Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miguel Cuevas escriba una noticia?

Choque de trenes

06/12/2009 15:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Indudablemente se está gestando en el ambiente político del estado de Guerrero, un choque entre titanes, un choque de máquinas que subrepticiamente han calentado los motores para lanzarse en la carrera por la candidatura gubernamental

Choque de trenes

Indudablemente se está gestando en el ambiente político del estado de Guerrero, un choque entre titanes, un choque de máquinas que subrepticiamente han calentado los motores para lanzarse en la carrera por la candidatura gubernamental.

Manuel Añorve podrá hacer uso de su retórica y su argucia en esconder ciertas intenciones que pueden favorecerlo o desfavorecer en el futuro. La quisicosa no recae en si el edil acapulqueño contendrá como candidato a la gobernatura, sin ninguna duda la hará, es un político de ambiciones legitimas, pero que en ocasiones no respeta las formas, la pregunta que ahora ronda en el aire, es: como maquinará en esta ocasión los dados de la política estatal para que lo favorezcan. Su posición es privilegiada, en un estado inmerso en la crisis económica, el se encuentra comandando, posiblemente, el único valuarte municipal que tiene ingresos propios suficientes para no sufrir la agudeza de la crisis.

Por otro lado está Ángel Aguirre Rivero, más parco y menos heterodoxo en el quehacer político, su trayectoria y visión lo ha encumbrado, no por cuantos triunfos obtenidos, sino por cuanta relación ha logrado crear en las altas esferas del poder mexicano, donde por lo general se ha desenvuelto. Su paso político por las diferentes posiciones de poder, le ha permitido crear una red de priístas y simpatizantes que lo apoyan sin restricciones en cada uno de los municipios del estado.

Los hagiógrafos respectivos de los santones de la política guerrerense, afilan sus plumas para meritar las respectivas cualidades, harán todo lo posible para ocultar los yerros pasados, las derrotas y los golpes bajos aplicados, no al enemigo, sino al propio partido que los ha cobijado y enriquecido.

El panegírico de cada día circulará, dará cuenta de las gracias y las habilidades sincréticas del personaje en cuestión, nada dirán de la sinecura que han significado sus cargos, muchos buenos sofistas meterán la pluma y la lengua, se desgarran la vestimenta y verterán sal en su cabeza cuando refieran sus alabanzas. Ciertamente Aguirre y Añorve le llevan trancos de ventajas a otros aspirantes, por ejemplo Vicario Castrejon, que vive y respira políticamente del poder figueroísta, posiblemente su aspiración no tenga más sentido que el de servir de válvula de escape ante la tremenda presión que puede significar, el elegir, entre estos dos personajes, un candidato priísta que aparentemente tiene todas las de ganar ante la debacle perredista de los últimos tiempos.

Otro personaje en cuestión es Héctor Astudillo, cuya votación obtenida contra el actual gobernador, Zeferino Torreblanca Galindo fue superada ampliamente, a pesar de ser un resultado, cuyas cifras en votos no tenían precedentes: (PRI: 450, 894 votos PRD: 589, 074 votos), René Juárez Cisneros obtuvo 415, 877 votos que le bastaron para gobernar el estado. Las circunstancias de la derrota de Héctor Astudillo y los números a su favor obligan a no descartarlo como un político de alto peso electoral.

Indudablemente se está gestando en el ambiente político del estado de Guerrero, un choque entre lanzarse en la carrera por la candidatura gubernamental

Si bien el PRI tiene altas y claras expectativas de triunfo y echa las campanas al vuelo con los votos obtenidos el cinco de julio, dichos sufragios son insuficientes; las cifras de la derrota de Astudillo en la contienda gubernamental, son claramente superiores a las cifras del triunfo que enarbola ahora el PRI estatal.

Si se rememoran los antecedentes de la lucha interna del PRI, a finales de la década de los 90’, Rene Juárez aspiraba y aspiraba Manuel Añorve, el encontronazo fue tal que tuvo consecuencias fatales en la hegemonía priísta; los métodos de competencia fueron extremos, y se adivinaba en las aspiraciones de los políticos el “todo o nada”, hubo golpes en Atoyac en conocido salón, donde la conocida lideresa, Sandra Belkin se gano a pulso su derecho a la impunidad, otorgado posteriormente, ante la férrea defensa a la causa renejuarista.

En ese entonces la composición de las fuerzas del poder empujaba a Aguirre Rivero a apoyar a Añorve, en contra de las decisiones Figueroísta; Añorve perdió y se ausenta del panorama estatal por largo tiempo. Regresa y vence, al parecer, para sacar al PRD de Acapulco, necesitaban de la misma cuña que auspició su llegada.

Añorve es un político acostumbrado a ganar, sabe para que sirven los recursos y los prorratea si empacho, es paciente y sabe esperar, por su sangre y mente confluye las artes medievales de la política, complementadas por una excelente preparación universitaria y un conocimiento pleno de la necesitada esencia del pueblo. Estén seguros amigos lectores que la pasada guerra de los rotoplas sólo es el inicio de algo mucho más grande.

Ángel Aguirre, posiblemente piense en su derecho a enarbolar la égida priísta en la contienda que se avecina, es un personaje, siempre dispuesto a la amabilidad como parte de una profesión que así lo exige, a mi entender cree en el privilegio de clases, el convivir con el poder mismo deja secuelas en el alma y forja las necesarias cicatrices para blindarse en un medio donde es tan necesario, a veces, convivir con el mismo diablo. Su última participación electoral lo vulnera, pero el antecedente de sus innumerables altas posiciones le da la ventaja de considerarlo más priísta y más capaz en el ámbito político.

De darse el choque de trenes, el PRI tendría un gran contratiempo en sus aspiraciones de regresar a Casa Guerrero, no vaya siendo realidad el dicho trágico de : “primero muerta que de otro”, aplicado a la política.


Sobre esta noticia

Autor:
Miguel Cuevas (30 noticias)
Visitas:
312
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.