Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Roberto Díaz Ramírez escriba una noticia?

Corrupción, modus operandi de la clase política mexicana

27/10/2012 17:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En el México de la inseguridad y la violencia, cada día queda más claro que el que no transa no avanza, dicho que le cae como anillo al dedo a la clase política, que ha convertido a la corrupción en un estilo de vida

<a href="http://www.flickr.com/photos/35060117@N08/3257724658/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/35060117@N08/3257724658/" target="_blank">Juanito Topo</a> via Flickr

En el México de la inseguridad y la violencia, cada día queda más claro que el que no transa no avanza, dicho que le cae como anillo al dedo a la clase política, que fiel a lo que considera su "deber ser" dentro de la estructura de poder, ha convertido al Estado Garante de la justicia, en Estado Fallido, realidad que ya permeó como status quo, del cual parece imposible escapar.

Desde hace 30 años, por lo menos, la corrupción dejó de ser una costumbre para volverse ley que, institucionalizada por el PRI desde el más bajo hasta al más alto nivel de gobierno, acabó por establecerse como una práctica social políticamente incorrecta, pero necesaria para la supervivencia de funcionarios que convirtieron al Estado en una mina de oro, sin que se vislumbren, a corto y mediano plazo, acciones firmes para contenerla.

De ello da cuenta la encuesta difundida por el INEGI, quien el pasado 16 de octubre puso los puntos sobre las íes en torno al fenómeno de la corrupción, ubicándola como la razón de ser del actual Estado Fallido, al señalar que los partidos políticos, están entre los entes públicos más corruptos del país, percepción ciudadana que no es nueva y da pie para precisar las razones del clima de violencia que envuelve al país.

De acuerdo con las cifras expuestas en la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental 2011, cuyo objetivo era medir el desempeño de los gobiernos, la política a la mexicana, tan pródiga en malos ejemplos de lo que significa ser militante de este tipo de instituciones, se encuentra catalogada como una de las profesiones con peor fama, utilizada para tutelar un estado de derecho al que, en los hechos, los hombres públicos no defienden ni en defensa propia.

<a href="http://www.flickr.com/photos/72408807@N00/6261587149/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/72408807@N00/6261587149/" target="_blank">Julián Ortega Martínez</a> via Flickr

"A partir de la ENCIG se estima que a nivel nacional, el 91.8% considera que la corrupción es una práctica Muy Frecuente y Frecuente en la Policía, seguido de los Partidos Políticos con 88.6%. Mientras que por otro lado, en las Iglesias, el Ejército y la Marina estas cifras están en 29.1%, 28.5% y 19.4% respectivamente", estableció la percepción ciudadana, que puso a este flagelo social como el tercer problema en importancia, solamente superado por la inseguridad y la delincuencia, además del desempleo.

El INEGI no se anduvo por las ramas, confirmando lo dicho por la organización Transparencia Internacional, que vía el Barómetro de Percepción de la Corrupción 2010, también dio un diagnóstico apabullante: "En la mayoría de los países, el público aún considera a los partidos políticos como la institución más afectada por la corrupción. Estas percepciones además de ser un reflejo de la imagen negativa de los partidos políticos que el público ha informado de forma sistemática en el Barómetro a través de los años, podrían además socavar el rol básico de los partidos en el proceso democrático".

<a href="http://www.flickr.com/photos/62518311@N00/238524949/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/62518311@N00/238524949/" target="_blank">Daquella manera</a> via Flickr

Las conclusiones del Barómetro, no eran halagadoras en 2010 y no lo son ahora las de la ENCIG, lo que nuevamente ha puesto al México corrupto sobre la mesa de la discusión. "Los partidos políticos son señalados como la institución más corrupta en todas partes del mundo. Ocho de cada diez personas consideran a los partidos políticos como corruptos o extremadamente corruptos", estableció TI entonces, rubro en el que México, lo confirma ahora el INEGI, no es la excepción, sino la regla y no cualquier regla, sino una muy difícil de romper.

Un dato marcado por el descaro, que ilustra la triste realidad a la que se enfrenta el país, gracias a la Partidocracia y, obviamente, a sus más caros, cínicos y enlodados militantes, es la severa crítica realizada por el ex gobernador de Coahuila y ex presidente nacional del PRI, Humberto Moreira, quien a raíz de su reciente enemistad con el narco, ahora reclama, exige que se aplique la ley a "narco-empresarios" corruptos de su terruño, esos a los que antes solapó.


Sobre esta noticia

Autor:
Roberto Díaz Ramírez (122 noticias)
Visitas:
1512
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.