Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Convoca Museo Dolores Olmedo a nombrar a perrita xoloitzcuintle

26/07/2011 02:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La pintora, musa, modelo y promotora cultural Dolores Olmedo Patiño, quien murió el 27 de julio de 2002, fue una amante de los perros xoloitzcuintle, a los que crió y cuidó, y ahora el museo que resguarda su legado lanzó una convocatoria para nombrar a una cría de esa raza auténticamente mexicana. En la invitación, el Museo Dolores Olmedo Patiño recuerda que cuenta actualmente con descendientes de “Nahual” y “Citlali”, pareja de xolos criados por Doña Lola, como se le conocía, y que este tipo de canes fue preferido por Diego Rivera y Frida Kahlo. Tras mencionar que el recinto que cuida de la amplia colección que dejó Dolores Olmedo, la más numerosa de obras de Frida Kahlo, ubicado en el sur de esta ciudad, cuenta con una decena de esos perros, indicó que la convocatoria estará vigente del 1 de agosto al 4 de septiembre. El Museo Dolores Olmedo alberga un buen número de fotografías, retratos, pinturas, dibujos, caricaturas y documentos que dan cuenta de la riqueza artística mexicana, además de abrir espacios a exposiciones temporales que aumentan el patrimonio cultural del país. Con el propósito de aumentar el fideicomiso y exhibir su vida, la difusora del arte mexicano decidió en 1994 crear un espacio cultural, el cual sigue vigente hasta nuestros días y proporciona una gran vida cultural a la Ciudad de México. María de los Dolores Olmedo y Patiño Suárez, su nombre completo, nació en Tacubaya, Ciudad de México, el 14 de diciembre de 1908. "Todo lo que tengas compártelo", fue el lema que su madre, María Patiño Suárez, le inculcó y el cual siguió al pie de la letra. Lo anterior cobra dimensión si se toma en cuenta que como promotora cultural ayudó al arte a trascender en benefició de México como pocos lo han hecho. En un inicio estudió leyes, pero su verdadera vocación le llevó a la Academia de San Carlos. Laboró en la Secretaría de Educación Pública, donde conoció al pintor mexicano Diego Rivera. Cave recordar que además de Rivera, Doña Lola, como también se le conoció, compartió con la elite intelectual de aquellas épocas, entre los que se incluye a poetas del grupo de los Contemporáneos, como Salvador Novo o Xavier Villaurrutia. Lo mismo que escritores de la talla de Jaime Torres Bodet o filósofos como José Vasconcelos y Antonio Caso. De la misma manera frecuentó a políticos y a músicos, maestros y pintores. Howard Phillips fue un periodista británico de educación victoriana, quien llegó al país para trabajar para la revista “Mexican Life”. En 1935 se casó con Dolores Olmedo, aunque finalmente se separaron 13 años más tarde. A su lado, la artista y promotora cultural mexicana tuvo cuatro hijos: Alfredo, Irene, Eduardo y Carlos. Dolores Olmedo también incursionó en el ámbito empresarial. Junto a Heriberto Pagelson fundó la empresa Industria Cerámica Armada, la cual daría pie a la Compañía Inmobiliaria y Constructora, S.A. (CICSA), una de las principales compañías contratistas al servicio del gobierno federal. El pasatiempo de coleccionista que Doña Lola mantuvo durante toda su vida rindió frutos después del fallecimiento de su amigo Diego Rivera, en 1957. Éste le encargó la dirección de los museos Frida Kahlo y el Diego Rivera-Anahuacalli. Para 1972, había coleccionado 800 piezas arqueológicas mesoamericanas, así como más de 50 obras de Rivera y Kahlo, además de estofados novohispanos y arte popular. Olmedo Patiño también ocupó cargos políticos y culturales, desde los cuales pudo realizar presentaciones de arte mexicano dentro y fuera del país. Su capacidad de negociación, su buen gusto como coleccionista y su arrojo por enriquecer el patrimonio cultural de México, la llevaron a lograr su meta de construir el Museo Dolores Olmedo. En la década de 1970 adquirió el casco de la Hacienda de la Noria, en Xochimilco, inmueble que databa de finales del siglo XVI. Restauró la hacienda para hacerla su casa y más tarde cederla al pueblo mexicano. El 17 de septiembre de 1994, día de la apertura del museo, es recordado por la gente de Xochimilco, la cual además reconoce su labor social al construir diversas obras públicas en la localidad, como escuelas. Esta fue una de las muchas formas en las que contribuyó a la cultura de México. Dolores Olmedo Patiño murió el 27 de julio de 2002. En la actualidad visitar su museo y admirar su legado es una parada obligada si de cultura mexicana se quiere hablar.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
106
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.