Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Confía viuda de O´Higgins resolver el destino del legado del maestro

01/08/2012 08:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el estudio que alberga la historia plástica del artista que se caracterizó por su preocupación por el bienestar de las personas, Pablo O´Higgins, su viuda, María de Jesús de la Fuente Casas, expresó su confianza para que en el 35 aniversario luctuoso de quien fue su compañero de vida quede resuelto el destino del acervo que el pintor legó. Sentada en una silla de madera en la casa-estudio de Coyoacán donde compartió momentos imborrables con quien fue su marido, al lado de pinturas, esmaltes y el caballete que utilizó el maestro O´Higgins, la mujer de 92 años de edad subrayó en entrevista con Notimex que tiene la fe de que tal asunto se resuelva para esas fechas. Al respecto, dijo que la institución que se interese por resguardar este acervo, que incluye la casa que aún habita, tome en cuenta que el legado del artista que dejó su país de origen, Estados Unidos, en 1924 para incorporarse de lleno al movimiento muralista, es para los mexicanos o hacer cosas como visitas a las escuelas para explicar quien fue él. “Porque él fue un estudioso de la historia del país y participó desde misiones culturales y después la Liga de Escritores (y Artistas Revolucionarios, LEAR), y luego en el Taller de la Gráfica Popular, siempre al lado de la gente del pueblo y luchando por mejorar la vida de ellos, pues vivió y comió con ellos, y hasta algunas veces durmió en sus casas”, afirmó. Con la mirada fija en las obras que plasmó O´Higgins y que se encuentran a su alrededor, en especial de dibujos, la viuda del maestro añadió que una de sus preocupaciones es dejar el acervo para que los mexicanos la conozcan. Las incontables obras que legó Pablo O´Higgins (Salt Lake City, Utah, Estados Unidos, 1 de marzo de 1904-Ciudad de México, 16 de julio de 1983), y que conserva su viuda, son en técnicas muy diversas, mismas en que en ocasiones han sido tomadas para integrar alguna exposición-homenaje. Detalló que valoró aún más su obra después de que murió, porque en la nostalgia se dedicó a admirar su obra y entonces “me di a la tarea, junto con amigos, a catalogarla y separarla por técnica, en dibujo, óleos y acuarelas, así como los murales”. Subrayó que amigos y gente que se interesó en la obra de su marido colaboraron mucho con ella, y empezaron a agrupar los trabajos en pintura mural, proyectos de taller, fotos y textos que se habían hecho a propósito de los murales, por mencionar algunos apartados; fue una labor muy minuciosa, dijo. “Porque Pablo fue una persona muy trabajadora, pues se incluye también apuntes, que son más de cuatro mil; entonces, teníamos que hacer fichas técnicas, fue un trabajo arduo, en la medida que terminábamos uno nos encontrábamos con algo nuevo”, refirió. Enseguida añadió que hace unos años empezó a pensar qué haría con la obra de quien fue su marido hasta el último de sus días, y su determinación desde un principio fue no vender nada, porque todo lo que dejó para la posteridad el maestro que colaboró con Diego Rivera en los murales de la Secretaría de Educación Pública es para el pueblo de México. Recordó que cuando finalizó la catalogación del acervo de O´Higgins se acercó a ella un representante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) para decirle que el rector José Narro quería saber qué estaba haciendo ella. “Me dio mucho gusto que tuviera interés en la obra de Pablo y le contesté por escrito y lo que estaba haciendo, como los archivos desde pintura mural hasta gráfica y lo mandé, pero no me contestaron, pues también les pedí que me compraran la casa, pero con la condición que yo viviera aquí hasta mis últimos días”, expresó. Rodeada de cuadros, algunos de los cuales aún conservan su envoltura de plástico que los protege, pues recientemente fueron expuestos en un espacio museístico, María de Jesús de la Fuente Casas expuso que posteriormente recibió un comunicado breve que decía que la UNAM carecía de los recursos económicos para asumir todo el acervo. “Esto me hirió, porque no me dijo ´sentimos no tener la obra del maestro´, lo olvidé totalmente y seguí sin saber qué hacer. Después decidí que iba a hacer un llamado a la Secretaría de Educación Pública, pues de ella dependen las instituciones culturales y mandé una carta” para hacer la propuesta, acotó. En respuesta, continuó, algunas personas que trabajan para el Instituto Nacional de Bellas Artes la visitaron para platicar y les hizo la misma propuesta que a la UNAM, con la diferencia de que no les entregaría todo, sino como resguardo. “Mientras pensé que iba a suceder algo, mostraron mucho interés en el inmueble propiamente dicho, hicieron varios avalúos y todo; no me convencieron porque no había interés en la obra misma”, acotó. Comentó que le propusieron hacer de la casa un museo de sitio, pero que lo rechazó. “Porque pensaba: mejor (crear) aquí un instituto que se ocupara nada más de la pintura mural”, pero que también incluyera actividades académicas, como pláticas de destacados conocedores que hablaran de las piezas de O´Higgins, de manera periódica, “eso me gustaría”, puntualizó. Por último, apuntó que no tiene el número exacto de piezas que conforman el gran acervo del maestro, pero sabe que en lo que respecta a obra grafica cuenta con más de 200 piezas, y en dibujos más de cuatro mil, a lo que se deben sumar los documentos. De todo ello, la viuda de O´Higgins confía en lograr el resguardo del acervó que dejó el gran muralista. Considerado uno de los mejores exponentes de la plástica nacional, O´Higgins plasmó en su obra temáticas sobre la desigualdad, injusticia, organización social, educación, tradiciones, vida cotidiana y acontecimientos históricos del México de mediados de los años 20 del siglo pasado. A decir de la crítica especializada el conjunto de su obra ofrece una reflexión de la historia mexicana, pero también de acontecimientos sociales de su tiempo en México, Latinoamérica y Europa. Igualmente expone un profundo sentido social indisociable de su vida personal, aunado a un lenguaje de gran fuerza plástica y con un sello inconfundible en el tratamiento de sus formas.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
122
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.