Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Considera Jorge Quintanar que la poesía se ha minimizado

02/08/2011 14:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El escritor mexicano Jorge Quintanar pugnó hoy aquí porque se impartan cursos de creación literaria en las escuelas e instituciones, a fin de dar un impulso a la poesía y fomentar el hábito a la lectura. Durante la presentación de su libro “Mineral del Sur”, en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia, en esta ciudad, el autor de “Los rostros fragmentados”, aseguró que la poesía se ha minimizado. “La poesía es un género muy difícil y desafortunadamente en México no nos gusta pensar mucho, entonces los lectores la han hecho a un lado, se ha minimizado en comparación con la novela, un género que atrapa, al igual que la poesía pero para ésta, hay que tener un toque de paciencia, tiempo y dedicación”, expresó. Refirió que la poesía ha venido de más a menos, “aunque ha sido el género excelso de la literatura; pero hoy se prefieren los ‘best seller’, mientras que la poesía es leída, pero por pocos lectores’. Recordó que hace algunos meses impartió junto con un grupo de colegas, cursos de literatura, en especial de poesía en diferentes instituciones, y en donde observaron que existe un gran número de jóvenes lectores de poesía. “Me ha tocado ir a Hidalgo y a algunos de mis alumnos los he puesto a escribir; les doy unas pequeñas palabras y con eso los pongo a que me redacten un poema y luego los leemos juntos y la verdad es que me he encontrado con grandes sorpresas, encuentro imágenes, parábolas, de todo. “También tuve la oportunidad de estar en un encuentro de poesía en Atlixco hace un par de meses, me tocó leer en la cárcel y resultó un público interesado y nunca me había pasado esa experiencia”, destacó al tiempo que subrayó necesario impartir cursos de poesía entre los jóvenes. Me parece, mencionó, que hay que comenzar a diseminarla, pues existe público interesado en lugares donde nunca pensaríamos que hubiera gran interés. En “Mineral del Sur”, editado bajo el sello Floricultura, el también miembro fundador de la Unión Latinoamericana de Escritores (ULATE), explora las cumbres poéticas. “Es mi más reciente poemario, en el que presento cerca de 100 poemas de Sudamérica y de Montaña, se trata de un canto mineral. “No es que le escriba a la montañas, es que me dedico al alpinismo, entonces de ahí vienen estos pequeños escritos de mi interacción con ellas”, dijo. De acuerdo con el vate, la publicación, “era material que ya lo venía arrastrando junto con ‘Los rostros fragmentados’, ya los tenía ahí, pase mucho tiempo trabajarlos y al fin este año salieron”. Dicha obra, se compone de cuatro partes, en la primera, titulada “Del Sur” en la que surge una fuerza poética contundente, y en donde la voz lírica se levanta furiosa ante el carácter trágico de la vida. Y aunque el poeta habla del desencuentro, la soledad, el desamor, no deja de vislumbrar la esperanza y finalmente invita “a “entregarse a la vida sin temores/con el pulso firme y la certeza del triunfo”. En “Vórtice”, segunda parte del libro, la escritura de Quintanar suma el trance amoroso a sus obsesiones. Así, la voz poética expresa el dulce sufrimiento del instante del placer: “Con tu mirar destierra la duda/que muerde mis entrañas/y no me deja ser libre”. En “Excavar”, la tercera parte, aparece la eterna aspiración del poeta a fundirse con las fuerzas naturales en un abrazo místico. Las montañas, el desierto, el sol y la lluvia se convierten en interlocutores del poeta en su hambre de conocimiento. Así ocurre en el poema “Atrapar la niebla”, donde se cita: “con la hiel de la ira/ con la pérdida constante/ del que busca en las montañas/ y añora los desiertos/ le exijo a la lluvia/ su sabiduría de diosa/ para aprender a perseguir raíces”. La parte final del poemario, representa simbólicamente la meta final del escalador místico, aquí, la conciencia del poeta llega a la cumbre de la comprensión y ahora puede entender la fusión entre la naturaleza y el universo. Ascender por la cumbre montañosa, es subir a la cima de la sabiduría y así lo percibe el poeta en “Silueta nocturna”, cuando afirma que “La cumbre norte del Iztaccíhuatl/ se puede sentir/ vibra la transparencia/ pétrea percepción/ las claves del Universo/ están grabadas en tonos minerales”.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
171
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.