Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sociedad Mexicana escriba una noticia?

Corresponde a todos construir la paz: obispo de Cancún-Chetumal

25/12/2010 09:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En su mensaje de Navidad, el obispo de Cancún-Chetumal, Pedro Pablo Elizondo Cárdenas, destacó que “a todos nos corresponde construir la paz” e invitó a “romper el círculo de la violencia rompiendo el círculo de la desconfianza en las instituciones y reforzando el tejido social”. Destacó que los líderes que tienen en sus manos los destinos de los pueblos deben hacer su tarea, pero ellos solos no pueden, sino que necesitan la colaboración de la sociedad civil. Es necesario, dijo, afrontar de raíz el problema de la violencia, educando a las personas para la paz y reforzando en las instituciones el sentido de la moralidad, de la ética y de la legalidad, pues “si no reina el estado de derecho no puede haber paz en un pueblo”. En un documento reproducido en la página de internet de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) Elizondo Cárdenas oró por “nuestra patria dañada por la violencia y angustiada por el miedo y la inseguridad” y pidió consuelo al dolor de los que sufren. “Da acierto a las decisiones de quienes nos gobiernan. Toca el corazón de quienes olvidan que somos hermanos y provocan sufrimiento y muerte. Dales el don de la conversión. Protege a nuestros pueblos y familias; protege a nuestros niños, adolescentes y jóvenes”, expresó. El prelado señaló que la paz es fruto de la justicia, la cual “en sentido bíblico no es sólo dar a cada uno lo que le corresponde sino que también se refiere a esa rectitud, honestidad, bondad, santidad de vida con que nos comportamos y que nos garantiza la tranquilidad de nuestra conciencia personal y la paz interior”. Alertó que “quien no tiene un corazón bueno y justo, quien ha dejado que su corazón se endurezca y se embrutezca hasta llegar a despreciar la vida de los demás, puede llegar a ser capaz de la más horrorosa crueldad” y un corazón así no puede tener paz interior. El obispo recalcó que un corazón que llega a disfrutar “el dominio absoluto y abominable de otra persona a través del secuestro, la extorsión y hasta disfrutar con el asesinato más brutal e inhumano” estará siempre invadido por la zozobra, la tensión, el miedo, la angustia y la falta de paz.


Sobre esta noticia

Autor:
Sociedad Mexicana (21910 noticias)
Visitas:
83
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.