Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Apolítico escriba una noticia?

Consulta ciudadana, revocación de mandato de Felipe Calderón

24/05/2010 11:37 5 Comentarios Lectura: ( palabras)

Destituir a los elegidos por el voto popular es un derecho republicano

Escrito por Armando Rendón Corona*| Mayo 19, 2010

El Comité Civil Nacional promotor de la revocación de mandato de Felipe Calderón es una reunión de ciudadanos individuales y miembros de organizaciones sociales que tienen el propósito de impulsar una consulta al pueblo, por iniciativa ciudadana.

Nos apoyamos en nuestros derechos ciudadanos establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y apelamos al pueblo para que ejerza sus derechos de soberanía que son los de elegir libremente a sus representantes, controlar su desempeño de acuerdo a lo que les obliga las leyes y a destituirlos cuando no cumplan con esas obligaciones.

Sabemos que la clase política le ha negado al pueblo estatuir en la Constitución federal los derechos de consulta al pueblo, especialmente el referéndum, plebiscito y revocación de mandato, no obstante que casi en todos los estados ya se han establecido. Precisamente porque la clase política ejerce de manera monopólica y abusiva el poder del Estado es que reivindicamos el principio de soberanía popular para darse la forma de gobierno que convenga a la nación.

Debido a que estos derechos no están establecidos en la Constitución el proceso organizativo no es institucional ni cuenta con recurso oficial alguno; tampoco el resultado de la votación tiene valor legal (no es vinculante). No se cuenta con la garantía legal de que los ciudadanos puedan por sí mismos disponer del derecho a convocar a referéndum, en este caso revocatorio, tal como existe en los países democráticos;

No obstante el vacío legal, es nuestra voluntad de ciudadanos ejercer nuestros derechos republicanos, reivindicamos el principio de soberanía del pueblo. Por consecuencia, entendemos que sólo mediante el ejercicio de los derechos de soberanía popular se logrará obligar al régimen autoritario a estatuir el derecho de consulta al pueblo sobre asuntos de importancia pública, especialmente: 1) el derecho a convocar a la consulta por iniciativa de los ciudadanos, 2) a establecer los temas de la consulta, 3) el deber de los órganos electorales de organizarla, 4) a fijar los criterios de validez y participar en la observación y, 5) a la inexcusable obligación de las instituciones de acatar de inmediato la voluntad mayoritaria del pueblo.

Mediante la participación ciudadana en el referendo revocatorio el pueblo toma en sus manos el destino del país. El sufragio libre de los ciudadanos es el camino más legítimo para refundar la República, porque es la expresión de la voluntad general por un método rigurosamente democrático. Pero esta vez no será el régimen de privilegio de las clases dominantes, sino la República social reavivada por la participación ciudadana. La historia gira a la izquierda para terminar por fin con un pasado y un presente de opresión e injusticia.

Basados en el derecho republicano a destituir a gobernantes y representantes elegidos por el voto popular, iniciamos este proceso instituyente para que el pueblo exprese su voluntad sobre la cuestión vital de reorientar la vida nacional a partir de un juicio evaluatorio de quien ejerce la titularidad del Poder Ejecutivo federal.

Llamamos a los agraviados por el capitalismo desenfrenado, a todos los empobrecidos, a los despojados, a los discriminados. Llamamos a que se pronuncien las víctimas de la violencia cometida por políticos y funcionarios, por los delincuentes y por la clase capitalista. Convocamos a iniciar su responsabilidad ciudadana y a expresar su voluntad a los jóvenes de 15 a 17 años de edad, a quienes se les niega su plena realización, se les explota y se les excluye de participar en la construcción de la prosperidad del país.

Todos podemos hacer un balance de los agravios que estamos sufriendo, deliberar en pequeños grupos sobre esto y sobre un futuro de progreso para la inmensa mayoría del pueblo, informarnos e informar a los demás, instalar casillas para recibir el voto que exprese la voluntad ciudadana, votar, contar los votos e informar a los conciudadanos de los resultados.

Después de haber realizado una reflexión individual y colectiva sobre lo que ha sufrido la sociedad bajo el gobierno de Felipe Calderón, los ciudadanos mexicanos tomarán la decisión respondiendo a la pregunta:

¿Está usted de acuerdo en la destitución (revocación) de Felipe Calderón como presidente de la República Mexicana?

Sí No Abstención

Desarrollar la cultura y la institucionalidad democráticas

La campaña por la consulta al pueblo para la revocación de mandato de Felipe Calderón del cargo que ostenta como presidente de la República genera una serie de cualidades de la cultura democrática que sintéticamente presentamos como tesis sobre la consulta al pueblo.

I

1. La consulta al pueblo es un momento en el proceso de construcción del régimen democrático. Es la expresión de la necesidad de disponer de ese derecho y la lucha por conseguirlo, por tanto es una forma de construir la nueva institucionalidad democrática.

2. Es un aprendizaje de ciudadanía en sus varias etapas: en la formulación de una iniciativa ciudadana, en la campaña por crear una conciencia nacional y en la organización del proceso electivo.

3. La campaña se realiza mediante formas de acción cívicas, públicas y pacíficas que son coherentes con el procedimiento democrático de consulta al pueblo mediante el sufragio.

4. La campaña por la destitución tiene una función disuasiva, de limitación sobre los poderosos, hace patente que están bajo escrutinio, que lo que hagan encontrará resistencia, que tendrán que limitar sus ambiciones y que tendrán que considerar que se impugna el régimen de dominación.

5. Es un instrumento de control ciudadano sobre el poder, sobre el centro del poder institucional; en lo que toca a la campaña por la revocación es un antecedente que estimula el ejercicio de la consulta en la modalidad de referendo revocatorio contra todo tipo de autoridades, pero también propicia la cultura de contraloría ciudadana sobre todas las instituciones y las empresas que afectan el interés público.

6. La campaña es una expresión de poder popular que se planta como tal ante el poder establecido, por lo que de facto obra contra la monopolización del poder introduciendo una innovación en el sistema de dominación.

7. La posibilidad de destituir al gobernante da pie a pensar, llegado el caso, de cómo sustituirlo, para realizar un programa de cambio social. Permite vislumbrar un propósito mayor, el cambio de régimen, reforzando así el propósito de construir un proyecto alternativo de nación, tarea que es otra línea de acción que sigue una propia dinámica, como lo demuestra la celebración del Congreso Social.

8. Amplía el horizonte de la democracia al recurrir a los medios de la ciber democracia. La campaña se apoya en la tecnología digital, incluyendo la campaña de recolección de firmas a favor de que Calderón se vaya mediante las redes sociales (Facebook), la comunicación de los participantes por Internet, la difusión mediante radio por Internet, videos, blogs y, finalmente, mediante el voto electrónico.

9. Un obstáculo de gran consideración es el cerco informativo de los monopolios de la comunicación, lo que ha obligado a apoyarse más en los medios alternativos; ha propiciado mayor interacción entre ellos y por tanto amplía su cobertura. La relación de los medios alternativos con las organizaciones que participan en la campaña, da mayor amplitud a la base social de esos medios, comunica a los diversos sectores sociales y contribuye a dar coherencia a una opinión pública que se forma alrededor de la destitución de Calderón.

II

10. Enfoca todas las fuerzas sobre un blanco. Es un objetivo general en el que se identifica un amplio abanico de intereses, puede atraer a todo tipo de oposiciones al gobierno del PAN.

11. La campaña permite canaliza los descontentos, los rencores y la rabia de todos los agraviados por las políticas de la derecha. Canalizar es darle un sentido político al descontento y a las resistencias, es decir un comportamiento racional que de otro modo puede generar conductas antisociales, depresivas y de no-participación cívica.

12. Permite hacer una evaluación, juicio crítico sobre el gobierno. Los sectores sociales e individuos tienen la posibilidad de reunirse en asambleas para exponer sus quejas, los agravios y así hacer el juicio político, un "yo acuso". Al generalizarse esta práctica se puede hablar de un juicio político de masas.

13. Crea un clima de opinión pública nacional. Al plantear la demanda de destitución en todo el territorio y en los sectores populares, la exigencia puede extenderse hasta hacerse un reclamo cada vez más amplio que contribuye al objetivo de crear una mayoría social.

14. El abrir el sufragio a los menores de quince a diecisiete años se da una responsabilidad ciudadana a quienes no la tienen pero padecen el sistema; facilita su comprensión del origen de sus problemas y les muestra una perspectiva de emancipación mediante la lucha social.

III

15. Da un sentido radical a las demandas. Las demandas particulares son necesariamente parciales, en cambio una demanda general de destitución lleva la solución a una escala de impugnación del poder y de alternativa de poder.

16. Crea un espacio para que los elementos sueltos se reúnan. Muchas personas carecen de un espacio donde reunirse con otras personas para actuar juntos sobre la solución de problemas; también carecen de una causa a la cual unirse teniendo una inquietud latente. La campaña da el espacio de reunión para deliberar y actuar.

17. Crea una actividad para quienes no la tienen. Para quienes no sabe qué hacer, la campaña por la revocación ofrece diversas actividades a realizar orientadas al acto final de transformar la decisión personal en voto por una opción.

18. Adiciona un tipo de actividad paralela a las otras. Puesto que no se contrapone con las demandas que los grupos y sectores reivindican, añade temporalmente una demanda que no implica una inversión excesiva de trabajo a las actividades de cualquier movimiento social, demanda que se puede interpretar como sanción contra el adversario particular y contra el régimen.

IV

19. La movilización ciudadana transforma el miedo y la angustia en energía positiva. El miedo es el resultado de un sometimiento anterior y es causa de la pasividad; la desesperación puede llevar a comportamientos irracionales como la violencia, el fanatismo, las fobias o el vandalismo. En cambio la lucha cívica colectiva da confianza y seguridad, esclarece las causas de los problemas y las posibles soluciones; la acción colectiva orienta la energía acumulada hacia los cambios sociales, es decir, proporciona certidumbre, confianza e identidad.

20. Los participantes en la campaña y los que se identifican con el objetivo central refuerzan una unidad simbólica como movimiento y una identidad colectiva como sujetos del cambio.

21. La acción colectiva crea una energía colectiva, una fuerza que impugna el poder establecido. Si bien tiene una duración determinada, mientras dura la campaña, es una expresión de poder que genera condiciones para otras formas más duraderas, o también se puede decir que es una manifestación concreta de fuerzas concentradas (ANRP-CS, unidad de la izquierda partidaria.

V

22. Refuerza al Movimiento más amplio de resistencia. La principal base social de la campaña por la consulta proviene de los movimientos que ya se encuentran en resistencia, simplemente concentra parte de su actividad en un objetivo general, es una línea de acción de esa gran corriente de la resistencia popular, por consecuencia contribuye a darle fuerza y un cauce común.

23. La campaña encabezada por el Comité Civil da cumplimiento a los acuerdos de la ANRP y del Congreso Social, da prueba de la eficacia de los propósitos de ese movimiento, de la seriedad con la que deben tomarlo todos, comenzando por los adversarios.

24.La participación en la campaña por la revocación de Calderón facilita a las organizaciones activar a sus bases y potenciarse. La capacidad de convocatoria de las organizaciones se pone a prueba ya se puede observar tanto en el trabajo de campaña como en el resultado en votos, dependiendo del grado de compromiso de la organización y su peso. Más allá de su esfera de actividad las organizaciones van al encuentro con públicos amplios sobre los cuales buscan influir, de tal manera que su presencia se amplifica, aumenta su importancia como actoras durante la campaña, que es un momento en el movimiento social en su conjunto.

25. Hace evidente el grado de compromiso o de obstrucción de los grupos. Sabemos de las contradicciones que atraviesan todo el especto del campo de centro-izquierda, que se reflejan en la campaña. La demanda de destitución provoca posiciones a favor y en contra, y esto influye en que la campaña cobre mayor o menor amplitud. Por lo tanto, esclarece el campo de los que están comprometidos en una militante oposición al régimen.

26. Del lado de la oposición al régimen, la campaña por la destitución de Calderón es una forma de acción compatible con moderados y radicales, aunque hay que reconocer que no es aceptable para los que claman por derribar al régimen mediante acciones de fuerza y tampoco es compartida por quienes inclinan por la colaboración con las derechas.

27. Las organizaciones se presentan en este tipo de lucha, ganan una imagen positiva por su activismo. Las organizaciones se presentan ante sus bases y ante los públicos como actores activos, y en consecuencia su imagen será mejor valorada por el público partidario de la consulta y en general por el movimiento de oposición.

28. La competencia por el predominio entre las organizaciones sociales y políticas se expresa de varias maneras, entre ellas el sectarismo. Especialmente en las asambleas de representantes se hace presente esa competencia, pero al mismo tiempo se da el comportamiento contrario, es un ejercicio de pluralismo y cooperación, y de esta manera reproduce una cultura democrática.

29. Los trabajos de la campaña son realizados por organizaciones y ciudadanos, no hay profesionales, sólo voluntarios. Sobre la base del compromiso voluntario se practica la autoorganización y se auspicia la cultura de autoorganización.

30. No obstante que se toman decisiones por consenso, cada cual las asume a su manera, cosa muy distinta a la disciplina que impone una organización burocrática. Se da por sentado que hay cierto incumplimiento, pero la marcha de la campaña es el producto de la iniciativa y creatividad de los participantes, la mejor seña de la madurez de la cultura de participación ciudadana.

31. La autonomía y participación individual (tanto de representantes como ciudadanos) requiere un trato de igualdad, por tanto de horizontalidad; las relaciones son de intercambio directo, el método de asambleas, los acuerdos por consenso. Conviven cierta centralidad y desconcentración, y ambas exigen un principio de coordinación, pero siempre bajo el principio del acuerdo mutuo.

32. La organización flexible contrarresta las costumbres de los aparatos burocráticos habituadas a una relación de ordeno y mando, de subordinación, lo que hace suponer que esta cultura de participación democrática repercuta en beneficio del funcionamiento de las organizaciones.

33. La campaña por la revocación crea temporalmente un tipo de organización, resume una voluntad colectiva en acción, pero por sí misma no tiene continuidad. Sin embargo, la energía acumulada puede ser reabsorbida por el movimiento más amplio de la resistencia popular. En cierto modo la campaña temporal presenta la ventaja de no rivalizar con las organizaciones más duraderas, su virtud reside en que favorece la unidad en la acción futura del movimiento de resistencia.

34. La consulta termina con una labor intensiva de información de los resultados a la sociedad en todo el país. Es el último momento en que los organizadores y participantes cumplen con su responsabilidad fundamental ante los electores y se refrenda la confianza mutua.

35. Este momento culminante plantea inevitablemente la cuestión de qué consecuencias sacar del resultado. En primer lugar una convicción a partir de la voluntad mayoritaria, para lo cual la divulgación debe ser persistente hasta que quede grabada en la conciencia nacional y sea tomada en cuenta tanto por la opinión pública como por la clase dominante y el propio gobierno. La segunda consecuencia lleva a luchar para que se acate la voluntad general. La debilidad de este supuesto radica en que sólo una pequeña parte del pueblo votó, pero su fortaleza está en que resume la opinión mayoritaria nacional.

En resumen, la consulta quita legitimidad para gobernar al bloque en el poder, sus políticas y decisiones se considerarán carentes de validez. Por lo tanto, quedan justificadas las soluciones que el movimiento democratizador emprenda recurriendo simultáneamente a la desobediencia y la resistencia civiles y al programa constructivo de regeneración de la vida nacional. La respuesta a ¿qué sigue? estará nuevamente en manos del movimiento popular organizado.

* Miembro del Comité Civil Nacional promotor de la consulta al pueblo para la revocación de mandato de Felipe Calderón.


Sobre esta noticia

Autor:
Apolítico (17 noticias)
Visitas:
1210
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

José A (24/05/2010)

Ya pasó el tiempo necesario para que felipe calderon demostrara capacidad y cumpliera promesas, pero de esto nada, de nada, solo violencia y muerte ha dejado su mandato. Fuera calderon

1
+ -
Responder

Armando (24/05/2010)

Estoy de acuerdo en que deje la presidencia, ya que al igual que fox, es un inepto, nada de lo que prometio ha cumplido

1
+ -
Responder

Lalo (25/05/2010)

no les parece que cada poco hay un nuevo chisme, como lo de la influenza, luego lo de paulete, ahora lo del pobreciiito (umju!) de cevallos, esto lo planean los gobiernos para distraernos en otras cosas y pase desapercibido su incompetencia, pero actualmente mucha gente ya esta cansada y no cree esas patrañas. Estoy de acuerdo que RENUNCIE!!!!!!

0
+ -
Responder

Dalmata (27/05/2010)

felipe calderon sirve para 4 cosas, para nada, para nada, para nada , para nada.

0
+ -
Responder

Rodo (30/05/2010)

si que renuncie con todo y secuaces perdon secretarios...