Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Contribuyó Paul Gauguin a darle forma al arte moderno

07/05/2012 03:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Eugène Henri Paul Gauguin fue un pintor postimpresionista cuyos experimentos sobre el color y el conjunto influyeron en la evolución de la pintura, a través de la utilización de colores exuberantes, formas bidimensionales planas y temáticas. Nació en París el 7 de junio de 1848 en el seno de una familia liberal de clase media, siendo su padre Clovis Gauguin, un periodista antimonárquico, y su madre María Aline Chazal, hija de la célebre feminista y socialista Flora Tristán. De acuerdo con el sitio “paul-gauguin.net”, debido al clima político adverso de la época, su familia huyó a Perú en 1851 y vivió allí durante cuatro años. Su padre murió durante ese viaje, quedando Paul sólo con su madre y hermana. Este tiempo en Perú sería de gran influencia para la obra del pintor en años posteriores. Cuentan que de regreso a Francia se desempeñó como ayudante en la marina mercante francesa y después se convirtió en un agente de bolsa exitoso, lo que le permitió vivir de manera confortable junto a su esposa Mette-Sophie Gad y los cinco hijos que procrearon. En 1874 conoció al pintor Camille Pissarro y asistió a la primera exposición de los impresionistas. Luego de estos acontecimientos, Paul se hizo coleccionista y pintor aficionado y logró exponer junto con los pintores impresionistas de la época en 1876, 1880, 1881, 1882 y 1886. En 1882, después del desplome de la bolsa, decidió hacer de la pintura su ocupación de tiempo completo y en 1884 se trasladó a Ruán, donde vivía Pissarro, dejándose conquistar por los paisajes del lugar. Y de 1886 a 1891 Paul pasó su tiempo en Gran Bretaña, donde fue parte de un grupo de pintores experimentales que se conocieron como la escuela de Pont-Aven. Después, bajo la influencia del pintor Emile Bernard, se alejó del impresionismo y adoptó un estilo menos naturalista, al que llamó sintetismo. Su nueva fuente de inspiración fue el arte indígena que observó en los vitrales medievales y grabados japoneses, éstos últimos, a través de Vincent Van Gogh, con quien vivió dos meses en 1888 en Arlés, al sur de Francia, y que tras el incidente en el cual Van Gogh intentó matar a Paul, éste abandonó la ciudad. Igual que Van Gogh, Paul Gauguin también experimentó ataques de depresión y una vez intentó suicidarse. Dicen que estaba decepcionado del impresionismo, ya que sentía que la pintura europea tradicional se había vuelto demasiado imitativa y carente de profundidad simbólica; mientras que el arte de culturas como la africana y asiática le parecía lleno de simbolismo, vigor y esplendor. Bajo la influencia del arte popular y las estampas japonesas, Gauguin forjó un estilo que se caracterizó por la utilización de amplias zonas planas de colores encendidos, como en la obra “El Cristo amarillo”, donde buscó expresar la esencia de los objetos. Para 1891, Gauguin se encontraba frustrado por la falta de reconocimiento y harto de la miseria económica, por lo cual se embarcó hacia Tahití para escapar de la civilización europea y de todo lo que le parecía convencional y artificial. Permaneció el resto de su vida en Las Antillas, en Tahití, y luego en las Islas Marquesas, donde las características de su pintura experimentaron pocos cambios, sin embargo, mantuvo la expresividad cromática, el rechazo a la perspectiva y a la utilización de formas planas. Durante ese tiempo pintó “Fatata te miti”, “Ia Orana María” y otras representaciones de la vida en Tahití. En 1897 se trasladó a Punaauia donde creó su obra maestra “¿De dónde venimos, quiénes somos, a dónde vamos?” y luego se asentó en las Islas Marquesas. La obra de Gauguin de esta época está llena de simbolismos casi religiosos y una perspectiva exótica de la vida en la Polinesia, en donde se puso del lado de los habitantes de ese lugar y se disgustó a menudo con las autoridades coloniales y con la iglesia católica. Durante esa época también escribió el libro “Avant et après”, que contiene una colección de observaciones sobre la vida de la Polinesia, recuerdos de su vida y comentarios sobre literatura y pintura. Debido a problemas con la iglesia y el gobierno, en 1903 fue condenado a tres meses de prisión y a pagar una multa. Murió el 8 de mayo de ese mismo año, a consecuencia de una sífilis, antes de que pudiera pisar la prisión, ya que su cuerpo se había debilitado por el alcohol y una vida disipada, llena de altibajos y soledad. Su obra se valoró con gran fuerza después de su muerte y muchas de sus pinturas fueron adquiridas por el coleccionista Sergei Shchukin, quien exhibió una parte de su colección en el Museo Pushkin y el Museo Hermitage. El estilo de Gauguin fue de gran influencia para muchos pintores, pero la más notable es a ArthurFrank Mathews, quien optó por usar una paleta de colores intensos. “El lago en la llanura”, “Jardín bajo la nieve”, “La visión tras el sermón”, “Lavanderas de Arlés”, “Campesinas Bretonas”, “Arearea”, “Mata Mua”, “La cabellera florida”, “Van Gogh pintando girasoles”, “Cristo en el huerto de los olivos”, “Susana cosiendo” y “Naturaleza muerta con naranjas”, son parte de la extensa obra del pintor francés.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
222
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.