Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Guillermo Carmona escriba una noticia?

¿Conoces todas las ITS?

22/02/2010 06:04 6 Comentarios Lectura: ( palabras)

A continuación todo lo relacionado a las infecciones de trasmisión sexual

Si le hicieran la pregunta, aparte del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y del Virus del Papiloma Humano (VPH), ¿cuáles son las otras enfermedades e infecciones de trasmisión sexual que existen? Su contestación sería inmediata y lograría mencionar a cada una de éstas. Es más, si la pregunta que le hicieran, fuera en el sentido de mencionar no solamente el nombre, sino los síntomas, o las consecuencias, ¿su respuesta estaría llena de información acertada? La verdad, es que el conocimiento es bastante incompleto acerca de éste tema. Los jóvenes actualmente piensan que son inmunes a dichas infecciones y enfermedades, es por ello que no se hace conciencia en la utilización de los métodos de barrera (condón masculino o femenino).

Sífilis: es una de las infecciones de trasmisión sexual más peligrosas, la causa una bacteria denominada Treponema Pallidum o Spirochoeta Pallida que no es capaz de sobrevivir fuera del cuerpo humano. Cuando se descuida su tratamiento puede afectar un buen número de partes, puede llegar a provocar parálisis, ceguera, trastornos cardiacos, locura y llevar inclusive a la muerte del paciente. Su tratamiento es por medio de penicilina en grandes dosis y bajo estricto control médico. Si no es tratada con efectividad puede volver aparecer de forma cíclica y mucho más grave. Los hijos de una madre sifilítica nacen infectados. El germen penetra en el cuerpo por una grieta de la piel o bien del frágil tejido que recubren las aberturas que toman parte en las actividades sexuales (pene, vulva, vagina, recto o boca). Después de unas dos o tres semanas de incubación, aparece una mancha roja en el lugar de la piel por donde entraron los gérmenes convirtiéndose en una gran úlcera indolora que exuda suero, aunque de momento no sangra, con una longitud de 1 a 3 cms. Se le conoce como Chancro sifilítico. Puede desaparecer incluso sin tratamiento médico. Sus síntomas posteriores son fiebre, hinchazón de las glándulas y sarpullidos.

Gonorrea: tan peligrosa como la anterior y su origen es una bacteria, el gonococo Neisseria gonorrhoeae. Para mantenerse vivo, requiere de calor, humedad, oscuridad, una atmósfera pobre en oxigeno y un tejido adecuado para su reproducción siendo el del conducto urinario de ambos sexos el adecuado para sus fines, otro es el canal cervical que comunica a la vagina con el útero. También se puede infectar el recto, después de una relación rectal, y la garganta después de una relación oral genital. En los hombres produce uretritis, que es una infección de la uretra, y en las mujeres origina inflamación y lesiones en los órganos reproductores internos, puede causar esterilidad. Puede causar ceguera si afecta a los ojos, también requiere de estricta observación médica y de dosis altas de antibióticos. Sus síntomas iniciales en el hombre son, micción dolorosa y expulsión de pus por el pene y en las mujeres no pueden presentar síntomas iniciales, posteriormente existe dolor abdominal constituyéndose como un síntoma avanzado.

Linfogranuloma venéreo: la produce un organismo semejante a un virus llamado Chlamydia. Después de la infección se produce un corto periodo de incubación antes de que aparezca una úlcera genital pequeña e indolora. En las mujeres es raramente visible ya que se encuentra en una zona demasiado profunda. En las ingles se desarrollan unos ganglios linfáticos inflamados y dolorosos llamados Bulbones, que se pueden convertir en abscesos y supurar a través de la piel. Se puede extender por toda la región pélvica inflamando los órganos sexuales. Se pueden ulcerar los órganos internos y obstruir el recto.

Granuloma Inguinal: es producida por organismos diminutos llamados cuerpos de Donovan (Donovania granulomatis). Requiere de un periodo de incubación de varias semanas para que aparezcan unas ampollas o pústulas indoloras en los órganos sexuales o cerca de ellos. Estas se convierten posteriormente en unas úlceras crónicas a veces dolorosas que sangran y se extienden ampliamente hacia el abdomen, las ingles, las nalgas, la entre-pierna o hacia el interior de la vagina. En casos extremos el pene puede ulcerarse completamente. La infección también se realiza bajo la piel produciendo seudo bulbones.

Molusco contagioso: enfermedad dermatológica contagiosa producida por un virus. Después de tres semanas de incubación inclusive pueden ser varios meses, aparecen ampollas hemisféricas de color blanco o rosado con una depresión central de la cual por compresión puede salir materia purulenta. Las Pápulas umbilicadas que también así se les conoce, pueden ser del tamaño de la cabeza de un alfiler, una lenteja y en algunos casos todavía mayores. Se presentan en el pene, escroto, vulva, muslos, parte inferior del abdomen, nalgas. No producen síntomas especiales. Para curarlas, deben ser extraídas y cauterizadas individualmente.

Herpes genital: es producida por un virus Herpes Simples. Ocasiona llagas parecidas a úlceras frías en los órganos sexuales. El periodo de incubación es de menos de una semana. Las zonas irritadas y las ampollas evolucionan, hasta formar típicas úlceras superficiales y dolorosas. Hay que mantener una buena higiene, ya que no existen fármacos antivíricos para el tratamiento del herpes.

Si no conocemos los antecedentes sexuales de la pareja, se debe utilizar el condón femenino y/o masculino

Chancro blando: conocido como Ulcus Molle. Afecta generalmente a los hombres, las mujeres apenas presentan sintomatología o ninguna. El germen responsable es el Haemophiilus ducreyi. Su período de incubación es de 2 a 8 días y aparece en los órganos genitales una úlcera blanda, sensible e inflamada que sangra con facilidad. Puede seguir a la primera una nueva serie de llagas nuevas, uniéndose entre sí, destruyendo la piel. No debe confundirse con el Chancro que es el nombre que se aplica a la lesión primaria de la Sífilis.

Candidiasis: es producida por un hongo llamado Candida o Monilia albicans. Habita generalmente en la vagina donde no ocasiona problemas a no ser que la mujer enferme o sufra una alteración emocional. Produce inflamación severa o moderada de la vagina y la vulva (vulvovaginitis). Puede causar naftas en la boca de los niños o en la gente gravemente enferma. Ligera incomodidad e irritación o intensa sensación de quemazón, dolor y ulceración. El flujo puede variar de acuoso a amarillo intenso. En las zonas inflamadas aparece una sustancia blanca como la leche cuajada, la cual puede sangrar si se toca. A veces, quedan afectadas las nalgas, la entrepierna, y los muslos. En el varón, los hongos se encuentran bajo el prepucio. Este puede hincharse hasta el punto de que sea imposible echar la piel hacia atrás, situación parecida a la fimosis.

Ladiillas: son insectos ápteros y con aspecto de cangrejo. Chupadores de sangre y del tamaño de una cabeza de alfiler. Se alojan en el vello pubiano. Pueden infestar toda la zona genital, propagarse a las nalgas, la parte superior de los muslos e inferior del abdomen, la zona de los sobacos las cejas y las pestañas. No habitan el cuero cabelludo. Se adquieren por contacto sexual, retretes, toallas o camas. Antes de los 20 años es más frecuente en las mujeres que en los hombres, pero más tarde son los hombres más propensos a estos insectos. La ladilla se engarzan en los pelos con sus garras posteriores penetran en la piel para alimentarse de sangre produciendo un prurito intenso que obliga a rascarse. Las heridas a veces se infectan ocasionando inflamación de la piel o dermatitis. La hembra pone hasta 8 huevos diarios que adhiere a la raíz del pelo, eclosionan en una semana. La higiene personal y la utilización de lociones especiales son necesarias para la erradicación de la infección.

Clamidiasis: producida por la bacteria Chlamydia trachomatis. Es uno de los microorganismos que se aíslan con mayor frecuencia en los casos de uretritis inespecífica, es decir cuando se inflama la uretra. Una vez contagiado, su ciclo es entre los siete y veintiún días. En el varón se presentan dolor abdominal y dolor testicular, inflamación del recto y uretra, náuseas y fiebre. La mujer muestra sangrado después de la relación sexual y dolor durante esta, también presenta inflamación del recto o del cuello uterino. En hombres y mujeres se presenta ardor al orinar y flujo inodoro. En algunos casos la mujer puede presentar inflamación cervical y esterilidad. En el hombre se puede presentar también esterilidad y contraer el síndrome de Reiter. En el periodo de embarazo se puede provocar la muerte del bebé o causar un nacimiento prematuro, una neumonía o una infección ocular.

Hepatitis B: no solo se puede contagiar por vía sexual, sino por medio de la saliva y las transfusiones sanguíneas. El responsable es el virus Hepatitis B. Aparece 4 semanas después de la relación sexual. Tanto los hombres como las mujeres presentan fatiga excesiva, inapetencia, dolor abdominal, ictericia, vómitos, cefaleas, problemas gastrointestinales, fiebre y oscurecimiento de la orina. Si no se da el reposo requerido en el tratamiento, podría padecer cirrosis, cáncer de hígado, obstrucción de la uretra, infección de la próstata y testículos, esterilidad e inclusive llevar a la persona a la muerte. La sangre queda contaminada de por vida, y no puede donar sangre.

Tricomoniasis: es causado por un protozoario denominado Tricomonas vaginalis, es una inflamación de la mucosa vaginal en las mujeres y de la inflamación de la uretra en los varones. El hombre puede ser un portador asintomático. En otros se presenta con un ardor al orinar y un flujo lechoso por las mañanas. Se desarrolla entre los tres a los veintiocho días después de la relación sexual. La mujer presenta un flujo amarillento de olor acre desagradable, deseos constantes de orinar, sangrado y picazón.

Es por ello, que si no conocemos los antecedentes sexuales de la pareja, se debe ser responsable y utilizar los métodos de barrera como son el condón femenino y/o masculino.

Si quieres que trate un tema en especial manda un correo a: sincensura69@hotmail.com

Los jóvenes actualmente piensan que son inmunes a dichas infecciones y enfermedades


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Guillermo Carmona (44 noticias)
Visitas:
19161
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
4
+ -
Responder

Usuario anónimo (04/11/2010)

yo creo que es un trabajo muy bien hechosolo falto elbih sida etc.

2
+ -
Responder

Dr. Guillermo Carmona (27/12/2010)

Ojalá que puedas leer la segunda parte de éste artículo en donde hable de VIH

1
+ -

tonimorale (15/03/2012)

te faltaron varias

-1
+ -
Responder

Usuario anónimo (19/02/2013)

te falta son como 50

-2
+ -
Responder

jose (16/03/2013)

no estan todas =P

5
+ -
Responder

alejandro (16/04/2013)

esta muy interesante este tema y muy bien explicado