Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Teresa Da Cunha Lopes escriba una noticia?

CEDI :Biopolíticas de Seguridad en México

26/07/2012 00:35 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El carácter biopolítico de la seguridad ha reducido en gran medida la distinción tradicional entre el Estado como un aparato militar y el Estado como proveedor de servicios y garante de las libertades y de los derechos inherentes a la ciudadanía

CEDI :Biopolíticas de Seguridad en México

Por: Teresa M.G. Da Cunha Lopes

El 19 de Enero del 2011 en el Diario Oficial de la Federación se publicó el Decreto que cambió el Reglamento de la Ley General de Población y que establece que el Registro Nacional de Ciudadanos y la expedición de la Cédula de Identidad Ciudadana son servicios de interés público, por lo que es una obligación del Estado ofrecerla y un derecho de la ciudadanía tramitarla. El Decreto habla de la CEDI como un documento que será garantía de identidad legal y jurídica para cada ciudadano (o individuo que habite legalmente el territorio) del país.

A pesar de la transcendencia de esta medida, no hemos observado la existencia de un debate público y ciudadano sobre la CEDI y sobre las biopolíticas de seguridad del Estado mexicano.

El carácter biopolítico de la seguridad ha reducido en gran medida la distinción tradicional entre el Estado como un aparato militar y el Estado como proveedor de servicios y garante de las libertades y de los derechos inherentes a la ciudadanía.

Seguridad es un mecanismo de gobierno. Los mecanismos de seguridad son marcos de integración, estructuras a las que las implicaciones sociales y culturales, así como los estratos urbanísticos y geográficos, deben subordinarse. La violencia y la seguridad de la ciudadanía están estrechamente relacionados con todos los escenarios sociales y se han constituido en tarea prioritaria de las agendas públicas.

Es sabido que los impactos de la polarización económica y cultural obstaculizan las más elementales propuestas de convivencia social, así como hacen más explícita la exigencia de acuerdos por estilos democráticos de vida. Ante lo que acontece en el mundo, ya nada parece ajeno a las cuestiones de seguridad y sus modos de institucionalización que también se articulan desde de vastas cuestiones jurídicas y morales, hasta culturales, sanitarias, tecnológicas, etc.

Asimismo, la seguridad pública de la ciudadanía ha dejado de ser una cuestión exclusiva de los encargados de custodiarla y no puede circunscribirse a los actores directos e inmediatos de las instituciones correspondientes. El ejercicio del poder soberano tiene la calidad de guía de prácticas y conductas, de orientar y reorientar sus fines y valores, y disponerlas con el propósito de obtener resultados en el territorio y la población: en el cuerpo propio de los ciudadanos, o sea en la civitas .

Algunos de estos mecanismos de seguridad tienen una modalidad biopolítica: buscan la absorción del medio viviente, de una población, en una estructura instrumental. La cédula de identidad ciudadana (CEDI)que se implantará, en un primero momento, entre los menores de edad en seis estados de la república mexicana es, así, un mecanismo biopolítico de seguridad.

Vale la pena señalar los antecedentes de la CEDI que remontan al año 1990, el Gobierno Mexicano ya tenía en marcha un plan similar para el establecimiento del registro nacional de ciudadanos y la expedición de la cédula de identidad ciudadana, sin embargo esta reciente iniciativa pretende hacer uso de las tecnologías biométricas en un momento en que México atraviesa por una de sus peores etapas en materia de seguridad nacional.

En abril de 1990 se reformó el Artículo 36 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en el que se incluyó el texto que le da el marco legal proyecto:

La organización y el funcionamiento permanente del Registro Nacional de Ciudadanos y la expedición del documento que acredite la ciudadanía mexicana son servicios de interés público, y por tanto, responsabilidad que corresponde al Estado y a los ciudadanos en los términos que establezca la ley (…)”.

El Capítulo VI de la Ley General de Población instituye, a cargo de la SEGOB, el Registro Nacional de Población (RENAPO). El RENAPO llevará el registro de los ciudadanos mexicanos y extranjeros que integran la población del país. Asimismo concentrará los datos que permitan acreditar fehacientemente la identidad de los ciudadanos.

La reforma del 22 de julio de 1992 a la Ley de General de Población, incorporó el Capítulo VII, denominado “Registro Nacional de Ciudadanos y Cédula de Identidad Ciudadana”. En este se prevé la expedición de la CEDI por parte de la SEGOB, y obliga a los ciudadanos mexicanos a inscribirse en el Registro Nacional de Ciudadanos y obtener su Cédula de Identidad.

En Instituto Federal Electoral (IFE), en paralelo a los esfuerzos realizados por la SEGOB, elaboró un nuevo padrón electoral, mediante el empleo del método censal. La principal característica de la nueva credencial de elector fue la incorporación de la fotografía del titular de dicho documento.Posteriormente, el Senado de la República aprobó que la nueva credencial de elector sirviera también como instrumento de identificación personal, en tanto fuera expedida la CEDI.

Tiempo después, y en cumplimiento a lo dispuesto en el citado Capítulo VII de la Ley General de Población, la SEGOB creó la Clave Única del Registro Nacional de Población (CURP). Esta clave está compuesta de 18 caracteres alfanuméricos que comienzan con cuatro letras y seis números y tiene reglas de conformación similares a las que se utilizan para la determinación del Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

En 1996 se publicó el Acuerdo para la Adopción y Uso por la Administración Pública Federal de la Clave Única de Registro de Población. En este se estableció que la CURP es un elemento indispensable para la conformación y el establecimiento del Registro Nacional de Ciudadanos; del Registro de Menores de Edad; del Padrón de Mexicanos Residentes en el Extranjero, y del Catálogo de Extranjeros Residentes en la República Mexicana, mismos que componen el RENAPO.

En Julio del 2009, el Presidente Mexicano Felipe Calderón Hinojosa había anunciado oficialmente durante la conmemoración del 150 aniversario de las Leyes de Reforma, la creación de la nueva Cédula de Identidad Ciudadana (CEDI), la cual incorporará tecnología biométrica con el objeto de poder identificar fehacientemente a todos los ciudadanos mexicanos.

Algunos de los objetivos de la CEDI es poder reemplazar en el corto plazo todos los documentos e identificaciones oficiales, tales como el acta de nacimiento, pasaporte, cartilla militar y la credencial para votar del IFE y poder facilitar la acreditación de la identidad de los individuos ante los órganos de gobierno y de la administración pública para realizar tramites oficiales.

El CEDI tendrá datos tales como el nombre y fecha de nacimiento, fotografía, una banda magnética, huellas dactilares, la composición del iris e inclusive el tipo de sangre de la persona.

Con la información biométrica de cada individuo (ciudadano y no ciudadano que viva en territorio mexicano) se determinará, mediante un Sistema Automatizado de Identificación Biométrica (SAIB), un Número Único de Identificación Biométrica (NUIB), el cual se asociará a la CURP de cada ciudadano.

Una vez que sean asociadas ambas identidades se enviará la información necesaria para emitir la Cédula de Identidad del ciudadano a través del Servicio Nacional de Identificación Personal (SNIP).

Más sobre

Basados en la licitación podemos, a grandes rasgos, describir los elementos que formaron el SNIP y que son:

1.- Un centro de datos con características y especificaciones que se enumeraron con detalle, en un lugar a determinar por la Secretaría de Gobernación.

2.- Servicio de Servidores, Servicio de Bases de datos, Servicio de Almacenamiento de Datos

3.- El manejo de biométricos (diez huellas digitales, fotografía del rostro, huella del iris) que recibirá el SNIP y las comparaciones 1:1 y 1: N

4.- Servicio de Operación y Administración del Sistema Automatizado de Información Biométrica (SAIB),

5.- El Sistema de Información, incluyendo la información necesaria para la operación del Call-Center (que como ya mencionamos con anterioridad, no forma parte de esta licitación)

6.- Servicio de Integración de las Bases de Datos, y Aplicaciones de la Dirección General del Registro Nacional de Población (DGRNPIP).

7.- Diversos Servicios Web, incluyendo una aplicación para la pre-solicitud de cédula.

8.- Servicio de Telecomunicaciones,

9.-Servicio de Transición

10.-Servicio de Acompañamiento,

Mucho se ha hablado sobre las ventajas del CEDI, sobre todo por el hecho de poder contar con un documento único que acredite la identidad de los mexicanos, sin embargo poco se ha discutido acerca de los posibles riesgos que conlleva la aplicación de la tecnología, el manejo de las bases de datos y sistemas que contendrán la información y más aún, la responsabilidad de las autoridades y el personal encargado de su futura administración y manejo.

En documentos internos de la SEGOB se habla de los siguientes beneficios:

1.-Que la ciudadanía cuente con un documento que acredite fehacientemente su identidad.

2.-La verificación electrónica de los datos de identidad del titular de la CEDI.

3.-Abatir los delitos de fraude y de robo de identidad.

4.-Agilizar los trámites que realice la ciudadanía.

5.-Identificar la población que participa en los beneficios de los programas

sociales.

6.-Contar con una base de datos confiable que integre la información de los

ciudadanos.

7.-Evitar duplicidades en el otorgamiento de los beneficios sociales.

En el ámbito gubernamental, existen desacuerdos sobre el CEDI, en especial del Instituto Federal Electoral (IFE) que ya se pronunció al respecto por no haberse tomado en cuenta la opinión de ese órgano electoral, y advirtió que: “el proyecto es un retroceso para la democracia mexicana, pues desalentará la inscripción de ciudadanos que alcanzan la mayoría de edad al padrón electoral”.

Ahora bien, sobre la CEDI, nos quedan muchísimas dudas, algunas de carácter jurídico, otras de política pública y otras de carácter meramente practico acerca de su implementación, como por ejemplo: ¿las empresas encargada(s) de proveer la tecnología Axtel, S.A.B.de C.V. Y Unisys de México, S.A. De C.V., a las cuales se les adjudicó el instrumento jurídico para la partida única por un monto total de $664 ́594, 478.62 (Seiscientos sesenta y cuatro millones quinientos noventa y cuatro mil cuatrocientos setenta y ocho pesos 62/100 M.N.) presentaron resultados de experiencias similares anteriores y en que otros países la han facilitado y como ha funcionado su implementación?

Esto a pesar de la existencia de un informe publicado por Transparencia Mexicana (TM) correspondiente al monitoreo de la licitación pública mixta nacional No. SG-N-DA-11/09 y 00004001-009- 09 en Compranet, y para adjudicar el contrato relativo a la contratación del Servicio Nacional de Identificación Personal (SNIP), convocado por la Secretaría de Gobernación (SEGOB). Transparencia Mexicana (TM) fue designada, en Julio 2009 como Testigo Social en la licitación para la contratación del SNIP y la adquisición de equipo para la obtención de datos biométricos del SNIP.

Dicha designación la realizó el Comité de Designación de Testigos Sociales, de la Unidad de Normatividad de Contrataciones Públicas de la SFP, en la Cuadragésima Primera Sesión Ordinaria celebrada el 17 de julio de 2009.

Acerca de la seguridad, mucho se ha hablado sobre lo difícil que será clonar o falsificar las tarjetas, sin embargo que sucederá cuando las bases de datos de los controladores y los que resguardan la información, ya sea del gobierno o empresas o empresas de outsourcing sufran algún acceso ilícito o hackeo en donde se den fugas de información acerca de los individuos o se comprometa o venda la información por algún funcionario o empleado como lo que paso con la base de datos del Registro Federal Electoral obtenida por empleados de la empresa Choice Point en Abril de 2003.

¿Cuándo se harán reformas a la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental y a la de cada una de los estados para regular debidamente el uso de la CEDI antes de su debida implementación y puesta en marcha?

Si bien ya tenemos una legislación sobre protección de datos en posesión de particulares, no está claro y lo cuestionamos si se está considerando en la ley la regulación correspondiente del CEDI.

En el supuesto caso de que el CEDI pueda ser utilizado para acreditar la identidad y personalidad de individuos ante entidades financieras y bancarias; ¿cuando podría esperarse la reforma a las leyes financieras que la reconozcan jurídicamente?

Por último, valdría la pena saber si habrá una consulta pública nacional para definir políticas, regulaciones y aspectos técnicos antes que pongan en marcha el CEDI en su forma universal con la plena participación de todos los sectores de la sociedad, incluyendo representantes del sector académico y de organizaciones de la sociedad civil. El debate ciudadano es urgente y necesario, principalmente, cuando el dispositivo biopolítico, registra la doble inmanencia del cuerpo individual-colectivo que remite a la realidad biopolítica de la población y el orden colectivo de lo político, y su mirada pone de relieve los mecanismos para modelar cuerpos cada vez más dóciles políticamente y útiles productivamente.

Tengamos en cuenta que la biopolítica, como registro de biopoder soberano, no se refiere sólo a estructuras políticas o a la dirección de los estados; más bien designa formas –apaciguadas o no- en que podrían ser dirigidas las conductas de los individuos y los grupos: el gobierno de los niños, de las familias, de las comunidades, de las almas, de los enfermos… Operadores correctivos de disciplinas y conocimientos constituidos (biología-salud, derecho-seguridad, comunicación-información…), sus redimensionamientos tienen como destinatario, primero y último, al cuerpo múltiple y colectivo de la población. Bajo este sentido, la CEDI, no es solamente un documento de identificación electrónica, sí un instrumento que permite rediseñar la geometría ciudadana con la perfecta ubicación de cada individuo en el cuerpo colectivo de la civitas.


Sobre esta noticia

Autor:
Teresa Da Cunha Lopes (227 noticias)
Visitas:
4106
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.