Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Contribuyen presiones académicas a la adicción al cigarro en jóvenes

29/05/2009 05:34 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una de las principales causas de adicción al cigarro en la juventud es el estrés académico, revelaron las investigaciones sobre la dependencia realizadas por la Clínica contra el Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la UNAM. El ambiente en la escuela se vuelve agresivo al tener presente la mayoría del tiempo la competitividad, por lo que los alumnos encuentran en el cigarro una ayuda para controlar el estrés, mencionó la doctora Guadalupe Ponciano, coordinadora de la clínica. Este nivel de tensión se encuentra mayormente en los alumnos de los últimos semestres, ya que se enfrentan con que al terminar una carrera no es seguro encontrar un empleo o que el seguir con un posgrado implica más años de sus vidas. La doctora comentó que los jóvenes que asisten al consultorio llevan una actitud abierta, pues intentan manejar responsablemente desde el principio su situación, pero en el transcurso se enfrentan a distintas preocupaciones. La principal inquietud que experimentan es cómo van a manejar la ansiedad en temporada de exámenes, motivo por el cual los doctores les enseñan a enfrentar sus problemas y manejar emociones mediante técnicas de relajación. En México existen unos 26 millones de fumadores, de los cuales se estima que la mitad son adolescentes, según datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). De acuerdo con el Atlas del Tabaco, publicado por la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), del total de la población mexicana 30.4 por ciento de los hombres son fumadores, mientras que el sexo femenino representa 9.5 por ciento. Al respecto, Ponciano dijo que cada día hay más mujeres con este problema, al igual que con el alcoholismo, situaciones que van de la mano, por lo que hay que tener mucho cuidado. Afirmó que las sesiones que se llevan a cabo una vez por semana, a pesar de que son en grupo, intentan hacerlas lo más personalizadas posible, de acuerdo con la edad, género y características individuales. Esto se debe a las necesidades que cada persona tiene, ya que se han dado cuenta de que los motivos que llevan a los jóvenes a inscribirse a la clínica son distintos a los de las personas mayores de 30 años, quienes ya empiezan a tener síntomas causados por el tabaco. Sigue Contribuyen presiones. dos. tabaco La coordinadora aseguró que inclusive entre el grupo de los estudiantes se encuentran desigualdades según el género, pues los hombres van generalmente por la falta de condición, mientras que las mujeres asisten por el factor físico, como el deterioro del cutis y el mal aliento. También están las desigualdades en el nivel de la adicción, los que tienen una dependencia baja sólo toman sesiones grupales, los que tienen un grado mediano tienen que recurrir a los parches, chicles e inhaladores, que actúan como sustituto de la nicotina. Los que son altamente adictos necesitan medicamentos más fuertes, y en el caso de los que tienden a deprimirse con frecuencia, se les receta antidepresivos. Por ello, una vez que la persona entra a la clínica para tratarse el primer paso a seguir es entrevistarse con personal médico para determinar su situación y si puede o no asistir a las pláticas grupales, de lo contrario tendrá que ser atendido individualmente. En el proceso no se deja de fumar gradualmente, ya que puede ser desgastante y es inevitable una recaída, preparan a las personas para dejar de fumar en la fecha que les indican, la cual es a partir de la tercera semana. En este sentido, la coordinadora indicó que sólo cinco por ciento de los que atienden no ha intentado antes dejar el tabaco, mientras que el resto ha probado al menos tres técnicas para lograrlo, las cuales fueron fallidas. Gabriel Mortera, estudiante de la licenciatura de diseño, fuma desde la secundaria; actualmente consume alrededor de 15 cigarros al día e intentó dejarlo dos veces hace un año, la primera disminuyendo la cantidad y finalmente acudiendo a los parches y chicles. "Escuché de unas sesiones de rayo láser que te borran la adicción y creí que eso sería una buena opción para mí, pero resultaron muy costosas, decidí no dejar de fumar por el momento, hasta que termine mi carrera, sé que lo tengo que hacer porque reconozco que ya es una dependencia y me traerá enfermedades", dijo. Por otro lado, Yunuén Monter, de 25 años, comentó que ella empezó a fumar a los 15 por curiosidad, pose y apariencias, pero años después se dio cuenta que ya era una dependencia. Ella tomó la decisión de dejarlo cuando tomó consciencia de que era una adicción y que como tal tenía consecuencias nocivas en su salud, ya que corría el peligro de tener problemas circulatorios por genética, y el cigarro sólo aumentaba los riesgos. Sigue Contribuyen presiones. tres y última. riesgos "Al principio fue intento personal, pero después me di cuenta que necesitaba ayuda; así que recurrí a métodos de medicina alternativa para liberar la ansiedad y desintoxicarme, los cuales duraron un poco más de cuatro meses, pero ahora ya estoy libre de adicciones", afirmó. Al respecto, Guadalupe Ponciano mencionó que es muy importante reconocer cuando se trata de una adicción, y una manera de descubrirlo es tomando en cuenta el tiempo que pasa una vez que se despierta en la mañana y se fuma el primer cigarrillo, o si se sigue fumando cuando se está enfermo. La terapia que utilizan en la clínica es cognitivo-conductual, en la que les dan información teórica sobre su problema, pero también ejercicios prácticos para afrontar sus emociones y controlarlas mediante la participación grupal, la relajación y la respiración. Los medicamentos, que dependen del nivel del problema, los van disminuyendo con el tiempo para que antes de la décima semana ya no tomen nada y estén libres de cualquier dependencia. Una vez terminado el curso no dejan solos a los pacientes, les entregan un calendario donde están indicadas las fechas de las pláticas mensuales que se imparten durante un año, esto para hacer un mantenimiento de la abstinencia y seguir apoyando a las personas. Ponciano comentó que es importante reconocer que esta labor social no sólo ayuda a los consumidores, sino también a las personas que se encuentran a su alrededor, por ello invita a hacer consciencia del problema este 31 de mayo, Día Mundial sin Fumar, fecha en la que también cumple ocho años la clínica. El consultorio abre sus puertas para recibir a personas con este problema en los meses de enero, mayo y agosto, con tres grupos en cada uno, por lo que suman 45 personas por cada temporada que se inaugura.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
157
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.