Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lermanorberto escriba una noticia?

El Chico Malo y el alcalde rudo

05/04/2010 15:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Mauricio Fernández es rudo en su lenguaje y tosco en sus expresiones y cuando uno escucha su determinación para combatir a la delincuencia, hasta podría simpatizar con él

Juan Norberto Lerma

Mauricio Fernández, alcalde de la localidad de San Pedro Garza García, en el estado de Nuevo León reveló que compraba información a Alberto Mendoza Contreras, El Chico Malo, jefe del Cártel de los Beltrán Leyva en Nuevo León.

El alcalde de San Pedro Garza García es un individuo singular, a mucha gente le caen bien sus declaraciones de perseguir y castigar con severidad a los delincuentes. Anteriormente anunció la muerte en la Ciudad de México de unos presuntos criminales, antes de que la policía encontrara los cadáveres. Cuando le preguntaron cómo se enteró de la muerte de esos sujetos respondió simplemente que el pitazo se lo dieron unos amigos.

Mauricio Fernández es rudo en su lenguaje y tosco en sus expresiones y cuando uno escucha su determinación para combatir a la delincuencia, hasta podría simpatizar con él. Sus métodos a veces se antojan descabellados, el alcalde casi siempre se coloca al margen de la ley, encima de la ley y a veces ni recuerda que hay leyes que tiene que, por lo menos, aparentar cumplir.

De acuerdo con informaciones periodísticas, el alcalde reconoció que El Chico Malo formaba parte de una red de informantes que el creó, según esto para limpiar de maleantes su municipio. Añadió que se reunió con Mendoza Contreras por lo menos tres veces y que lo conocía con el nombre de “Beto”. Sin decir quien se lo presentó, refiere que El Chico Malo es un individuo que tenía información importante que le sirvió al ejército para combatir a otros criminales.

Presumiblemente el alcalde decidió hacer pública su relación con El Chico Malo no porque quiera colaborar con las investigaciones, sino porque previó que durante el interrogatorio el presunto narcotraficante revelaría su cercanía con él. Haciendo pública su relación, evitó que las autoridades federales lo exhibieran cuando filtraran la información.

El asunto es más grave de lo que a primera vista se observa. Es apenas una revelación mínima que dibuja la hebra de una madeja muy larga, más larga de lo que oficialmente hacen público las autoridades.

"El asunto es más grave de lo que a primera vista se observa. Es apenas una revelación mínima que dibuja la hebra de una madeja muy larga"

De alguna manera se vuelve evidente la "extraña" connivencia entre los encargados de impartir justicia y quienes trafican con estupefacientes; revela el grado, si no de complicidad, sí de cercanía que existe entre los que ejercen el poder político y la delincuencia organizada; desnuda la desfachatez de las autoridades para violar la ley, actuando de común acuerdo con los delincuentes y aplicando una pseudojusticia de forma selectiva.

En esta breve instantánea de la vida nacional queda retratada la degradación en la que se han sumido los gobiernos de este país, con sus secuelas: 19 mil muertos en tres años y decenas de víctimas civiles sacrificadas. Son ellos quienes han permitido, por incapacidad o complicidades, el crecimiento del narcotráfico, son ellos los que alientan su desarrollo y seguramente quienes captan muchos de sus recursos.

También retrata a las autoridades encargadas de la seguridad, que se muestran incapaces de crear si no un sistema de inteligencia eficaz, sí por lo menos uno de investigación que permita combatir y atrapar a los delincuentes.

Desde luego, el que una autoridad tenga que recurrir a los informes de un delincuente para atrapar a otro no es para escandalizarse ni tomarlo siempre a mal, pero cuando se compra información y se paga con impunidad, como podría haber ocurrido en éste y otros muchos casos, el problema es un asunto de perversión de los modos de gobernar. Habría que investigar si ocurrió o no en este caso.

Esa declaración debería darle a las autoridades del país una idea del tamaño del problema que han creado, permitido, e incluso alentado desde su esfera de poder. Se merecen el regaño de la plana mayor del gobierno de Estados Unidos, el cual sin ningún empacho ni pudor y total sumisión permitieron que les dieran en nuestro territorio.

Si era verdad que Felipe Calderón era el presidente de las manos limpias, a estas alturas él y sus comparsas ya tienen las manos embarradas, los pies metidos y la cara más que salpicada.


Sobre esta noticia

Autor:
Lermanorberto (28 noticias)
Visitas:
964
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.