Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redliteraria escriba una noticia?

Concha Urquiza: hacia el centenario de una mística

24/12/2010 04:44 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tomado del suplemento Lectura para todos de milenio.com

Por Mary Carmen S. Ambriz

imageSon varias las facetas poco exploradas de la poeta mexicana Concha Urquiza (1910-1945). La crítica literaria ha mostrado poco interés en su obra. Para la investigadora literaria Margarita León Vega este olvido lo atribuye a que pertenecemos a una cultura jacobina, y a la secularización que cada vez permea más en nuestro tiempo. "Se piensa que su poesía es confesional y es más que eso. Urquiza es una de las poetas más relevantes después de Sor Juana Inés de la Cruz así como continuadora de la obra de San Juan de la Cruz por su lirismo religioso. La poesía urquiziana sigue una línea retrospectiva para lograr una visión a futuro: del presente (romanticismo, modernismo, neoclasicismo) va al pasado (Edad Media, Renacimiento) y desde ahí, en un recorrido por las tendencias más significativas, llega a lo que la autora considera poesía de todos los tiempos, la poesía mística española", subraya León Vega, autora del libro De contrarios principios engendrada. Poesía y prosa de Concha Urquiza (Dirección de Literatura de la UNAM).

Urquiza comenzó a publicar poemas a la edad de once años. Combinó su dedicación a la escritura con la docencia y el periodismo cultural, faceta que ejerció en distintos momentos de su vida. Fue cercana a algunos miembros del estridentismo, en particular de Arqueles Vela; sin embargo, no hay indicios de que su poesía se inscriba en esta vanguardia. La escritora, originaria de Morelia, Michoacán, en los años 30 optó por seguir al grupo de escritores que fundaron la revista Ábside, de corte religioso. Entre ellos estaba el padre Gabriel Méndez Plancarte, quien años después dio a conocer una antología con la poesía reunida de Urquiza. Otro personaje esencial en su vida fue Tarsicio Romo, confesor y amigo de la poeta, a quien conoció en la primera de 1937.

Advierte la ensayista que en 1937 la escritora tuvo una especie de reconversión al catolicismo, precisamente en la temporada que conoció a su confesor: "No es que hubiera dejado de ser católica sino que su compromiso con Cristo, su visión cristocéntrica se hizo más intensa. Urquiza vivó los últimos ocho años de su vida en una lucha constante y desgarradora contra su propia naturaleza, para alcanzar el estado beatífico que sólo se logra cuando se está en los brazos de Cristo, es decir, cuando el cuerpo muere".

La especialista en la vida y obra de Urquiza está de acuerdo que era una mujer insumisa, nunca se casó ni tuvo hijos, "tampoco reunió su obra ella misma por su elevado sentido autocrítico y su actitud ascética".

Una misteriosa muerte

Se han hecho varias especulaciones sobre la muerte de la escritora, ocurrida el 20 de junio de 1945 en las aguas de Ensenada, Baja California. Urquiza fue convocada a dar clases de literatura en una escuela que formaba parte de la congregación del Espíritu Santo y las religiosas la invitaron a dar un paseo en lancha por El Estero de Punta Banda, ubicado en la Bahía de Todos los Santos. Hay quienes han asegurado que se quitó la vida y hasta la incluyen en textos relacionados con poetas suicidas.

Para la investigadora del Centro de Poética del Instituto de Investigaciones Filológicas de la UNAM, fue un accidente y no una decisión de Concha Urquiza, dado que "un católico con las convicciones de ella, no piensa en acabar con su vida, sino en vivir el tiempo que Dios le tiene destinado. Pensar que fue suicidio no sería congruente si tomamos en cuenta su sentido poético y su exacerbado amor a Cristo."

Una investigación hecha por Víctor M. Ortega y Emiliano Terán revela que el fuerte oleaje y un remolino pudieron haber ocasionado que la poeta perdiera la vida, a pesar de que era considerada una nadadora notable. "El reflujo de agua, al interaccionar con la costa y con el oleaje entrante, puede generar turbulencia y remolinos. Todos esos factores en conjunto pudieron contribuir a que Concha Urquiza hubiera sido arrastrada mar adentro, perdiera control y una posición adecuada de flotación", anotan los biólogos.

Desde el punto de vista de León Vega, la poesía de Concha Urquiza corresponde a un apartado singular de la historia de la literatura del siglo XX, en donde también se inscriben Mistral, Storni, Agustini, De Ibarborou y Castellanos.


Sobre esta noticia

Autor:
Redliteraria (173 noticias)
Fuente:
redliterariadelsureste.blogspot.com
Visitas:
729
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.