Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Confirman huellas que hubo reptiles con alas en México

15/10/2011 08:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En la Reserva de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán, Puebla, se aprecian 169 huellas grabadas en piedra desde hace 110 millones de años y algunas son pisadas nunca antes vistas de pterosaurios “reptiles con alas”, aseguró Raúl Gío-Argáez, investigador de la UNAM. El secretario académico del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) informó que en ese lugar existe un muro de arenisca que es casi una fotografía de esa pared que se levanta en medio de un desierto, en la que es posible apreciar ese evento. Precisó que unas de las huellas son de cocodrilos del Cretácico Inferior en plena caza, otras son de tortugas que deambulaban por el lugar y las últimas son marcas nunca antes vistas en el país, de pterosaurios -reptiles con alas-, que en algún momento hicieron una pausa en su vuelo para aparearse en lo que hoy es nuestro territorio. “Hasta hace poco se sospechaba que estos seres planeaban sobre la zona, pero no había ninguna huella que lo corroborara; de ahí la importancia del hallazgo”, destacó en un comunicado de la máxima casa de estudios. El académico mencionó que las extremidades de los pterosaurios, que miden entre 17 y 20 centímetros, fueron dejadas por seres de talla media, pues estos reptiles con alas tenían variedades de dimensiones tan pequeñas como las de un gorrión y otras que alcanzaban los dos metros de envergadura, como el albatros. Gío-Argáez junto con la profesora Catalina Gómez Espinosa y un grupo de estudiantes de Biología, entre los que se encuentra la tesista Dafne Uscanga, trabaja actualmente en la zona para sacar a la luz ese antiquísimo retablo. Este retablo, dijo, arroja una nueva luz sobre un episodio escrito hace millones de años, así como la conducta y características de criaturas que hace mucho dejaron de existir. A su vez, Catalina Gómez Espinosa destacó que hace 110 millones de años, lo que hoy es México se veía muy diferente a como luce hoy día. Agregó que gran parte de su superficie estaba sumergida en aguas tropicales, las cálidas olas golpeaban zonas actualmente enclavadas a cientos de kilómetros del mar, y muchas regiones ahora desérticas eran playas donde pululaba la vida. “Aunque no lo parezca, esta pared de arenisca, en medio del desierto, nos platica que alguna vez hubo aquí un océano”, indicó Gómez Espinosa. Pese a lo desconcertante que parezca encontrar huellas en una superficie vertical, como si los animales hubieran caminado sobre una pared, en realidad esto se debe a que con el tiempo el movimiento de las placas levantó ese bloque de piedra hasta ponerlo de pie, puntualizo.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
132
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.