Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gaby Carmona Astudillo escriba una noticia?

Corrupción sindical en la sección 20 de la CTM Acapulco

10/09/2009 10:44 4 Comentarios Lectura: ( palabras)

De guía de turistas a líder sindical

Acapulco, Gro. 10 de septiembre del 2009.-Dice el refrán popular “ no tiene la culpa el indio sino el que lo hace compadre” y ahora los agremiados adscritos a la sección 20 de la CTM en Acapulco que mal dirige el líder sindical, Alberto Rodríguez Ávila sufren las consecuencias de haber otorgado su voto y su apoyo a un equis aspirante que está más cerca de quien tiene el poder y el dinero que en atender y defender los derechos de sus agremiados.

Alberto Rodríguez Ávila, era hasta hace poco un guía de turistas, de esos que molestan a los turistas que visitan este destino de playa, empleado de una agencia de viajes, que diariamente vestía sus camisas estampadas y bajo su brazo sus guías turísticas.

Miembro activo de la sección 20 de la CTM en Acapulco, Alberto Rodríguez Ávila, era hasta ese momento el único integrante que reunía los requisitos para registrarse como candidato a la dirigencia de la sección y de esa manera enfrentar al entonces dirigente Javier Gutiérrez a quien derrotaron el día de la elección.

Pero no tardó mucho para que el neófito dirigente sindical se le subieran los humos, - como dice la cantante Lupita D’alessio, - y dejará de vestir las camisas estampadas, de esas coloridas y floridas, y los agremiados comenzaron a observar no solamente el cambio en su vestimenta ya de marca y de mejor calidad, de los roídos trapos que traía, y obviamente que el ingreso económico, antes raquítico, se incrementó ya como líder sindical.

Sus alimentos fueron modificados también y por ende se convirtió en dama de compañía de su líder máximo, y actual diputado local, Antelmo Alvarado Arroyo, a quien al igual que otros líderes sindicales le pagaban todos sus excesos de comidas, vinos y mujeres así como la renta de su casa y hoteles, todo eso con cargo a los trabajadores.

Con las aportaciones de sus socios paga parrandas de su líder estatall cetemista

Del humilde y modesto empleado banquetero, Alberto Rodríguez Ávila se convirtió en una persona sin escrúpulos rayando en el cinismo, dirán unos, sin verguenzadas expresan otros, lo cierto es que al líder de la sección 20 de la CTM se le olvidó de donde viene, y ahora se niega a reconocer los derechos laborales de sus agremiados pero no solamente hay indicios de que el dinero está siendo malversado.

Un ejemplo es el caso del joven Julio Medrano Taboada, a quien Alberto Rodríguez se niega a otorgarle el beneficio a que tienen derechos todos los trabajadores cuando sufren la perdida de un familiar cercano, en este caso, Julio Medrano enfrentó la enfermedad de su esposa, también trabajadora de un restaurante de conocido centro comercial ubicado entre Costera Alemán y Wilfrido Massieu, y después de una lucha frontal contra la enfermedad, la joven trabajadora falleció.

No obstante que el líder sindical de la sección 20 descontó a sus agremiados una cuota para ese efecto, se niega a entregarle los tres mil pesos por los gastos funerarios a los que Julio tiene derecho por ser una aportación de sus compañeros, sin embargo, Alberto Rodríguez pretende entregarle solamente mil 500 pesos y quedarse el con el resto del dinero.

Pero el también llamado “Beto sin chiste” alega que no entrega el dinero completo porque Julio no es socio activo de la CTM, ahora resulta, que no quiere reconocerle sus derechos, esos que se ha ganado a pulso, pero cuando andaban en las campañas, entonces sí valen las personas y hasta la antigüedad.

Dice el refrán popular el que anda con lobos aullar aprende, pero el llamado “Beto sin chiste” de la sección 20 ni es lobo ni lobito es apenas un gato corriente que se refugia en la enorme sombra de su líder y maestro, como dice una amigo por ahí, su sen sei, Antelmo Alvarado, otro nefasto dirigente sindical que se ha enriquecido en Guerrero, y quien desde esa posición puso al mejor postor las candidaturas de la CTM en los procesos electorales pasados, y que hoy en día enfrenta la rebelión de los justos y del beneficio de los trabajadores. No deben olvidar ese refrán popular que dice “cuando el tecolote canta, el indio muere”. Veremos qué pasa con el llamado “Beto sin chiste” como fue bautizado el líder sindical. Vale.

Le la camisa estampada a portador de ropa de marca


Sobre esta noticia

Autor:
Gaby Carmona Astudillo (114 noticias)
Visitas:
4945
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

costeño (24/09/2009)

es un rata de dos pata esta robando a manos llena y no hace nada por los empleados hoteleros y familia necesitamos ayuda de todos los empleados hoteleros la union hace la furerza

0
+ -
Responder

francisco (14/12/2010)

como hacen falta los lideres sindicales de antes ,,, los de la decada de los 80 a principios de los 90 cuando la seccion 20 era la mas chingona del estado por defender a sus trabajadores,.,.,.,.,,.

0
+ -
Responder

Ramon (22/02/2013)

Ya se refleja un cambion con el compañero Alvaro, ojala la seccion 20 vuelva a ser aquella seccion 20 de los 80s la mas organizada, la mas honesta que contaba con mas socios y servia mismo de ejemplo a la federacion. Recibe cordial Saludo compañeros.

0
+ -
Responder

victor rivers (30/12/2015)

en los sindicatos el unico que gana es el lider sindical ya que para cualquier mal arreglo se la tiene que dar su feria a el, si no no hay trato y el si que de todo quiere su lana.