Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Conmemoró 30 años de vida la compañía Cuerpo Mutable, con “Rituales”

20/07/2012 01:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La compañía El Cuerpo Mutable. Teatro de Movimiento, bajo la dirección de Lidya Romero, conmemoró en la Sala Principal, del Palacio de Bellas Artes, su 30 aniversario con la obra dancística “Rituales”, y con la develación de una placa conmemorativa, que estuvo a cargo de la coreógrafa Graciela Enríquez. Carmen Bojórquez, Coordinadora Nacional de Danza, del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), dijo durante la develación de placa que este es un festejo especial, de una compañía que cumple tres décadas de quehacer dancístico. “Un sello especial que le ha dado Lidya con ese lenguaje que ella tiene es que Cuerpo Mutable, como el nombre lo dice, cambia o muta y tiene mucho que ver con la capacidad del bailarín para mutar su cuerpo en las diferentes pieles que cada coreografía impone, pero lo que nunca ha mutado es el esfuerzo”, apuntó Bojórquez. Por su parte, Romero agradeció al INBA por ser coproductor de “Rituales”, junto con la Universidad Nacional Autónoma de México y el Festival Internacional Cervantino, y mencionó que ella, junto con Eva Zapfe y Herminia Grootenboer, decidieron montar ese viaje en 1982. “Han pasado 30 años de producción ininterrumpida con más de 60 obras de diferentes formatos, como obras de cámara, para espacios alternativos, así como para un vagón del Metro de Bellas Artes, y de producciones especiales y sencillas, que la compañía ha presentado a lo largo de estos años“, apuntó Romero. La coreografía de “Rituales”, espectáculo dancístico, que reúne danza, música y video, inició con la participación de un bailarín, para plasmar a través de sus movimientos de danza contemporánea, un ritual, pero luego aparecieron dos más que se unieron y que eran iluminados cada uno. Al tiempo en que esos movimientos de los ejecutantes eran grabados en tiempo real, para luego en fracciones de segundos eran proyectados en video para darle ese sentido de tiempo y espacio. De esta manera, la obra se desarrollaba, ahora con más bailarines, quienes vestidos con trajes modernos, ejecutaron una música más contemporánea en el escenario, apoyados con una perfecta iluminación que enriqueció aún más la propuesta coreográfica. La obra está conformada por cuatro paisajes, que narran en sus diferentes tonos los escenarios urbanos que provoca éste, donde los bailarines se encargan de escenificar algunos de los pequeños rituales, que llevan a la reconciliación del ser humano. Lidya Romero, intérprete, creadora y promotora de danza, inició su carrera profesional en 1975, con el Ballet Nacional de México, donde estudio y desarrolló como bailarina en presentaciones y giras por el país y en el extranjero. En 1976 fue becada a Nueva York, donde estudió distintas técnicas de movimiento, improvisación y composición, en las escuelas Nikolais, Cunningham, Falcó y Graham. En 1977 fundó, con otros artistas, Forion Ensamble, agrupación de bailarines coreógrafos que propició el desarrollo de un nuevo oficio coreográfico, donde la transmisión de ideas y procesos creativos de esta primera generación de artistas independientes significó un cambio sustancial en el desenvolvimiento estético de la danza mexicana.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
228
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.