Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Se consigue el éxito escénico con el dominio corporal: Antonio Esparza

28/05/2011 06:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El compromiso del teatro es logar lo real y lo auténtico, lo cual se consigue con un excelente desempeño corporal, indicó hoy aquí el maestro y dramaturgo Antonio Esparza, al participar en la segunda edición del Fecta 2011. Al impartir la segunda clase del taller “Perfeccionamiento corporal para actores”, que concluirá mañana, aseguró además que el estilo es una cosa que se alcanza a través de la experiencia del tiempo, “algo único y diferente que debe distinguirse de los modelos ya trabajados”. A través de una dinámica divertida, alrededor de 40 alumnos comenzaron a trabajar en la búsqueda de la perfección corporal a través ejercicios que estimulen el conocimiento sobre el cuerpo, un elemento que está al servicio de la escena y que permite ver al actor tan grande como se sepa manejar, expuso Esparza. Sobre el escenario, dijo, debe existir una gran expresión, el actor debe vivir el proceso, porque si no lo vive ni lo siente no le va a poder transmitir nada al público, de ahí la importancia de cómo abordar la escena. Erguido y frente a los asistentes, dijo y mostro que sobre el escenario debe haber un actor que se expande, se desprende, crece y se inflame. “Por eso el conocimiento del cuerpo, su división corporal y la escultura móvil debe ser siempre la correcta”, afirmó el especialista en la clase que forma parte del Festival de Teatro Carmen (Fecta), que se lleva a cabo del 26 al 29 de mayo en esta ciudad. Abundó que “el actor debe saberse parar, saber estar de pie y saber colocar cada una de tus partes del cuerpo; son muchas herramientas que debes manejar a la perfección porque de ahí partes para abordar cualquier escena”. Los brazos son los comunicadores, pero no pueden ser los únicos que expresen, de los pies al tronco, por ejemplo, son la base y debe estar bien colocada, dijo. “Debemos conocer las direcciones y focos de nuestro cuerpo para transmitir, existe todo un código de lenguaje”, explicó Esparza. Muy atentos, los participantes seguían las instrucciones del especialista, quien entre los recursos que utilizó para acompañar la clase destacan una colchoneta, una pelota y música que agilizaba y enfatizar cada movimiento. En entrevista con Notimex, posterior a su sesión, Antonio Esparza compartió que las exigencias teatrales en la actualidad son cada vez más, por lo que trata de enseñarles a estos jóvenes a dominar el cuerpo, a través de la economía del movimiento, porque no necesariamente el actor tiene que desplazarse para expresarse ni gritar para que lo escuchen. “Para mí con el cuerpo se dice todo, y cada movimiento se va perfeccionando con el tiempo, las tablas y la experiencia que hace que te puedes afianza más, porque ya conociste diferentes géneros, escuelas, sistemas”, afirmó. Explicó que existen dos tipos de teatro “el de cuerpo y el parlante”, y su gusto y especialidad es el primero porque ofrece una gran libertad y, al mismo tiempo, requiere de mucho rigor y preparación física para llegar a trabajar en el espacio vacío y a partir de él. Sobre su trayectoria, refirió que a temprana edad descubrió que el teatro es una maravilla, porque en el se puede experimentar y transmitir todo lo que se quiera. Formalmente comenzó en el semillero “El Galeón”, en la década de 1970, donde conoció a una cantidad importante de la escena que buscaban la innovación. Recordó que era un espacio dedicado a la búsqueda de libertad como artista y como creativo, “era gente muy creativa, era un teatro con gran libertad, donde tenias la posibilidad de descubrir una nueva vertiente porque la gente que llegaba ahí venía de diversos países, San Francisco, China, Francia, Alemania, y entonces era muy interesante intercambio de experiencias técnicas e ideas”. En ese contexto, él junto con otros profesionales presentaron la puesta en escena “Simio”, que, aseguró, evolucionó el teatro en México. “Esto es lo que a mí me gusta, un teatro de búsqueda, un laboratorio donde se investigue qué quieres presentar y se estudie la preparación de actores”. A lo largo de su trayectoria ha presentado las puestas en escena “Rompe... cabezas”, “El tarot”, “Resonancias corporales” y “Othelo”, entre otras.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
95
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.