados de dichas instituciones imprimen a sus diversas realidades en todo el país. En este esquema son de vital importancia los Centros de Educación Artística (Cedart), del INBA, que ofrecen educación escolarizada (nivel bachillerato) en tres planteles en el Distrito Federal y nueve en el interior de la República. Este modelo educativo integra la formación del bachillerato general con el estudio de asignaturas provenientes de cuatro áreas artísticas (danza, música, teatro y artes plásticas). Por su carácter propedéutico, proporciona las bases y los conocimientos necesarios para continuar estudios de nivel superior, tanto en el campo de las artes, como en las ciencias y las humanidades. El propósito del bachillerato en artes y humanidades no es formar artistas. No obstante, a partir de la integración de saberes de danza, música, teatro y artes plásticas, contribuye en el desarrollo de habilidades cognitivas, afectivas, sociales y expresivas que redundan en una auténtica formación integral de sus egresados. El ingreso a este modelo educativo implica conciencia de que los estudios artísticos son rigurosos y que requieren de una mayor certidumbre vocacional y total disposición para cursarlos en armonía con el resto de las asignaturas del bachillerato. Por el mismo motivo, el proceso de admisión busca comprobar estas condiciones en los aspirantes a efecto de que se cumplan las expectativas institucionales y personales. Entre los objetivos que busca este bachillerato se encuentra proporcionar al estudiante los elementos suficientes que favorezcan la elección de su profesión artística; así como también propiciar la investigación y la experimentación de las formas artísticas, mediante el estudio de aspectos metodológicos relacionados con la definición de sus intereses vocacionales. Otro aspecto, es profundizar en la formación integral del estudiante dentro de las disciplinas científicas, humanísticas y artísticas, que permita su ingreso al nivel profesional. Además de estimular las experiencias individuales y colectivas de los estudiantes, a partir de las diversas manifestaciones culturales de su región como proceso creativo que los vinculen con su sociedad, su mundo y su tiempo. Otro aspecto importante, que tiene que ver con la vocación artística, es auxiliar al estudiante en la elección de un área artística específica y profundizar en el conocimiento teórico-práctico de la misma. Además de las materias que marca el programa de educación media superior, el alumno obtiene una preparación en el área específica de su interés, recibiendo materias teórico prácticas de música (instrumento, solfeo), teatro (actuación), artes plásticas (dibujo, pintura, escultura, gráfica) y danza. Al término de su formación, el egresado será capaz de manifestar una actitud crítica y reflexiva ante los fenómenos sociales e históricos que lo determinan como individuo; tendrá una actitud constante de actualización de los conocimientos propios de su área y todos aquellos que complementen su formación intelectual. Asimismo tendrá una actitud propositiva y participativa en el trabajo colectivo. Además de demostrar aptitudes para una o más materias artísticas, los interesados en estudiar el Bachillerato en Artes y Humanidades, deberán tener como máximo 16 años y once meses cumplidos al presentar su solicitud de ingreso. Los Centros de Educación Artística del Distrito Federal son los que llevan más años operando. Llevan los nombres de grandes artistas mexicanos, que demostraron un marcado interés por la educación siendo ellos mismos, en el caso de Diego Rivera y Frida Kahlo, profesores de artes plásticas dentro y fuera del aula. El Cedart Luis Spota honra la memoria del periodista y escritor Luis Mario Cayetano Spota Saavedra Ruotti Castañares (Ciudad de México, 13 de julio de 1925–Ibídem, 20 de enero de 1985), quien se formó de manera autodidacta y sobresalió como un destacado novelista, escribiendo más 30 libros, varios de los cuales han sido traducidos a más de 10 idiomas. Spota, después de realizar varios trabajos, como mesero y vendedor de enciclopedias de puerta en puerta, tuvo oportunidad de comenzar a escribir en un diario a los 14 años, también se desempeñaba como fotógrafo. A los 19 años, fue director de un diario (La Extra), y en 1948 ganó el Premio Nacional de Periodismo, por un artículo que develaba la identidad del escritor Bruno Traven. Escribió de cine, política y deportes (boxeo, toros). También fue periodista de radio y televisión. Las obra novelística de Luis Spota se caracteriza por abordar la vida urbana en México, su sociedad y su clase política. Sus novelas más conocidas son: “Más cornadas da el hambre” (1950); “Las grandes aguas” (1954); “Casi el paraíso” (1956); “La plaza” (1971); “Paraíso 252 (1983); “Palabras mayores” (1975) y “Los días contados” (1985). Dos grandes nombres de la plástica nacional llevan los otros dos Cedarts del Distrito Federal, el del muralista Diego Rivera y el de su esposa, la pintora Frida Kahlo, ambos artistas preocupados por la educación de las clases más necesitadas de México.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
455
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.