Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Celebrará la tradicional quema de Judas el Museo Dolores Olmedo

22/04/2011 10:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por tercer año consecutivo, el Museo Dolores Olmedo realizará una fiesta de colores y fuegos artificiales para celebrar la tradicional quema de Judas, este sábado, en el Jardín de la Tehuana. En entrevista, el museógrafo Jean Renuad Dubois Langlet dijo que el evento de este año que se realiza como parte del Carnaval de Tradiciones que lleva a cabo ese recinto, sorprenderá al público con un montaje de colorido y folklore, entre castillos y toritos de pirotecnia. Indicó que la tradición de la quema encuentra su origen en México, durante la época de la Colonia (1521-1821). Los españoles arraigaron aquí la costumbre de quemar muñecos, que generalmente eran diablos, para incinerarlos durante la Semana Santa. Mencionó que se dice que la Inquisición utilizaba figuras de delincuentes para mostrar a la gente que si bien no recibirían un castigo terrenal, en el infierno arderían en llamas eternas. Por lo anterior, dijo en esta ocasión, cuatro Diablos que representan una sátira de estereotipos cotidianos, como “el buena onda”, “el activista”, “el todopoderoso” y “el intelectual”, serán quemados para ejercer su función de “exorcismo social” y dar inicio a la Pascua de Resurrección. Cabe mencionar, que en general, la fiesta del Judas es una tradición local de algunos pueblos españoles e iberoamericanos en los que, preferentemente el Domingo de Resurrección, en Semana Santa, se apedrea, lincha o quema un muñeco que representa a Judas Iscariote, por su traición a Cristo. El Día del Judas se celebra en Robledo de Chavela (Madrid) y lo organizan los juderos, o quintos de la localidad. Los quintos se encargarán de apedrear un muñeco, clavado en lo alto de un largo tronco y que ha sido preparado por ellos durante los dos meses previos. El Judas es un muñeco que los quintos hacen y disfrazan del personaje que haya sido más popular durante el año; se ata a un pino de gran altura (motivo de competición entre las quintas de años sucesivos) y se acompaña de cántaros que se cuelgan en cruz en lo alto del tronco; antiguamente en ellos se introducían animales que caían al vacío al ser apedreados a la voz de: En la actualidad se ha conseguido trocar esa costumbre cambiándolos por caramelos y confeti, pero manteniendo las palomas que salen volando al romperse los cántaros. Por la noche, los quintos han rondado a sus madres, novias y amigos con canciones tradicionales autóctonas manteniendo los cánticos hasta las doce de la mañana, momento en el que se produce el encuentro de Jesucristo resucitado con la Virgen María. A mediodía, los quintos se reúnen a comer los tradicionales corderos o cabritos


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
123
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.