Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Convivieron ritmos balcánicos con jazz, rock, ska y música electrónica

22/01/2012 03:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aunque los organizadores habían dicho en su oportunidad que el Festival Balkan 2012 traería lo más destacado de ritmos balcánicos con jazz, rock, ska y música electrónica, los asistentes vieron superadas la víspera, en mucho, todas sus expectativas. En realidad, aquello fue un espectáculo de antología. “Red Nose Army Balkan Rap” desató los chiflidos; los malabares aparecieron al ritmo de “Hassan” y los ojos se desorbitaron y las bocas permanecieron abiertas cuando salió al escenario un títere que bailó de un lado a otro, a ritmo de la música balkan. Jóvenes y adultos, hombres y mujeres compartieron, con regocijo pocas veces visto en la Plaza Condesa de esta ciudad, cuando Gheorghe Anghel “Caliu” y Vinko Stefanov se erigieron como el plato fuerte de la noche, junto con un ramillete de bandas nacionales de géneros como el jazz, rock, ska y electrónica. El elenco, celebrado por los asistentes, lo completó Triciclo Circus Band, Polka Madre, el popular colectivo electrónico The Red Nose Army, Nabuzenko, La Internacional Sonora Balkanera, BalkaNour y la compañía circense Cirko de Mente, quienes hicieron el acompañamiento a los grandes citados líneas arriba. Desde Rumanía Angel Gheorge, “Caliu”, violinista de Taraf de Haidouks y también estrella de cine más Vinko Stéfanov, y el acordeonista de la Kocani Orquesta de Macedonia, fueron los invitados a este festival de grandes bandas que mezclan música balcánica con mexicana, jazz, ska, rock y lo electrónico. “Turcoaica Angali” fue la pieza con la que Nabuzenko se echó a la bolsa a los asistentes y con la que concluyó participación, una de las primeras de la noche mientras que Vinko Stefanov con Alex Daniels en el otro acordeón deleitaron con “Edinaesetortsa”, un tema que los han colocado en los cuernos de la luna. Hubo quienes bailaron, quienes cantaron, quienes bailaron y cantaron, y hasta quienes intentaron saltar al escenario para tener la oportunidad de tocar junto a sus ídolos en una fiesta de música y circo urbano, la cual tuvo la intensidad, la potencia y el vigor de los gitanos de Taraf de Haidouks y la Orquesta Kocani. El sonido electromariachibalkanicopunk de Red Nose Army y su show circense enloqueció. Con un popurrí balkánico y aventando narices rojas al público, el grupo buscó más integrantes para su ejército de fans. El turno de la radio itinerante más roja del mundo, la Red Nose Army, llegó a encender al público. Gheorghe Anghel, mejor conocido como “Caliu”, es el legendario violinista de Taraf de Haidouks, banda gitana de Rumania que arrasó en sus primeras dos interpretaciones. Sin duda, dijo, una buena manera de iniciar 2012 es bailando con esta música balcánica, que siempre se presta para el festejo y los bailables. Antes de sus respectivas intervenciones, los grupos de esta primera edición del Festival de Música Balcánica expresaron su beneplácito, y afirmaron en tono convincente que el éxito de este ritmo en México radica en sus raíces y formas de expresión gitanas, que combinado con el folclor nacional, hace una fiesta. Coincidieron en señalar que este género se distingue por la sonoridad que es característica ancestral de esa región, “que gusta al mundo porque es muy alegre y profunda”. Y efectivamente, la velada con sesión rítmica corporal y música que penetra los sentidos tuvo una marca de inolvidable para muchos. Acorde con todo lo anterior, el grupo de performance Cirko Demente, quien ha participado en varias actividades de la escena “balkan” y ha combinado desde sus inicios la música con las artes escénicas, incendió el local con su arte y muy acendrada disciplina que le permite realizar sus números trascendentales. Nabuzenko interpretó de la manera más frenética su versión de “Krivo Horo”, una canción típica de Bulgaria, y “Polka Madre” salió para ver de cerca a su raza. Tras dos actos, brincó “Triciclo Circus Band” pero antes, la Darbuka de Nabuzenko marcó el ritmo en “Shawarma”, una obra clásica de este género. El acordeonista de Macedonia lució su talento en “Kalasnjikov”. El espíritu gitano se apoderó del festival en tanto La Internacional Sonora Balkanera se lució con la mezcla de ritmos de “Pico Balkan Selektor” y las flautas de “Púrpura” y “Árabe de Arrabal” hipnotizaron a los asistentes del al evento. En síntesis, se programó a Polka Madre, Internacional Sonora Balkanera con Vinko Stefanov, Cirko de Mente, Nabuzenko con Anghel Gheorghe “Caliu”, The red Nose Army, BalkanNour, Caliu con Vinko Stefanov y Triciclo Circus Band. Ese es el cartel que los amantes del género habían esperado hacía tiempo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
167
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.