Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Comparten historiadoras sus vivencias en el terreno profesional

09/03/2011 08:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los historiadores generalmente eran abogados o sabios, o gente muy rica que tenía muy buenas bibliotecas y podía dedicarse a la historia, pero fue en 1941 cuando se estableció el Centro de Estudios Históricos para preparar investigadores en historia, comentó Josefina Zoraida Vázquez. La historiadora e investigadora mexicana participó en el tercer día de actividades del Primer Congreso Internacional “La experiencia intelectual de las mujeres en el siglo XXI”, que se realiza en el Palacio de Bellas Artes, dentro de la mesa “Historiadoras”, donde compartió vivencias con otras tres especialistas. “Poco después el Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) también abrió la posibilidad de investigar historia de tiempo completo. Fue entonces cuando apareció el término ‘investigador en historia’ que permanece hasta hoy”, continuó Vázquez. Habló de la discordancia de las sociedades y ejemplificó que de Argentina, que tuvo muchos más avances femeninos en ese tema, “me asombró que en mi época de estudiante no existiera el divorcio y hasta era mal visto que se visitara a una mujer divorciada, cuando aquí desde 1915 ya existía”. Recordó que Benito Juárez dijo que no se había perfeccionado el Registro Civil, pues no se había logrado que los separados se casaran, y comentó a su yerno que tomaría cartas en el asunto. “Eso quiere decir que aunque era creyente, sí consideraba necesario el divorcio”, señaló. Por su parte, la doctora en Historia de América Latina, Ana Catalina Reyes, de Colombia, apuntó que “experiencia” e “intelectual” son las palabras en torno a las cuales ha girado su reflexión. “Porque el intelectual es la persona capaz de comprometerse con los grandes problemas de la sociedad”. También utilizó la línea del tiempo como referente para su intervención. “Pertenezco a una generación en Colombia que dio el gran salto del arquetipo femenino de madre, esposa e hija, para aventurarnos al mundo académico y del trabajo, sin renunciar a los otros roles”. Esta generación a la que ella pertenece, dijo, tiene el valor dentro de un contexto internacional importante, del Mayo francés, la Revolución cubana, el hipismo, los movimientos juveniles y un aspecto que hoy se ve casi banal, pero que cambió la vida a las mujeres, la revolución sexual y el control natal. “Eso permitió que las mujeres tomáramos decisiones libres con nuestro cuerpo y creo que eso que hoy vemos como algo que ni pensamos, antes nos cambió la vida; mi madre tuvo nueve hijos en una sociedad que era normal eso, hoy es raro ver a una mujer, en la ciudades, que se atreva a tener una maternidad así”. Entre otras muchas experiencias, la historiadora recordó que el ingreso de la mujer colombiana a la universidad se dio en 1940, “después de una batalla campal entre el Partido Liberal y la Iglesia Católica, aunque por fin se logró que las mujeres tuvieran acceso a otros niveles de estudio y una mejor vida”.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
146
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.