Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Comparte Carlos Alazraki fundamentos de su éxito en la publicidad

04/10/2012 09:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Considerado uno de los más famosos publicistas del país, así como un exitoso empresario, Carlos Alazraki escribió “Creer, crear y crecer. Memorias de un publicista”, un libro lleno de anécdotas, pero también de la historia reciente del país, vista a partir de su incursión en los medios, la publicidad, la política y hasta del “jet set” social. La publicidad es síntesis y como buen publicista, a Alazraki le tomó menos de 200 páginas hacer un repaso de su vida, desde su nacimiento en el seno de una familia fragmentada, su relación con su madre, Shirley Grossman, una mujer independiente, que hizo mucha fortuna e igualmente la perdió. Con su padre, el cineasta Benito Alazraki, y su desapego, hasta el día de 2009 en que por unos minutos murió y su renacimiento personal y profesional que lo mantienen hoy día ocupado. El volumen, que comparte algunos de los fundamentos de su éxito como publicista y ahora como entrevistador y empresario, se presenta esta noche en el restaurante donde graba su programa de entrevistas “Platicando con Alazraki”, con comentarios del escritor e historiador Francisco Martín Moreno. También se prevé la asistencia de Carlos Fernández, presidente de Grupo Modelo, y del periodista Pablo Hiriart, entre otros. Publicado por Planeta, el libro narra en un lenguaje ameno y coloquial, y en cierta medida apasionado, cómo quiere ser recordado Alazraki, como un judío buena onda, al principio ingenuo, pero siempre trabajador, creativo y “entrón”. Como un hombre de familia, que ha logrado ser todo lo que su padre no fue con él, pero también como un afortunado que ha sido ayudado por el azar, el destino o sus buenos amigos. Cuenta cómo a lo largo de los años ha defendido en lo que cree, como cuando le dio prioridad al hecho de aprender por encima de obtener un título en la Universidad Iberoamericana; o cuando ha trabajado más por el placer de sentir la adrenalina de lograr una buena publicidad, que por el número de ceros que esta cuenta le reporte. Se describe a sí mismo como un clase media alta que gozó de privilegios e incluso se valió de ellos para avanzar en la vida, pero también como un hombre que a base de ser sincero consigo mismo y con los demás ha enfrentado cada uno de los retos que le ha presentado la vida, para ir creciendo y evolucionando como ser humano pero también como profesional. Amante de la televisión y luego de la publicidad, narra cómo resolvió el dilema de presentarse ante las cámaras, muchos años después de haberlo anhelado, para conducir su primer programa de televisión: “Platicando con Alazraki”, simplemente siendo él mismo. Tal y como lo ha hecho siempre, desde que salió corriendo a una tlapalería para conseguir “barras de color”, en su novatada en Telesistema Mexicano, hasta hoy que ha creado una gran división con cinco empresas dedicadas a servicios de comunicación, publicidad y entretenimiento. Nombres reconocidos de todas las esferas de la vida pública figuran entre los conocidos, amigos o simples protagonistas de los episodios de la azarosa vida que lo ha convertido en un tipo querido por unos, denostado por otros, sobre todo a raíz de su incursión en la mercadotecnia política, al lado del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Su primera cuenta, la de pantalones Topeka, propiedad de su suegro; su primer premio, su primera quiebra, la forma en que tuvo que levantarse; su incursión en las grandes ligas cuando fue contratado para la publicidad de Grupo Carso, los golpazos publicitarios con Sanborns, la Sección Amarilla y Comex. Su irreverencia, sus arrebatos y sus errores de estrategia, pero también sus reflexiones personales y sus cartas a sí mismo, que lo han hecho redimensionar su circunstancia y redireccionar su vida o su empresa, en los momentos en que ha sido necesario. Culmina en el presente, a 15 años de haber iniciado la travesía de escribir este libro, habla del hoy, de los retos que enfrenta como publicista, de la necesidad de renovarse o morir, luego de un episodio en el que literalmente murió por unos minutos y regresó a la vida en un cuarto del Hospital Inglés. La creación de nuevas empresas que han empezado a andar y que son el nuevo rostro de Alazraki Asociados, la de sus hijos Gary y Mark, que se han sumado a su proyecto de vida y le han inyectado nuevos bríos para seguir adelante, acordes a las nuevas tecnologías, la aparición de Internet y la evolución misma que ha tenido la publicidad en medios.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
280
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.