Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Cierra temporada capitalina de “Roma al final de la vía”

30/05/2011 01:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con dos mujeres al lado de una vía de tren que lo mismo se lleva los sueños que deja cargamentos de angustia, cerró temporada el obra “Roma al final de la vía”, de Daniel Serrano, bajo la dirección de Alberto Lomnitz, en el Teatro Casa de la Paz, en la colonia Condesa. En entrevista, Lomnitz se dijo satisfecho con el público y de que haya gustado su trabajo, que es una reflexión que hacen dos mujeres sobre su vida, pero también sobre una época. Indicó que “Roma al final de la vía” hará una gira por escenarios de Sinaloa, Monterrey, Chihuahua y Los Ángeles, California. La obra de Daniel Serrano, dijo, más allá de un viaje por el universo femenino trata de llegar a las emociones compartidas de dos niñas que crecen juntas en un pueblo y que planean escapar; volar lejos de ahí para buscar, “realmente no saben qué, pero salir de ahí para respirar un oxígeno que les dé vida”. Evangelina y Emilia buscan llegar a la ciudad como un ideal, un lugar fuera de lo conocido, de su zona de comodidad. Corren y gritan, tratando con todas su fuerzas de hacer algo que les dé sentido. Recordó que al principio se preguntan a qué hora pasa el tren, el susto se apodera de ellas, el sonido ensordecedor ahoga sus fuerzas, ante un ferrocarril que va a toda velocidad y no se detiene por nadie. Según Lomnitz, la inocencia que arropa a la infancia se va destruyendo poco a poco, la curiosidad de la juventud se apropia de sus pensamientos, la reflexión de la edad media que les exige aprovechar un poco de sus fuerzas y el crepúsculo de sus sueños. En escena, expuso, se ve la transformación de estas dos mujeres: de los juegos e historias infantiles, sus primeras menstruaciones, sus cambios de ropa, novios, bodas, problemas en sus matrimonios, muertes de cónyuges y su amistad que dura eternamente hasta despojarse de sus cobijas, liberarse de su monotonía y moverse con facilidad por un espacio onírico. Durante esta última función, Margarita Sánz y Carlos Cobos fueron los encargados de develar la placa como reconocimiento a Lomnitz y a todos los actores que participaron en la puesta. La maestra Sánz felicitó a todo el equipo que participa en el espectáculo al que calificó de un teatro bien montado, con un extraordinario trabajo actoral de las protagonistas, que les valió la entrega del público. Realmente, comentó, es un teatro de propuesta que es oxígeno puro para los escenarios teatrales. Recordó que este tipo de montajes siempre deja una reflexión a los espectadores y ambos tienen intercomunicación y no estar sentando en la butaca esperando a que el artista divierta. Alberto Lomnitz es director, dramaturgo, actor y docente; estudió su licenciatura en la UNAM, donde obtuvo la Medalla Gabino Barreda al mejor alumno de su generación. Posteriormente estudió actuación y dirección en el T. Shreiber Studio de la ciudad de Nueva York, y en 1991 obtuvo una maestría en Teatro de la Universidad de Illinois en Chicago. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores Artísticos y de la Academia Mexicana de Arte Teatral. Ha dirigido obras de varios autores, tanto internacionales como mexicanos, así como siete piezas de su propia autoría. Como actor ha incursionado en teatro, cine y televisión. Ha participado en repetidas ocasiones en aspectos del diseño escénico. Es un experimentado entrenador de improvisadores, incluyendo la exitosa Trattaria D´Improvizzo . Se ha destacado como maestro de actuación, con cursos, talleres y conferencias llevados a cabo en universidades y en las principales escuelas de actuación del Distrito Federal, así como en Chicago y Nueva York. Fue director de la Compañía Nacional de Teatro de 1998 a 2000 y director de Argos-Teatro durante el 2001. Desde 1993 es el fundador y director de Seña y verbo: teatro de sordos. Con esta compañía ha producido más de ocho puestas en escena, recibido una diversidad de becas y premios, y realizado seis giras internacionales y de funciones y talleres en 30 estados de la República mexicana.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
159
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.