Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Constituye concurso mercantil mecanismo de reestructura, no de quiebra

16/10/2011 03:13 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El concurso mercantil es un auxiliar para que las empresas puedan resolver problemas de liquidez financiera, sin embargo, el desconocimiento de las compañías y la falta de especialización de los jueces hacen de este instrumento un sinónimo de quiebra. Luis Manuel Méjan, quien fuera el primer director del Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (Ifecom), refirió que este instrumento legal tiene como propósito revisar toda la situación financiera de la empresa deudora, para que junto con sus acreedores la compañía encuentre la posibilidad de mantenerse viva. En entrevista con Notimex, el también integrante del despacho de abogados Haynes and Boone comentó que el mecanismo puede fungir primero como herramienta de reestructuración y, segundo, de liquidación; “esta es la importancia que tiene para la economía de un país un concurso mercantil”. Precisó que cuando la reestructura financiera no resulta posible porque la empresa ya no es viable, el propósito entonces es sacar el mejor valor posible entre los bienes que aún persistan, con el objeto de que los acreedores obtengan la mayor satisfacción posible a sus créditos. Con base en el reciente informe del Ifecom, del 16 de noviembre de 2010 al 31 de mayo pasado, en etapa de quiebra se encuentran nueve asuntos relativos a nueve comerciantes, con pasivo concursal por aproximadamente tres mil 201 millones de pesos. Aclaró que aun con lo observado en la reciente crisis, donde se dieron casos como los de Comercial Mexicana, Vitro, Metrofinanciera, Su Casita y Mexicana de Aviación, entre otros, no significa que aumenten las incidencias. Méjan abundó que en época de bonanza y de mucha inversión se producen situaciones concursales, porque justo en estos periodos diversos inversionistas inician nuevos negocios o empresas, y no todos funcionan, por lo que “no es necesariamente sinónimo la crisis con la existencia de concursos mercantiles”. Ciertamente, señaló, una situación de crisis puede producir una situación de falta de liquidez financiera, como ocurrió en el caso de Comercial Mexicana, “ejemplo ante una situación en que los mercados internacionales enloquecieron”. Luis Manuel Méjan destacó que la primera Ley de Concurso Mercantil del siglo XXI fue la mexicana, por lo que tiene en su seno la totalidad de las tendencias modernas en esta materia, y se compara de manera favorable con las legislaciones que puedan darse en otros países. “México tiene una herramienta que es moderna y que está a la altura”, manifestó. Ello, subrayó, especialmente con las reformas a la Ley en 2007 y que le permitieron incorporar una herramienta importante que es el Concurso Mercantil con el plan de reestructura pre-convenido, es decir, llegar al concurso con un acuerdo previo con una parte importante de los acreedores. Ejemplos de la utilización de esta figura, comentó, se tienen en el caso de Comercial Mexicana, Metrofinanciera, Su Casita y Vitro, aunque ésta aun se encuentra, por un lado en proceso de conciliación y por otro de demanda, ante la inconformidad de una parte de sus tenedores inconformes con el plan de reestructura. Con base en datos del Ifecom del 16 de noviembre del año pasado al 31 de mayo pasado, de la totalidad de comerciantes declarados en concurso mercantil, por lo menos uno de cada cuatro ha logrado suscribir convenio con sus acreedores en la etapa de conciliación. En el caso de los cinco "concursos con plan de reestructura previo" que han ingresado, cuatro ya concluyeron, todos ellos resueltos mediante convenio concursal y tres aprobados en el periodo que se informa. Los pasivos ya reestructurados a través de los convenios aprobados ascienden a casi 52 mil millones de pesos. Sin embargo, reconoció que respecto a los jugadores que participan -jueces, empresarios e inversionistas- a pesar de los 11 años que tiene el régimen concursal en México es necesario continuar los esfuerzos de difusión y de conocimiento de la Ley, porque es poco conocida y sobre todo conceptuada como una herramienta de salida. En el caso particular de los jueces, recomendó una especialización, sobre todo en materia financiera, ya que no cualquiera tiene conocimiento de qué son los derivados, qué son los papeles que se colocan ante el público inversionista, cuando el juez es un perito en derecho. Un ejemplo, señaló, son las últimas reformas concursales en España, que crearon jueces de lo mercantil especializados en temas empresariales y que han servido para un mejor desarrollo de todos los asuntos. Por lo que hace a empresarios e inversionistas, el especialista consideró necesario trabajar para combatir la falta de conocimiento de este instrumento, que bien permitiría alcanzar una reestructuración y salvar la compañía.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
359
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.