Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Comparten textos de Yukio Mishima en biblioteca digital

13/01/2012 05:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Considerados entre los más innovadores de principios del siglo XX, los textos del dramaturgo y escritor japonés Yukio Mishima, quien murió el 14 de enero de 1970, pueden ser consultados en la página en Internet de la Biblioteca Digital Ciudad Seva. En el portal, los cibernáutas pueden consultar de forma íntegra obras como “El muchacho que escribía poesía”, “El periódico” “El sacerdote y su amor”, “La perla”, “Los siete puentes” y “Patriotismo”, entre otros. Kimitake Hiraoka, mejor conocido como Yukio Mishima (1925-1970) fue nominado en tres ocasiones al Premio Nobel de Literatura, al respecto, el escritor Yasunari Kawabata (1899–1972) expresó “no comprendo cómo me han dado el premio Nobel a mi existiendo Mishima. Un genio literario como el suyo lo produce la humanidad sólo cada dos o tres siglos. Tiene un don casi milagroso para las palabras". El autor se caracterizó por desarrollar temáticas audaces y descarnadas, ante diversos aspectos oscuros de las pasiones humanas, lo que le valió ser uno de los escritores nipones más conocidos en el extranjero. Yukio Mishima nació en Tokio, Japón, el 14 de enero de 1925 en una familia de clase media con antepasados samuráis. Los primeros años de su vida los pasó con su abuela y más tarde asistió a la escuela reservada para la nobleza, Gakushüim. Su vocación literaria se reveló a los 13 años cuando inició su primer libro de relatos y a los 17 años ingresó a la Facultad de Derecho. Sin embargo, al estallar la Segunda Guerra Mundial (1939 -1945) se desempeñó como empleado en una fábrica aeronáutica. Luego de sobrevivir a esta batalla en la que habían muerto tantos compatriotas, se vio influenciado por el Nihon romanha, o romanticismo japonés, el cual ponía énfasis en la unidad del Japón y de sus valores culturales, y servía de base de apoyo a la ideología nacionalista que dominaba el mundo literario de los años de la guerra. En este periodo de violencia, la literatura occidental moderna también despertó su interés, lo cual se ve reflejado en “El bosque en flor” publicado en 1941, “El cigarrillo” (1946) y “Ladrones” (1946-48), obras que están alejadas de la trágica realidad de la guerra y de la derrota. Tras obtener el doctorado en derecho, en 1947, se desempeñó como encargado del Ministerio de Finanzas, pero duró poco tiempo en este puesto pues renunció para dedicarse por completo a la actividad literaria. Dos años más tarde, en 1949, publicó “Confesiones de una máscara” que en poco tiempo se consolido como un éxito y adentró a Mishima en el mundo literario. Algunos críticos se mostraron perplejos ante a la temática homosexual que desarrolló, lo que representó una novedad en la literatura japonesa. En el siguiente periodo el escritor japonés se inspiró de la literatura clásica japonesa y publico los dramas “No modernos” (1956) y “El pabellón de oro” (1956), esta ultima considerada su obra más exitosa en los años cincuenta. En la siguiente década se obsesionó por la decadencia física, la concepción esteticista y el masoquista, lo que lo impulsó a practicar halterofilia y artes marciales, así como actuación, modelaje de fotografías simbólicas y dramaturgia. Sin embargo, jamás descuidó la producción literaria y escribió: “Después del banquete” (1960), “Patriotismo” (1961), “El sabor de la gloria” (1963), “Sed de amor” (1964) y “Muerte en la tarde y otros cuentos” (1971), mientras que de su producción teatral destacan “Madame de Sade” (1965) y “Mi amigo Hitler” (1968). Con un grupo de amigos fundó la Sociedad de los Escudos, organización paramilitar de jóvenes que desencantados con la debilidad de las instituciones imperiales y la obsecuencia constitucional del ejército, buscaban propiciar un resurgimiento del tradicional código de honor samurai. Dos años más tarde, ocupó con su grupo, aunque sin uso de armas, la sede del estado mayor nipón en un intento de forzar la recuperación de los ideales heroicos de preguerra, ante el fracaso el 25 de noviembre de 1970 se suicidó mediante el rito del seppuku al grito de "Larga vida al emperador".


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
108
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.