Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sursum Corda escriba una noticia?

Confesionarios en centros comerciales

08/08/2009 07:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El número de personas que se acerca al sacramento de la confesión ha descendido notablemente. Tal crisis ha llevado a la Iglesia a realizar medidas innovadoras

Parece que el sacramento de la penitencia no vive sus mejores momentos; en muchas diócesis se registra en número bajo de penitentes que se acercan a la reconciliación argumentando, entra otras cosas, la falta de tiempo para atender este sacramento. En Estados Unidos, la diócesis de Colorado Springs ha tomado una iniciativa: “si los feligreses no van al templo, nosotros vamos por ellos”. Y así lo han hecho… Atendido por religiosos capuchinos, un centro comercial cuenta con un local católico que sirve de capilla y confesionario para los consumidores.

Bajo número de confesiones impulsa nuevas iniciativas

Carmen Blanco / Catholic News Service

Las estadísticas muestran el descenso del número de católicos que acuden a la confesión, pero en lugar de desanimar a las iglesias esto les impulsa a ser creativas y salir al encuentro de los feligreses

Un estudio de 2008 realizado por el centro de investigaciones sobre el apostolado de la Universidad de Georgetown en Washington reveló que tres cuartas partes del número de católicos no había participado jamás del sacramento de la reconciliación o bien sólo una vez al año

La diócesis de Colorado Springs ha decidido a adoptar una medida innovadora para remediar este problema: Ir a donde la gente se encuentra, los centros comerciales. Localizado en el nivel superior del centro comercial Citadel en Colorado Springs, entre las tiendas Burlington Coat Factory y Dillard´s, el Centro Católico que ofrece misa y el sacramento de la reconciliación, es un lugar donde los consumidores pueden encontrar un remanso de tranquilidad alejado de las multitudes.

“Algunas personas vacilan en detenerse en este local, pero el Centro Católico ofrece sus servicios sin compromiso alguno de los visitantes”, mencionó monseñor Robert E. Jaeger, vicario general de la diócesis de Colorado Springs.

“Los capuchinos quieren hacer contacto con quienes se han alejado de la Iglesia. Los visitantes del Centro son anónimos y pueden visitarlos las veces que deseen o bien una sola vez. La gente puede decir: Bien, terminé mis compras. Creo que ahora me detendré en el Centro para un momento para mí mismo”.

El Centro Católico es atendido por cinco capuchinos franciscanos y es financiado por la Provincia Capuchina de Mid-América, la diócesis de Colorado Springs, los Caballeros de Colón y los visitantes. Cuenta con una librería y una capilla donde la misa se celebra dos veces al día y las confesiones son escuchadas de 10 a.m. a 9 de la noche. “El Centro Católico del centro comercial se abrió desde el 2001 y ha sido exitoso”, dice monseñor Jaeger.

La diócesis de Colorado Springs tomó una medida innovadora: Ir a donde la gente se encuentra, los centros comerciales

Además, el Centro Católico ofrece los siguientes servicios:

Confesiones en español durante el horario en el que permanece abierto el centro comercial.

Capilla para oración.

Consultoría y guía espiritual.

Discernimiento vocacional.

Muchas parroquias ofrecen confesiones en horas específicas lo que no es fácil para los horarios complejos de los feligreses. En Illinois, algunas parroquias participan en las “24 horas de gracia”, permaneciendo en servicio todo el día donde los curas oyen confesiones rotando sus horarios para cubrir las 24 horas por lo que la “falta de tiempo” ya no es una excusa

“He sido sacerdote por 15 años y conozco este descenso en el porcentaje de la gente que atiende el sacramento de la confesión en los últimos 30 años o más”, dice el padre Michael McGovern, párroco de la Iglesia de Santa María en Lake Forest, Illinois.

La arquidiócesis de Chicago adoptó la idea del padre McGovern. La iniciativa es llevada a acabo durante la cuaresma, el tiempo cuando muchos feligreses inician un proceso de conversión. “Es una cosa que también tiene su maña, si la gente piensa que el sacerdote toma su tiempo y escuchar a los penitentes, se cuestionará el por qué no ir a confesarse; entonces, así estaremos haciendo nuestro trabajo”. “Qué mejor forma de volver a la Iglesia y a los sacramentos después de ir a confesarse”, dice el padre Mc Govern.

“24 horas de gracia” se realiza desde hace tres años y la parroquia del padre McGovern participa año tras año. “El evento beneficia a los curas y a los penitentes; los pecadores fortalecen sus vínculos con Dios; los sacerdotes fortalecen sus relaciones con los demás”. “Hemos colaborado entre sacerdotes… “Por lo menos, trece curas han tomado esta causa en común. Venimos de diferentes parroquias y trabajamos juntos.”

Otros involucrados en este proyecto son los Caballeros de Colón, proveyendo la seguridad a curas y feligreses día y noche. “Un signo del éxito del proyecto es que, a pesar de las estadísticas, ha habido un número de personas que ha regresado a la Iglesia después de una ausencia de diez, quince y treinta años”, enfatizó el padre McGovern en entrevista a Catholic News Service.

Sursum Corda. El blog de Guillermo Gazanini

http://blogs.periodistadigital.com/sursumcorda.php


Sobre esta noticia

Autor:
Sursum Corda (50 noticias)
Visitas:
1646
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.