Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miguel Cuevas escriba una noticia?

La corta vida del nuevo zócalo central

06/12/2009 15:47 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En su último año de gobierno de la administración perredista, precedida por Rafael Ariza, demolió y construyó un nuevo parque municipal, mediante una inversión

La corta vida del nuevo Zócalo Central

En su último año de gobierno de la administración perredista, precedida por Rafael Ariza, demolió y construyó un nuevo parque municipal, mediante una inversión millonario, el Zócalo y su kiosco fue proyectado y edificado con una arquitectura que a muchos ciudadanos les pareció fea, en todo caso, una obra que en nada contenía la esencia coyuquense.

El antiguo parque, de alguna manera revivía sentimientos nostálgicos en quienes en su momento paseaban o se distraían en lo que era el único lugar de esparcimiento y reunión de los jóvenes de aquel entonces. En dicho zócalo, prácticamente se llevaban a cabo todas las festividades y ceremonias de Coyuca de Benítez: el Carnaval, bailes en lo que ahora es la cancha techada, la festividad de San Miguel Arcángel, la feria de la Palmera, kermés para algún bolsillo o causa. Muchas parejas que ahora son abuelos y padres de familia iniciaron en tan dichoso lugar su relación de noviazgo, sentados en bancas de herraje, donadas por los ciudadanos comprometidos con su ciudad. Por cierto las antiguas bancas del Zócalo Municipal desaparecieron para siempre, ahora se encuentran en manos de ex funcionario y parientes de la administración perredista que se llevó entre sus funestas decisiones la demolición de aquel antiguo zócalo, junto con lo que creíamos sempiterno kiosco.

En algunos meses y, jaloneos con algunos vecinos y ciudadanos que protestaron por el derrumbamiento de parte tan importante de la historia de Coyuca, se construyó el nuevo zócalo, de arquitectura, como lo dijimos antes, incierta y desmotivada de la esencia de nuestro pueblo; esta nueva edificación contaba con bancas incomodas y una sección de juegos para niños que en pocos meses quedó destruida ante la falta de mantenimiento e interés de las autoridades en turno. En fin, Coyuca contaba con un nuevo Zócalo que costó al municipio una fuerte erogación de la partida presupuestal.

Un nuevo zócalo que pensamos tendría una vida útil de cuando menos veinte años o más. Una inversión que deberían disfrutar los coyuquenses y que dotó a perpetuidad permisos de venta en el inmueble, a personajes que por décadas han llevado a cabo actividades comerciales en el espacio público, lugares donde se vende la torta, el agua fresca, dulces y chácharas, lugares que eran punto de reunión de jóvenes que departían después de la escuela.

El antiguo parque, de alguna manera revivía sentimientos nostálgicos en quienes en su momento paseaban o se distraían en lo que era el jóvenes de aquel entonces. En dicho zócalo

Sorprendentemente, la actual administración presidida por Merced Baldovinos, en un momento crucial e inédito, cuando el Ayuntamiento labora a medio tiempo para justificar pagos miserables a sus trabajadores (no a sus funcionarios de primera línea), cuando el presidente de la República anuncia su plan contra la crisis, donde incluye la desaparición de tres secretarias, cuando se han despedido de manera masiva trabajadores, cuando se lamenta la falta de recursos para mantener andando la maquinaria administrativa, cuando el gobernador Zeferino Torreblanca anuncia la escasees de recursos; la actual administración destruye el Zócalo Central para remodelarlo, la edad de la construcción no rebasaba los cuatro años, era completamente funcional. La ciudadanía debe preguntarse: ¿a qué capricho u ocurrencia responde al hecho de derrumbar una construcción reciente y cara? Destruir, si destruir, porque destruir es el término exacto para denominar una barbarie de tal naturaleza, destruir el Zócalo Central para reinvertir dineros que, bien por su escasees, se podrían utilizar para obras que fortalezcan el desarrollo social.

El acto en sí es un crimen en contra de la economía municipal, un crimen con sus responsabilidades y consecuencias, si el presidente municipal, está emprendiendo medidas anti crisis que permitan sanear las finanzas, ¿porqué? El atrevimiento de un gasto innecesario en momentos tan difíciles en el ámbito nacional.

No entendemos o no compartimos las incongruencias que perjudiquen el desarrollo del municipio y sus ciudadanos; el presidente municipal Merced Baldovinos, debe una explicación ante este lamentable acto que pone en entredicho el actuar y la inteligencia en obras públicas. En años pasados, la calle Constitución, la calle donde está precisamente el edifico del Ayuntamiento, fue repavimentada tres veces en un lapso de cinco o seis años, el motivo lógico que lleva a tener pensamientos suspicaces, son las enormes ganancias que dejan las pavimentaciones de calles, para nadie es un secreto que en los últimos tiempos, los presidentes municipales son socios mayoritarios en la obra pública, si se fija, amigo lector, amigo coyuquense, en la cabecera municipal y colonias aledañas, nos encontramos calles pavimentadas en los lugares más inusuales.

Esperemos que en la demolición del jovencito zócalo, no existan motivos de pe$o, más bien de revanchismos, desquite y el deseo de borrar la huella de un fracasado proyecto en los altos funcionarios de obras públicas.


Sobre esta noticia

Autor:
Miguel Cuevas (30 noticias)
Visitas:
454
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.