Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Compilan en línea el trabajo del poeta mexicano Elías Nandino

02/10/2011 07:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Elías Nandino, autor de más de 20 publicaciones, entre las que destacan "Juntando mis pasos" (2000) y "Erotismo al rojo blanco" (1983), es parte fundamental en el panorama de la lírica mexicana del siglo XX y actualmente sus poemas pueden incluso ser consultados en la red. En el portal de "Antología de la poesía mexicana del siglo XX", los amantes de la lírica contemporánea están disponibles poemas como "Crimen", "Nocturno a la luna", "Nostalgia de la tierra", "Si hubieras sido tú", "¿Qué es morir?", "Mi primer amor" y "Hermosura Vital", creación de Nandino, un incansable promotor de nuevos talentos literarios, quien falleciera el 3 de octubre de 1993. El sitio electrónico reúne además la obra de José Juan Tablada (1871-1945), Ramón López Velarde (1888-1921), Alfonso Reyes (1889-1959), Carlos Pellicer (1897-1977), Renato Leduc (1898-1986), José Gorostiza (1901-1973), Octavio Paz (1914-1998) y Alí Chumacero (1918). Oriundo de Cocula, Jalisco, el destacado poeta Elías Nandino Vallarta nació el 19 de abril de 1900; estudió Medicina y llegó a ejercer como cirujano en el Hospital Juárez. Sin embargo, ya en la juventud se interesó por la poesía y más al conocer al "Grupo de los Contemporáneos", una serie de poetas mexicanos que querían recuperar el carácter universal de la rima. A partir de entonces comenzó a escribir, ofreciendo al público una serie de publicaciones que se enmarcan dentro de una primera etapa en la que la influencia de este grupo, especialmente de Xavier Villaurrutia y José Gorostiza, es más que clara. Los temas de esta primera etapa son ciertamente oscuros, ya que todos van a caballo entre la muerte, el sueño y la noche. De acuerdo con la crítica especializada, su pluma está cargada de retórica, metáforas y un sinnúmero de juegos de palabras que en cierto modo la vuelven un poco empalagosa. A finales de los años 30 publica una colección de cuadernos titulada "México Nuevo", en la que da cobertura y apoyo a poetas que, prácticamente como él, están empezando. Durante su época de madurez, en los años 50 del siglo XX la influencia anteriormente citada queda atrás para adoptar ahora un estilo mucho más personal. Aunque seguía tratando temas como la muerte o la noche, la madurez es clara y su obra pasa a ser mucho más sencilla y profunda, empezando a dar muestras de lo que sería su última etapa. Desde la mitad de la década de los 50 dirige la revista "Estaciones", una de las más prestigiadas de América del Sur dedicadas a la literatura. Dicha publicación tiene una editorial homónima, que también dirige y que sirve para mostrar al mundo poetas mexicanos que se iban haciendo grandes a marchas forzadas. Esta revista siempre estuvo dedicada a las novedades editoriales y fue a través de la famosa sección "Ramas Nuevas", dirigida por José Emilio Pacheco y Carlos Monsiváis, que se pasó revista a todo libro que llegara a la mesa de redacción. Para los estudiosos de la literatura mexicana de mediados del siglo XX, "Estaciones" es una fuente de consulta obligatoria. Tiempo después durante la década de los 60, fue director de los Cuadernos de Bellas Artes; a pesar de que es la etapa en la que más actividades paralelas a la escritura realiza, no deja ésta de lado: "Nocturna palabra" o "Eternidad del polvo" dan muestra de ello. Su última etapa está marcada por un cambio radical en los temas de su obra, ya que son una mezcla entre erotismo y metafísica, siempre con un tono más que irreverente, incluso sus contemporáneos le tacharon de irrespetuoso, aunque siempre dejando claro lo depurado y magnífico de todas y cada una de sus composiciones. En los últimos años de su vida recibió numerosos reconocimientos, tanto por su trayectoria como poeta como por su labor fomentando las letras en México. Así, en 1982 recibió el Premio Nacional de Literatura, y un poco más tarde el de Poesía Aguascalientes. Tras su muerte, el 3 de octubre de 1993 en Guadalajara, Jalisco, se instauró en su honor el Premio Nacional de Poesía Joven Elías Nandino, organizado y convocado por la Secretaría de Cultura de Jalisco, el Ayuntamiento de Cocula y el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
41
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.