Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

Censura fascista de Congreso de Nuevo León contra usuarios de redes sociales

31/05/2013 18:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aires de fascismo recorren México y el mejor ejemplo de ello, es la aprobación de una ley, por parte del Congreso de Nuevo León, que pretende criminalizar toda acción realizada en internet y las redes sociales, utilizando como subterfugio legal el combate al ciberacoso y el sexting

<a href="http://www.flickr.com/photos/61219542@N00/564528201/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/61219542@N00/564528201/" target="_blank">art_es_anna</a> via Flickr

Aires de fascismo recorren México y el mejor ejemplo de ello, es la aprobación de una ley, por parte del Congreso de Nuevo León, que pretende criminalizar toda acción realizada en internet y las redes sociales, utilizando como subterfugio legal el combate al ciberacoso y el sexting.

A partir del pasado 29 de mayo, mediante la creación del artículo 345 Bis del Código Penal del Estado, los legisladores nuevoleoneses decidieron tipificar como injurias, las comunicaciones que se realicen por medios electrónicos, como es el caso de Facebook, Twitter y Youtube, entre otros, en los siguientes tres puntos:

"1.-También comete el delito de difamación quien utilice cualquier medio electrónico para difundir, revelar, ceder o transmitir una o más imágenes, grabaciones audiovisuales o texto para causarle a una o varias personas deshonra, descrédito, perjuicio o exponerla al desprecio de alguien.

"2.-Al responsable de este delito se le impondrá una pena de prisión de uno a tres años y una multa de cien a mil cuotas. Si la víctima es menor de edad, la sanción será de dos a cinco años de prisión y una multa de cien a mil cuotas.

"3.-El administrador o representante del medio utilizado para realizar las conductas señaladas en el primer párrafo de este artículo, está obligado a revelar la identidad de quien utilizó el medio para realizar dicha conducta. Si requerido por el Ministerio Público no entrega la información, se le impondrá la sanción señalada en el párrafo anterior, según corresponda."

<a href="http://www.flickr.com/photos/8717324@N04/549423809/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/8717324@N04/549423809/" target="_blank">kick_start</a> via Flickr

Con base en lo anterior, el derecho a la libertad de expresión, contemplado en la Constitución Mexicana, pasaría a ser poco menos que letra muerta, cuando menos en el estado de Nuevo León y en aquellas entidades con Congresos que decidan seguirle la corriente a los fascistoides legisladores regiomontanos, estrategia con la que pretenden desactivar las protestas contra los funcionarios públicos, tan propias de las redes sociales.

Sí, de quedar en esos términos la legislación de Nuevo León, las autoridades de dicha entidad federativa, tendrán atribuciones legales suficientes como para cancelar cualesquier tipo de protesta social que incluya en sus acciones la crítica digital, lo cual obviamente atenta contra los derechos a la libertad de expresión y de pensamiento, dejando en estado de indefensión a los ciudadanos.

Si bien es necesaria la protección de la integridad moral y de la honra de las personas, sobre todo en el caso de menores de edad, la sobrerreacción de los legisladores ante el ciberacoso, puede catalogarse como un atentado contra la libertad de expresión consagrada en el Artículo Sexto de la Carta Magna, en el entendido de que, con esta acción, los diputados de Nuevo León decidieron combatir los efectos y no atender las causas del problema que representa el cyberbullying, llevándose entre las patas a los usuarios de las redes sociales.

Más fascista el escenario para Nuevo León, imposible y de contaminar al resto de los estados con este tipo de acciones legislativas, la de por sí golpeada libertad de expresión, bien podría darse por muerta y enterrada, puesto que se convertiría al país en una dictadura de facto, si no es que ya lo es, en donde la menor crítica contra funcionarios públicos sería motivo de multa y cárcel.

<a href="http://www.flickr.com/photos/91485322@N00/2272115828/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/91485322@N00/2272115828/" target="_blank">sergis blog</a> via Flickr

En caso de ocurrir este tenebroso escenario por toda la República, habiendo actualmente 45.1 millones de usuarios de internet en todo el país y en ascenso, las preguntas a responder, son: ¿A quiénes encerrarían primero las autoridades? ¿A los delincuentes que andan armados hasta los dientes y matando a diestra y siniestra? ¿O al 95% de los internautas que utilizan Facebook, al 56% de aquellos que usan Twitter o al 60% de los que utilizan YouTube como medio de expresión?

La Ley aprobada por Nuevo León, no es otra cosa que un bozal con el que se pretende criminalizar y acallar las protestas en las redes sociales, estrategia que contribuye a hacerle el caldo gordo a los políticos transas, pues al menos en esa entidad, exhibir los trapos sucios de la clase política, será motivo de cárcel, si el gobernador Rodrigo Medina decide publicar ese compendio fascista denominado "artículo 345 Bis".


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
892
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.