Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miblogtecnologico escriba una noticia?

CISEI utiliza tecnología de punta para combatir la malaria y el dengue

28/09/2010 10:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageTanto el dengue como la malaria constituyen enfermedades de alta prevalencia a nivel mundial. Tan sólo en 2008 fueron reportados 247 millones de casos y casi un millón de muertes, en su mayoría de niños, por causa de la malaria.

En el mundo, el dengue afecta en promedio a un millón de personas cada año, y en México permanece como un problema de salud pública, ya que se encuentra presente en la mayoría de los estados del país.

México desarrolla estrategias para el control de los mosquitos (vectores) que transmiten estas enfermedades (Anopheles albimanus, Malaria; y Aedes aegypti, Dengue) que constituyen una de las tareas principales del Centro de Investigación Sobre Enfermedades Infecciosas (CISEI) del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

De acuerdo con el doctor Salvador Hernández Martínez, investigador del CISEI, la mejor perspectiva para el control de los mosquitos vectores de malaria y dengue es el abordaje multidisciplinario, así como la inclusión de estudios para el desarrollo de vacunas, la producción de medicamentos más eficientes para el control de los agentes patógenos causantes de las enfermedades y el control de los mosquitos vectores, entre otros aspectos.

Un ejemplo novedoso de esta perspectiva multidisciplinaria para el control de los mosquitos es la investigación detallada de las sustancias que regulan las funciones vitales en los órganos del mosquito.

El estudio de los reguladores de la producción de "hormona juvenil" (sustancia que regula muchos aspectos de la fisiología del mosquito, por ejemplo, la digestión de la sangre) como estrategia para el control de mosquitos, constituye una alternativa muy atractiva para la sustitución del uso de insecticidas químicos (organofosforados, organoclorados, carbamatos, y piretroides), ya que el uso de bioinsecticidas basados en compuestos propios del mosquito es más amigable con la naturaleza y afectaría específicamente a los mosquitos y no a otras poblaciones de insectos.

Las investigaciones sobre la regulación de la hormona juvenil han derivado en la identificación de las sustancias o moléculas (péptidos) que regulan su producción. Estos compuestos, parecidos a proteínas pero de tamaño muy pequeño, son estructuras que están formadas por 15 aminoácidos, que se difunden fácilmente por el cuerpo de los mosquitos y de las membranas celulares.

Dentro de un mosquito existen miles de péptidos con funciones específicas; los producidos en el cerebro (que pueden ser cientos) son denominados neuropéptidos. De entre ellos, existen dos, llamados "péptidos allatotrópicos", los cuales tienen efectos específicos sobre la síntesis de la hormona juvenil.

Para el control de la malaria y el dengue, el CISEI también cuenta con investigaciones genéticas enfocadas al posible desarrollo de mosquitos transgénicos resistentes a la transmisión de estas enfermedades. Dichas investigaciones buscan identificar genes del mosquito que le confieran resistencia a la transmisión de la malaria o el dengue.

La propuesta consiste en seleccionar material genético que exprese la función de moléculas tóxicas, y con ello se evite el desarrollo del virus dengue o del parásito de la malaria en los mosquitos después de estar en contacto con los agentes causantes de dichas enfermedades. Los genes responsables de estas actividades serían transferidos a los mosquitos a través de estrategias transgénicas para bloquear el desarrollo de los patógenos e impedir su transmisión.

Al día de hoy, la comunidad científica ha estudiado la forma de insertar y lograr expresar genes e incluso investiga cómo controlar su expresión, con la finalidad de modificar genéticamente a los moquitos y lograr controlar la transmisión de enfermedades. Los insectos modificados genéticamente podrían ser utilizados en combinación con otras estrategias de control tanto por la Secretaría de Salud de México de cómo por otros países endémicos.

La posible producción de mosquitos resistentes es una de las estrategias más prometedoras, pues permitiría tener un control eficiente sobre la malaria y el dengue; sin embargo aún se vislumbra lejana, por lo que es fundamental continuar con el desarrollo de la investigación en esta área.

¿Qué opinas de estos avances para contener la epidemia del dengue y malaria? Postea tus comentarios...

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Miblogtecnologico (1148 noticias)
Visitas:
379
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.