Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Comparte M. A. Carballo sus experiencias con la entrevista

28/03/2011 04:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Agudeza, intuición, capacidad de observación y la inteligencia que a cada uno se le permita, son cualidades del buen entrevistador, consideró hoy el periodista y escritor Marco Aurelio Carballo, para quien, sin embargo, no hay textos perfectos, pues cualquier entrevista es susceptible de ser redondeada desde nuevas aristas. Entrevistado con motivo de la publicación de su libro "De Quijotes y Dulcineas", de la colección de Periodismo Cultural de la Dirección de Publicaciones del Conaculta, Carballo fue tajante al describir a la entrevista como un género que pone a prueba no sólo al reportero. También al jefe de información que tiene que saber de antemano qué material y de qué extensión lo solicita y al editor que finalmente decide el formato en que se publica, destacó al referirse a las entrevistas que publican los medios impresos. Sobre el asunto de los formatos en los medios, que hoy privilegian narraciones breves para poder ser reproducidas en versión electrónica y digital, Carballo comentó que así como a veces las entrevistas se ganan hasta las máquinas de escribir, en otras, el secreto está en la edición. Y es que para el autor chiapaneco, ganador del Premio Nacional de Periodismo 1997, no es que una entrevista de pregunta y respuesta sea aburrida, lo aburrido es que ésta simplemente sea una transcripción. Recordó también que a los personajes se les aborda o por su trayectoria o por su coyuntura; las primeras con el propósito de hacer perfiles y semblanzas, y las segundas para conocer la información o las opiniones que éstos puedan aportar respecto de algún tema. En cualquier caso, dijo, no debería existir diferencia en la forma de prepararlas y de abordarlas, lo mismo se requiere para hablar con artistas, que con escritores o políticos. De lo que se trata, abundó el autor autodidacta, es que a partir del guión de las llamadas seis preguntas clásicas del periodismo se obtenga la mayor y más precisa información posible sobre el tema por abordar. Es imperdonable, sostuvo, que se encuentre uno con textos que más allá de si profundizan o no en un tema, dejan al lector sin la información básica. Inquirido sobre si comparte la opinión de algunos autores que definen la entrevista como una confrontación de personalidades, opinó que no considera necesaria esa actitud de enfrentamiento, pues con ella no se obtiene nada de los entrevistados, por el contrario, se cierran. Recordó que alguna vez entrevistó a Emilio "Indio" Fernández y cuando hizo una pregunta incómoda, ésta acabó con la entrevista y él ya no logró lo que realmente quería abarcar con esa charla. Tampoco falta, observó, aquel que quiere sentirse más inteligente que el entrevistado y que peor aún así lo reproduce, lo cual sólo habla de su falta de humildad, si fuera más docto que el entrevistado debería esperar que un colega lo entrevistara a él, dijo con ironía. Sobre si su libro, "De Quijotes y Dulcineas", que reúne 27 entrevistas hechas o a personajes como María Félix, Juan Orol, Juan Gabriel, Lola Beltrán, Juan Rulfo, Gabriel García Márquez, Luis Spota, Jaime Sabines y Eraclio Zepeda, entre otros, puede considerarse didáctico, comentó que quizá para principiantes. Y es que para Carballo, quien dice haber dejado de hacer entrevistas hace muchos años, él no alcanzó a hacer la gran entrevista, pues al leerse se da cuenta de que según como cambian las circunstancias podría haber más preguntas que redondearan esos textos y que en el momento de haber hecho esas entrevistas no tomó en cuenta. Una de las pláticas que lo ha dejado con esa sensación es con María Félix, pero hasta en esos textos que considera fallidos, dijo, encontró utilidad porque le han dejado experiencia de por medio y porque finalmente los ha empleado, por ejemplo, en este libro. Sobre qué entrevista le gustaría aún realizar, el colaborador de diversas publicaciones expuso que aquellas que otros han hecho mal y que encuentra a diario publicadas sin que le aporten información suficiente. El problema es la falta de preparación y de autocrítica, porque si los reporteros pasaron por las aulas y no aprendieron, para eso están los talleres y diplomados que les permitan actualizarse y mejorar su actividad diaria, concluyó.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
99
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.