Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Deportes escriba una noticia?

Clima frío y caluroso apoyó en el 35 Maratón Internacional de Chicago

07/10/2012 08:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Chicago recibió este año a más de 45 mil corredores inscritos en el 35 Maratón Internacional, que registró un clima frío que obligó a la mayoría a correr más abrigados de lo normal y retrasó la salida a las calles de muchos espectadores. Las mallas y sudaderas, además de los disfraces de superhéroes y piratas, entre otras caracterizaciones, incluso de la reina Isabel de Inglaterra, abundaron entre los corredores que llegaron a la mitad del recorrido frescos y de buen humor; además, una gran cantidad de ellos concluyó las 26.2 millas (42 kilómetros) de la maratónica ruta. Provenientes de más de 100 países, los participantes corrieron por distintos motivos, desde una organización caritativa y por el orgullo de representar a su país, hasta por su pasión deportiva o para mejorar la marca personal, aunque dentro de ellos hubo 49 atletas de elite que fueron de los primeros que llegaron a la meta. El clima fue tan favorable, que al pasar por una calle donde enormes bocina reproducían la canción "YMCA", de Village People, los participantes sin dejar de correr realizaban con los brazos y de manera espontánea la coreografía de la famosa melodía, como si se tratara de una tabla gimnástica. Como todos los años, al pasar por el vecindario mexicano Pilsen, ubicado en la milla 19 de la ruta, los corredores fueron recibidos por sus residentes con entusiasmo, un mariachi y con una banda que tocaba en vivo; además, dos enormes monigotes animaban a los corredores. Muchos mexicanos llevaban la bandera nacional elevada y sonreían al escuchar el apoyo de los connacionales, incluso un corredor disminuyó su paso para preguntar en un puesto dominguero de tamales el precio del alimento y encargar algunos "¡para el rato que regrese!". El corredor Sergio Pérez, de la Ciudad de México, quien corrió con la cámara fotográfica en mano, se salió del grupo varias veces para tomarse fotos del recuerdo con los paisanos, mientras que otro ideó una forma de sacar impresiones sin perder el ritmo de su carrera adhiriéndose una cámara en la frente con un cable adaptado para hacerla funcionar. Pilsen una vez más reunió a familias de diferentes razas que apoyaban a su corredor con carteles, matracas o banderas, como el caso de tres pequeñas anglosajonas que acompañadas de una adulta portaban grandes pancartas con las frases "Vamos mamá!", "No dejes de correr!" y "Te queremos!". A las decenas de voluntarios uniformados por los patrocinadores del maratón se sumaron espontáneos ayudantes del vecindario, particularmente ancianas, que ofrecían naranjas, agua y hasta ensaladas a los corredores en un ambiente animado por cumbias y temas rancheros, entre otros ritmos.


Sobre esta noticia

Autor:
Deportes (40198 noticias)
Visitas:
250
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.