Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Consideran difícil de frenar tráfico ilícito de bienes culturales

15/04/2011 10:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La coordinadora nacional de Asuntos Jurídicos del INAH, María Villarreal, consideró que el problema del tráfico ilícito de bienes culturales es difícil de frenar mientras otros países no suscriban acuerdos con México. Asimismo, continuó la funcionaria del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), por la imposibilidad de mantener un control sobre las excavaciones en diversos puntos del territorio. En el Primer Seminario Iberoamericano de Periodismo y Patrimonio Cultural, señaló que en el caso de Estados Unidos, hay un tratado bilateral que ha permitido éxitos en la recuperación de piezas. Sin embargo, apuntó que hay naciones receptoras de artefactos de manera ilícita que están identificadas, pero que se resisten a firmar acuerdos con México para poder dar paso a procesos penales o asistencia jurídica y diplomática, por lo que el tema seguirá siendo complicado. Al participar en el panel “El tráfico ilícito de bienes culturales en México y Estados Unidos”, añadió que también está el problema de la vastedad de territorio donde hay excavaciones y sustracción de piezas que no están controlados. Esto, abundó la especialista, pese al registro público de unos 50 mil sitios de zonas y monumentos arqueológicos, pero no se sabe en realidad cuántos más pueden ser y si algún día se podrá concluir ese registro. “Es lo que nos da una visión de lo que hay en el país, están en tierra de todos y tierra de nadie. Tenemos en propiedad privada, en ejidos, en áreas de propiedad social y es difícil saber quién escarba y bajó qué sistema”, subrayó. Por ello, reiteró, se complica conocer cuándo sale un patrimonio y a partir de ahí la dificultad de aplicar la ley y ello da argumentos a otros países para no repatriar las piezas que se detectan en el extranjero. Destacó que México cuenta con una legislación con tradición proteccionista, que ha permitido trabajar de manera activa en sesiones de recuperación. La funcionaria recordó que en 1987 se realizó una modificación a la Ley Orgánica del INAH, que lo faculta en recuperación del patrimonio cultural en el extranjero. Explicó que el patrimonio de los pueblos es un bien codiciado por sociedades receptoras, con el afán de coleccionismo, que da origen a sus museos. “Es un problema complejo, con muchas aristas y lo hace sumamente difícil de abordar, porque hay interés de los gobiernos por ir construyendo sus marcos legales para proteger esos patrimonios”, manifestó. Villarreal puntualizó que la legislación mexicana contempla el patrimonio arqueológico, propiedad de la nación y cuyo contenido está prohibido exportar, salvo exposiciones autorizadas por la Secretaría de Educación Pública. En tanto, continuó, el patrimonio histórico (entre los siglos XVI y XIX) no es propiedad de la nación, aunque existen restricciones para su salida del país; mientras, el patrimonio artístico del siglo XX sólo tiene rangos de restricciones de exportación temporal o definitiva, de acuerdo a la existencia de una declaratoria administrativa. En la última jornada del seminario, aclaró que el INAH no es un ente investigador, ni tiene la responsabilidad de indagar quién se robó o cómo un bien patrimonial y sólo actúa como denunciante activo en instancias nacionales e internacionales. Detalló que hay nombres claves sobre el tráfico ilícito, pero en el mapa institucional del INAH no es lo fundamental, pues es la Procuraduría General de la República (PGR) la encargada de investigar con apoyo del instituto. En este sentido, la especialista planteó que se trata de gestiones largas y tortuosas que dan la impresión de aparente inactividad o poco interés por recuperar un patrimonio cultural, pues allí intervienen legislaciones de otros países. En el tema del tráfico ilícito de bienes culturales, apuntó que 25 por ciento de éstos son falsos y los hacen pasar como provenientes de las culturas prehispánicas. Cuando el INAH tiene conocimiento de que se realizará una subasta de supuestas piezas de este tipo, inicia un proceso de verificación y actúa legalmente en caso de provenir de culturas previas al descubrimiento hispánico. Por tanto, determinó que la permisividad de que sigan este tipo de subastas, es lo que incentiva el tráfico ilegal del patrimonio cultural.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
57
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.