Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bionero.org escriba una noticia?

El consumo reponsable es un Buen Fin

19/11/2012 18:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las personas de estas épocas jamás pudieron imaginar que llegaría una era en la que con solo levantar una mano se podría tener al alcance casi cualquier satisfactor y que el humano llegaría adquirir productos sólo por gusto, quizá motivado por un "inconciente primitivo" de acumular para temporadas difíciles.

En los últimos 200 años la población se ha multiplicado exponencialmente pero en realidad no es este aspecto por si solo el que está causando el deterioro ambiental, sino que en los últimos años los niveles de consumo individual de bienes y servicios se han incrementado, por ejemplo en 1914 se calculaba que ya había un millón de automóviles en el mundo con lo cual se dio inicio al consumo de gasolina a escalas industriales, hoy solo en Yucatán existe medio millón de automóviles y en el mundo cientos de miles de millones ellos que consumen gasolina.

Todo este acumulado de consumo desenfrenando ha llevado al mundo a enfrentar una crisis de deterioro ambiental sin precedentes, calentamiento global, cambio climático, contaminación, agotamiento de los recursos naturales, pérdida de la biodiversidad, son algunos de los problemas ambientales que tenemos que resolver como civilización actual para mantener nuestra vida en el planeta.

Es necesario comprender que casi todos los bienes y servicios que consumimos como sociedad demandan altos volúmenes de recursos naturales y energía para su producción, lo cual se traduce invariablemente en deterioro ambiental. Por citar ejemplos la industria agroalimentaria ha generado del 70 a 90 por ciento de la deforestación mundial, además de una gran cantidad de residuos y de consumos enormes de agua; se calcula que para elaborar una rebanada de pan de caja se necesitan dos garrafones de agua, para obtener un huevo se necesitan siete garrafones de agua, para obtener una porción de carne se necesitan cuatro garrafones de agua.

Y que decir de la industria automotriz y los volúmenes de contaminación y de consumo de electricidad que genera para producir un automóvil; o la industria de la electrónica, los celulares y telecomunicaciones. Otro factor de deterioro causado por la globalización es la gran cantidad de transportes que exige el sistema de abasto actual, desde el traslado de cosechas a depósitos centralizados, a centros de procesamiento, puntos de distribución, venta; además una enorme cantidad de desplazamientos internacionales que en su mayoría son innecesarios, pero se hacen por el lucro que obtienen las corporaciones comprando barato en un país y vendiendo caro en otros, explotando la mano de obra en maquiladoras de China o America Latina y vendiendo caro los productos elaborados en Europa y Estados Unidos.

En buena medida, un concepto que puede orientar a nuestra sociedad hacia una explotación más racional de sus recursos naturales es el de "consumo responsable" desde 1994 se reconoce que las principales causas de que continúe deteriorándose el medio ambiente mundial son las modalidades insostenibles de consumo y producción, lo que se traduce en una explotación inmoderada de los recursos del planeta.

El consumo responsable se define como "el uso de bienes y servicios que responden a las necesidades básicas y conducen a una calidad de vida mejor, a la vez que se minimiza el uso de recursos naturales, materiales tóxicos y emisiones de residuos y contaminantes durante el ciclo de vida, sin poner en riesgo las necesidades de las generaciones futuras".

Esto supone la acción consciente del individuo moderno y de las instituciones que son capaces de consumir no solamente por la satisfacción de una necesidad o peor aún por mero gusto, sino que implica colaborar con la elección de compra en los procesos económicos, medioambientales y sociales que posibilitan el bien o producto consumido. Por ello se postula que es muy importante tener en cuenta en el momento de elegir entre las opciones disponibles en el mercado las que menos repercusiones negativas tengan, revisando etiquetas o conociendo la "historia" del producto, su origen y su forma de producción.

El Consumo responsable se basa también en el principio "del poder de la compra" es decir la diferencia que representa, por ejemplo adquirir un tomate producido naturalmente en una comunidad campesina indígena de nuestro propio Estado, contra uno importado, obtenido de un proceso agrícola industrial con alto uso de agroquímicos, que fue transportado miles de kilómetros, refrigerado, etc.

El concepto de consumo responsable aplicado a la operación cotidiana de las organizaciones y las personas, se puede sintetizar en tres principios básicos: 1) consumir un menor volumen de bienes, 2) preferir bienes cuyo ciclo de vida (producción - transporte - disposición final) tenga menores impactos al ambiente y, 3) que el consumo de un bien represente efectos sociales benéficos en la propia comunidad.

Asi pues, ¡a consumir productos frescos, producidos localmente por comunidades rurales y campesinas, sin refrigeración, en los mercados tradicionales, productos orgánicos¡ y sobre todo a eliminar las conductas primitivas consumistas.

*Ingeniero agrónomo y activista ambiental


Sobre esta noticia

Autor:
Bionero.org (381 noticias)
Fuente:
bionero.org
Visitas:
103
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.