Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nuevopolitico escriba una noticia?

El "Conflicto Mapuche": Un Análisis Actual. Por Nelson Castro Quintana

6
- +
12/03/2019 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sigue latente el problema mapuche en Chile, Que se caracteriza por acciones violentas protagonizadas por personeros que representan esta causa con quemas de camiones, iglesias, plantaciones forestales, maquinarias

Hace un tiempo, que observo al “conflicto o problema Mapuche”como algunos les gusta precisar, que toma en Chile nuevos bríos. Creo que la formación de una opinión pública adecuada respecto del tema en Chile, requiere informarse e investigar. Como informarse, que años después de escrito este artículo, protestantes mapuches por esta causa, ya castigados hoy en el 2019 por los tribunales de justicia, quemaron vivos y muriendo ambos en su casa, al matrimonio de personas de tercera edad  Luchsinger-Mackay por solo vivir en la región. 

Me llama la atención que especialistas españoles como Bartolomé Clavero ya por el año 2013, miembro del foro permanente para las cuestiones indígenas de N.U. y catedrático de la Universidad de Sevilla, cuestione hoy proyectos de ley, en el estado independiente y soberano de Chile y tal vez no lo hace con la misma intensidad en España ante el problema separatista vasco, extendiéndose sobre asuntos indígenas nacionales, que se discute en el congreso y gobierno de Chile -representantes elegidos en votaciones soberanas libres- . Especialmente cuestiona lo que compete al concepto de nación chilena, definida por los congresistas como “una, indivisible y multicultural”, al valorar un proyecto de ley de reconocimiento de los pueblos indígenas. Situación que alcanza a todos los países Latinoamericanos, Americanos y Europeos.

Esto lo reproduce en su propio sitio web (www.bartolome clavero.cl) y en otro sitio en Chile, denominado “Centro de Políticas Publicas” que omite su nombre completo como debería presentarse, que es “Centro de Políticas Públicas y Derechos Indígenas”, apoyada por profesionales, supongo antropólogos, como alguien que firma como Sergio Fuenzalida, en una presentación sobre el tema en el colegio de antropólogos, que también ataca el concepto ya mencionado, de que “Chile es una nación única e indivisible”, último criterio que comparto plenamente.

También medios periodísticos televisivos, informan de personeros activistas extranjeros, presentes en la región de la Araucanía como las FARC colombianas, y los Etarras del pueblo separatista vasco de España e incluso la esposa del fallecido Presidente francés Francois Mitterand, que defiende también causas ecologistas.

Otros medios de difusión por blogs como entre otros: ”Mapuexpress”, “Mensajero del Viento”, “Información Mapuche Chile”, con noticias que en este ultimo blog vienen curiosamente traducidas en francés. Y a cuyo pais Francia,   viajan constantemente seguidores de la causa mapuche a instruirse sobre distintos temas.

Este cuadro representa una organización de exposición en medios bastante extensa. Y difunden expresiones además de los anteriores conceptos, como “Territorio y autonomía a la Nación mapuche”, ” La resistencia Mapuche no es Terrorismo”, que va mucho más allá del reconocimiento como pueblos originarios y recuperación de tierras para sus familias, supuestamente perdídas o arrebatadas a pueblos indígenas, hace ya casi 500 años.

Se plantea derechamente la separación del territorio geográfico actual de Chile y se pregona que actos de destrucción y quema de propiedad privada, entre ellas de casas patronales, maquinas y camiones, toma de predios para impedir siembras, tala de plantaciones forestales y ataques a Carabineros, representan actos de resistencia y no de terror, que es lo que sienten las familias afectadas y constituye actos de vandalismo, penalizados por la ley del código penal en la justicia civil, en este país y cualquier otro estado libre y democrático.

No puede culparse al estado Chileno, ni a ninguno de los nacientes países de America hispana, ni a sus habitantes actuales, porque llegó un conquistador hace 5 siglos a apoderarse de las tierras recién descubiertas, en que vivían pueblos originarios como aztecas, kichwas, incas, cultura chincha-atacameña-diaguita, huilliches, Onas, etc. porque hoy en la mayoría de esos países, la población es mestiza entre blancos e indígenas autóctonos, con pequeños porcentajes actuales de dicha población indígena pura en el caso de Chile, que naturalmente con el paso de los años, serán aún menos representativas .

No tienen culpa las poblaciones actuales y sus gobiernos, de heredar modos de conquista extemporáneos que produjeron odio, cuya responsabilidad es de un país de ultramar como es España, por no tener estrategias de ocupación más humanizadas, en esos tiempos de la Colonia, que incluso, ya daban motivos de quejas denunciados por religiosos de la época, en la corona española, conceptos con los cuáles concuerdo plenamente.

Históricamente la llamada “Pacificación de la Araucanía”, que comenzó en 1862 y terminó después de poco más de 20 años de campaña, cuando el estado de Chile ya había sido creado 52 años antes, lo que hizo fue completar la conformación natural de los limites de la nación, plasmadas previamente en la cartografía normada en los Uti Possidetis fijadas por la corona española, vigentes a la época de la emancipación chilena de España hacia el año 1810, en que Chile se extendía desde el Rio Loa hasta La Antártida, incluyendo por el este desde Río Negro hacia el sur, en la Actual Argentina, incluyendo el Océano Pacifico y Atlántico.

Me pongo en el supuesto de que el estado de Chile, en un momento les da autonomía total incluyendo territorio propio, que creo seria el peor de los escenarios. ¿Que tipo de vida podrían desarrollar, poco mas de 600 mil mapuches en este territorio, en el caso que todos ellos se reúnan en la misma región, sin ningún tipo de organización legislativa, jurídica, o de desarrollo de  infraestructura?

¿Podrán sobrevivir a intenciones expansionistas de países limítrofes, que por un tiempo, se comportaran como naciones amigas, pero que después mostraran sus dientes como lo han hecho tradicionalmente: entonces que harán pedir ayuda al estado de Chile?

¿O querrían que los gobernara algún aventurero francés, como quiso proclamarse en 1862, Monsieur de Tourens, declarándose “rey de la Araucanía y La Patagonia”, que terminó reconocido orate y deportado a Francia?

Sguen las acciones reivindicativas violentas mapuches, respaldadas por escritos

¿O tal vez, proclamarse a la nacionalidad francesa, española, socialistas pro farc o del país vasco?. Tienen al parecer donde elegir.

Las comunidades mapuches en conflicto son 27 de un total en el país de cerca de 2730 comunidades, que se localizan en casi el 68% en la región de la Araucanía. Esas 27 comunidades, están conformadas por 120 a 150 familias, cerca de 400 a 500 personas en total, que creo que están desconformes con su situación socio económica personal e individual, que podría tener cualquier chileno de nivel medio o pobre.

Es justo para el resto de los habitantes de este país llamado Chile, que se le hayan comprado ya casi 93.000 hectáreas -es decir 41, 5 veces la superficie de la comuna de Santiago- como reconocen sus informantes indígenas, para el usufructo propio mapuche.

¿ No es una injusticia, que habiendo cerca de 850 mil cesantes, casi 2, 5 millones de personas, si suponemos 3 personas por familia, que lo están pasando definitivamente mal hoy -situación que al año 2019 se mantiene con una tasa de desempleo muy alta  de 6, 8%, herencia del Gobierno de Michelle Bachelet- entregarles 350 mil hectáreas en total meta, como les prometió el gobierno de Ricardo Lagos en esos años?

Se ha entregado ya 93000 hectáreas, que corresponden a 930 fundos de 100 hectáreas- para 930 familias. Muy superior a las 150 familias en conflicto -que valoradas aproximadamente a bajo valor, a $ 1 millón cada hectárea- es un subsidio otorgado por el estado de 100 millones por cada familia, espacio suficiente para que se dediquen al trabajo de la tierra y la explotación de bosques, que se lograría con una buena capacitación técnica y acceso al crédito financiero, a baja tasa de interés financiero.

Privilegio, que comparado con los demás subsidios otorgados por el estado, como es el habitacional, hoy no supera los 12 millones por familia para compra de casas usadas, conformando una regalía que supera casi 10 veces, el mencionado subsidio habitacional, que ya es muy alto. Yo obtuve para mi casa, un subsidio de 30 UF y nada más.

Según el diario La Tercera del 16 agosto del 2009 página 13, el estado de Chile ha gastado desde 1995 la exorbitante suma de 167 mil millones de pesos, poco mas de US $ 311 millones de dólares en la compra de tierras para las comunidades indígena, que deben incluir supuestamente derechos de aprovechamiento de aguas y subsidios de distinta indole. ¿ Entonces porque persiste el “conflicto mapuche”?

El Diario El Sur, informó el día 26 de marzo del 2007, con datos de CONADI que la comunidad Pascual Coña en el año 2000 tenía sólo 17 familias, cuando se le benefició con 242 has del Fundo El Durazno. Al 2005 la comunidad original quedó con 14 familias, mientras que el nuevo grupo: la Pascual Coña y Lleu Lleu fue formada con 25 nuevas familias .¿ Es posible formar una nueva comunidad, para que se extienda este beneficio a otras personas?

No será este conflicto, el enriquecimiento particular de unos pocos, que no entienden que un buen futuro para sus familias está, en que la sociedad dirigida por el estado, les dé las oportunidades en caso que necesiten, al igual que todos los chilenos: de igualdad, de buena educación, salud, de trabajo esforzado permanente y reconocido, además del derecho a la felicidad?

Sabemos que la novena región de la Araucanía es una de las más pobres del país y con alta cesantía. Que es Necesario multiplicar todas las directrices gubernamentales para revertir esta situación lo antes posible, reconociendo que en ellas viven pueblos indígenas, a los cuales se les debe reconocer sus derechos, no como “tierras antiguas o ancestrales” porque sería la otorgación de un odioso privilegio territorial, pero sí como pueblos originarios, porque esas no son sus tierras ancestrales, al contrario, antiguamente los mapuches migraron entre 1260 y 1360 desde las pampas Argentinas al territorio chileno, a la altura de Cautín, dividiendo en dos, la ya existente y reconocida cultura Chincha-chilena (Chincha-Atacameña-Diaguita) por connotados historiadores. Incluso su lengua originaria mapuche desaparecio al mezclarse con el idioma chincha- chileno, prevaleciendo sobre el lenguaje mapudungun original (Historia de Chile. Francisco Encina, Cap. 1).

Prestarles la ayuda de capacitación técnica y ayuda financiera para el desarrollo de sus actividades laborales, evitando segregarlos como ocurre mucho y sentirse orgullosos de llevar su sangre, como me siento en lo personal. Pero no la otorgación de privilegios, a cambio de no propagar la violencia y el terror como forma de lograr objetivos.

Aquí lo que ha ocurrido, es una persecución y presión a aquellas personas dueñas de la tierra, incluidas empresas forestales, y muchos dueños quieren irse de su hogar y vender rápidamente, pero con una tasación real del valor de la propiedad, ante el clima de intranquilidad y miedo en que viven . Pero aquellos que se queden en esa region chilena, también tienen derecho de vivir en paz en esa tierra, pero con el respeto de todas las obligaciones de buen trato y responsabilidad, frente al cumplimiento de las leyes laborales en sus trabajos, reconocimiento y respeto por los derechos indígenas y de la dignidad de su etnia, de aquellos que tengan trabajadores mapuches en sus fundos.

La muerte de al menos dos comuneros en enfrentamientos con Carabineros es siempre lamentable para sus familias y todo el mundo incluído yo. Pero desgraciadamente estos hechos pueden evitarse, reconociendo que la violencia no es un arma que logre acuerdos que sean razonables, y que no sea el arma para la entrega de beneficios bajo presión indebida, que al final solo son privilegios para algunos pocos.

El gobierno no puede caer en estos “acuerdos” que desdeñan a la mayoría de los chilenos, que no los ven con “buenos ojos”, como tampoco de instituciones del estado que en vez de solucionar un conflicto (CONADI), lo que hace es premiar aquellas acciones violentistas y atentatorias contra la paz, la buena convivencia, el orden y la seguridad, negando el surgimiento de nuevas inversiones económicas y un mayor desarrollo social que es lo realmente se necesita en las regiones afectadas y que son mas cercanas a compensaciones o privilegios a cambio de la no proliferación de actos de terror, de inseguridad, caos y provocación de miedo por parte de algunos grupos, con el apoyo de algunos eruditos nacionales y otros ligados a las Naciones Unidas, que dicen defender derechos indígenas.

Atentamente:

Artículo escrito por: Nelson Castro Q. en el año 2013

Para Nuevopolítico Blog.


Sobre esta noticia

Autor:
Nuevopolitico (115 noticias)
Visitas:
118
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.