Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se conserva ex convento en Tepoztlán, con técnica ancestral

01/11/2011 10:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por medio de una técnica de impermeabilización prehispánica, basada en materiales orgánicos e inorgánicos, como cal, baba de nopal, jabón y alumbre, se lleva a cabo la conservación del Ex Convento de la Natividad de María, en Tepoztlán, Morelos, por especialistas del INAH En un comunicado se informó que esta labor se ejecuta mediante el Programa de Empleo Temporal (PET), el cual aplica la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), además de que incluye entre las tareas, trabajos de limpieza y consolidación del conjunto conventual. El arqueólogo Carlos Reyes, responsable de la ejecución del PET en este monumento declarado Patrimonio Mundial por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en 1994, explicó que el uso de esta técnica ancestral permite que los techos de la construcción queden libres de humedad. Con un presupuesto de 580 mil pesos se ha logrado avanzar en estos trabajos, dijo el experto, además de que les ha permitido atender también la humedad de las azoteas anexas al inmueble, como la del Museo de Arte Prehispánico “Carlos Pellicer”, así como la cubierta de la sacristía y el piso del coro de la capilla abierta, cubriendo un total de mil 468 metros cuadrados. Sobre las ventajas de esta técnica ancestral, que data del periodo Posclásico (900-1500 d.C.), y que ha sido de gran utilidad para impermeabilizar edificios históricos, Carlos Reyes comentó que, el uso de materiales orgánicos e inorgánicos permite que al caer el agua sobre las cubiertas, ésta resbale hacia las gárgolas y los techos queden libres de humedad. Explicó que la base de esta técnica es el uso del mineral alumbre, el cual es muy parecido a la sal de grano. Primero se hace pintura a la cal, a base de baba de nopal e hidróxido de calcio y se pinta la superficie que se va a impermeabilizar, señaló. Al secar se le pone un diluido de agua jabonosa y al día siguiente se aplica el alumbre disuelto en agua caliente. Así se va alternando el jabón y el alumbre, hasta tener tres capas, dijo. El científico destacó la participación de los 70 trabajadores en este programa, (50 mujeres y 20 hombres), agradeciendo su empeño que desde agosto han puesto en esta labor de conservación y la que terminará este mes. Otro trabajo de gran relevancia que se hizo, dijo Reyes, fue la reintegración de una parte del muro sur del templo, que había colapsado desde hace varios años; dicho fragmento tiene una medida aproximada de cuatro metros cuadrados. Asimismo se intervino el corredor norte del atrio del ex convento, que abarca alrededor de 500 metros cuadrados, donde se reintegraron las juntas con mezcla de cal y arena, y también se reparó el corredor sur, que presentaba hundimiento, y en el que se recuperaron las pendientes para desagüe. Otra de las áreas que se trabaja, y con la que concluirán los trabajos del PET, es la huerta norte, donde se realizan tareas de limpieza y deshierbe. Actualmente el conjunto conventual alberga al Museo y Centro de Documentación Histórica de Tepoztlán, los cuales resguardan cerca de un centenar de piezas etnográficas y arqueológicas, una biblioteca y una fonoteca con imágenes de finales del siglo XIX y principios del XX.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
149
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.