Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Cifrar la economía hispanoamericana y latina de una manera global

23/01/2019 04:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Más allá de lo económico, lo interesante es los bandazos electorales que se manejan con los criterios de una base electoral

El reportero del pueblo

 

Los líderes socialistas de los países del Tercer Mundo, no logran acoplarse a las cifras diferenciales de las cotizaciones mundiales y, la repercusión de las medidas económicas se hace sentir en los más pobres, por falta de asesoramientos financieros que sepan articular los desbalances bursátiles que no rompan las burbujas en contra de los más pobres. De esta manera, hoy, se les hace difícil acortar distancias.

Más allá de comparaciones puramente numéricas, una evaluación cabal de la gestión de los Estados progresistas, exige ponderar la naturaleza de esas medidas y, sobre todo, los efectos que desencadenarán a medio y largo plazo. Desde de este punto de vista, el balance no es en absoluto tan positivo. Basta con analizar uno de sus pasos más recientes: la nueva subida de las bases máximas de cotización de productos agroalimentarios básicos. En este caso, no solo cabe reprochar que se continúe una política que sube sin interrupción la aportación de los sueldos más altos, sin contrapartida en la cuantía de sus pensiones.

Además, debe considerarse el creciente desincentivo que sufre el acceso a los salarios elevados, y la presión que sufren los ya altos costes laborales de las empresas. Estas últimas, además, ven cómo sus cargas se acrecientan con otras medidas del Gobierno, como el alza del salario mínimo y los efectos arrastre que tiene en los rangos laborales inmediatamente superiores.

Pero, más allá de lo económico, lo interesante es los bandazos electorales que se manejan con los criterios de una base electoral, así tenemos, un bajo discurso político e ideológico que refleja un conjunto de promesas incumplidas que traducen un independentismo descontextualizado de la historia política, en nuestro caso, de Venezuela. Para gobernar un país se necesitan argumentos y autocriticas. El Psuv viene capitalizando una pérdida de votos de uno de los partidos más populares del escenario político.

Un tema que siempre le preocupó a Ernesto Guevara De La Serna en Cuba y, cuya tesis no fue recomendada como positiva ante el comandante Fidel Alejandro Castro Ruz en relación a Rusia y China, cuando, actualmente Ivanna Trump, logro que China, la nación más poderosa del orden económico progresista le legalizara varias firmas comerciales para vender sus productos a través de las Corporaciones asiáticas.

Sí, a veces una visión más ilustrada de nosotros mismos es más justa. Y ni siquiera debiera cortar las alas de cierta épica inteligible y útil. En 2019 la tenemos a la mano, al celebrar medio milenio del viaje de Magallanes y Elcano y, con ello, conmemorar que, como dijo hermosamente Betancur, "la tierra fue redonda primero en español". Líricas aparte, si esa primera globalización iba a tener marca española, hoy somos partícipes de una cultura global, porque el mundo piensa en inglés y en español, como habrá ocasión de reflexionar en el Congreso Internacional de la Lengua que se celebrará en Rosario este mes de marzo. Hoy somos una provincia más de un dominio hispanófono que -para 2050- alcanzará los 750 millones de personas dedicadas a crear, investigar y comerciar en español. No subestimemos la capacidad de seducción de nuestra cultura. Si no hay ningún motivo para sentirse malditos por la Historia, tampoco lo hay para sentirse amenazados por el futuro. Lo que toca ahora es ser tan buenos en autoexigencia como lo somos en autocrítica.

Nadie, aplica lo constitucional en Venezuela

 

Esta "Hispania Félix" que da por bueno su pasado, es un lugar que todavía hemos conocido en plenitud antes de la crisis. Y que, en cualquier caso, sin fantasmas metafísicos, ya no debe ser vista como una "víctima del sur", sino que debemos abordarla "como un país más, como un país normal", según decía el hispanista Carr

 

Este año  2019, ha empezado con petardos de los gilipollas que han dejado temblando toda la noche a la perrita Dana en el estacionamiento público del conjunto residencial, después de la campanada de Cristina Pedroche y Jorge Rodriguéz, las palabras del amigo rojo, diciendo que empieza la segunda transición borbónica con el triunfo apenas resistible de la derecha, que, no quiere entender que debe ir a elecciones para complacer algunos faraones izquierdistas, de no hacerlo, seguirán allí gobernando y los  precios agigantándose con fervor por los árabes y chinos que dominan en Venezuela, la comercialización de productos internos a nivel electrodomésticos.

 

El año 2018, tan triste para mí, se ha extinguido con el anticiclón en lo alto: tiempo estable, mañanitas de niebla, días clarísimos, sol radiante. Pero el clima social está amenazado por la variabilidad, seguimos sumergidos en un caos de contradicciones. En España, la política se ha convertido en el arte de lo incierto y qué razón tendría Valéry ahora en eso de que el futuro ya no es lo que era. La recesión, que fue origen del deterioro del régimen del 78 y de las insurrecciones nacional populistas, ha dado paso a un periodo de crecimiento. Insisten la desaceleración y el peligro de pánico en los mercados de los países entrampados, como España o Italia. Todo esto, se refleja en mi país Venezuela, porque fuimos colonizados por españoles y no, por rusos, árabes o chinos. Esto, ya fuese un candelorio.

 

Nadie, aplica lo constitucional en Venezuela y, ahora somos víctimas de movimientos de desobediencia a la legalidad en Venezuela, cargan en la calle contra la sentencia del Constitucional, antes de leerla, por "ahogar los sentimientos con leyes", doblan las multas por rotular en español y defiende el indulto a los golpistas. Es una confusión política, mi país, cargadas de xenófobos y voxófobos que, no saben asumir estrategias y el verdadero tiempo para asumir el liderazgo y el poder.

 

Que razones, tendría el gobierno del presidente Maduro Moros en depositar la pensión, hoy, 23 de enero, correspondiente al mes de febrero. Que razones ocultas habrá, porque quienes cobramos pensión ya somos mayores de sesenta, 60, años. Necesitamos acá unos historiadores españoles que nos den plática política y no, unos bombarderos rusos para crear miedo y temor en los más ignorantes a nivel del fascismo neonazi. De verdad, no entiendo estas nuevas estrategias geopolíticas.

 

 

.


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (973 noticias)
Visitas:
3149
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Organizaciones
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.