Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Estados Mexicanos escriba una noticia?

Concluye Torreblanca gobierno en Guerrero alejado del PRD

31/03/2011 08:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La administración de Zeferino Torreblanca en Guerrero fue de claroscuros, ya que, por un lado, se destinó una importante inversión para ampliar la red carretera y hospitalaria, pero, por otro, su gobierno, caracterizado por el alejamiento con el PRD, hereda casos de asesinatos aún no resueltos. Para muchos, la llegada de Torreblanca a la gubernatura fue resultado del hartazgo, ya que un solo régimen político -el del Partido Revolucionario Institucional (PRI)- había mantenido el poder durante los últimos 85 años. A su arribo a la gubernatura del estado, generó expectativas de cambio, desde el ámbito social, político y económico. A las pocas semanas, salieron a relucir las diferencias políticas con el partido que lo llevó al poder, el de la Revolución Democrática (PRD), hasta al grado de las descalificaciones públicas. La principal inconformidad es que no gobernó con el Sol Azteca. A lo largo de su periodo se declaró como un gobernante sin partido, porque, señaló, “los institutos políticos han perdido la visión de buscar el beneficio social por intereses personales.” Las descalificaciones de los líderes perredistas llevaron a Torreblanca al “divorcio” con éstos. Se ganó de ellos abucheos y hasta recordatorios maternales, porque les había fallado, por no haberles otorgado espacios en la administración pública. El resentimiento del gobernador hacia el PRD fue más marcado durante los últimos meses de su mandato, luego de la designación del ex priista, Angel Aguirre Rivero, como abanderado de los partidos de izquierda a la gubernatura. Entre los aspectos considerados como positivos de su administración están la millonaria inversión para la construcción de más de mil 700 kilómetros de la red carretera, luego de que heredó un total de 100 kilómetros, así como la construcción 40 plantas tratadoras de agua de seis que eran al inicio de su periodo. Asimismo, se incluye la construcción de hospitales para la atención de la salud de la población; el incremento de la matrícula escolar en 18 por ciento. Además, por lo menos 18 mil adultos mayores lograron ser alfabetizados. También se logró evitar entregar beneficios económicos a líderes sociales, a través de presiones y chantajes, aunque la decisión fomentó protestas. La misma decisión se tomó con los integrantes del magisterio disidente y los alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa, a cuyos líderes se les evitó manejar los recursos. Durante los últimos años, el presupuesto de Guerrero creció de 26 mil millones de pesos a 42 mil millones de pesos. Torreblanca recibió un adeudo de dos mil millones de pesos y termina con una deuda por dos mil 900 millones de pesos. Sin embargo, un tema que sobresalió en su administración fue el de los asesinatos de políticos y comunicadores, muchos de los cuales aún no son resueltos y que hereda al gobierno que iniciará este viernes Angel Aguirre Rivero. Durante su periodo fueron asesinados los líderes perredistas, Armando Chavarría Barrera, quien fuera presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso local; el candidato a la diputación local por el distrito de Ayutla de los Libres, Homero Lorenzo Ríos, y el líder del PRD en Petatlán, Alvaro Rosas Martínez. Entre otro de los casos más sonados están el del corresponsal de Noticieros Televisa en Acapulco, Amado Ramírez, así como del legislador local del Partido Acción Nacional (PAN), José Jorge Bajos Valverde. El caso más reciente, en abril del 2010, fue el asesinato en el municipio de Ometepec, región de la Costa Chica, del líder del PT, Rey Hernández García, durante el proceso electoral para renovar la gubernatura de Guerrero. Ninguno de estos crímenes ha sido esclarecido. Sobre estos hechos, al término de su periodo, Torreblanca afirmó que se siente frustrado y decepcionado por no ofrecer resultados concretos a una sociedad que puso su confianza en él en el 2005, cuando con una elección histórica, con una diferencia de 100 votos, le ganó la gubernatura del estado al priista Héctor Astudillo Flores.


Sobre esta noticia

Autor:
Estados Mexicanos (36803 noticias)
Visitas:
154
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.