Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Crean obra de danza-teatro que cuestiona la condición humana

04/06/2009 12:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Es en el cuerpo, vehículo perfecto de comunicación, donde el coreógrafo y bailarín Aladino Rivera Blanca encontró la herramienta idónea para abordar en el escenario el tema de la deshumanización, a través de un proyecto de danza-teatro. Se trata de "Happy time"s en momentos k-brones", creada con el apoyo de una beca del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), dentro del programa Jóvenes Creadores en el rubro creadores escénicos. Este joven de 25 años de edad tenía la necesidad de reflexionar a través de su arte sobre los problemas a los que se enfrenta la humanidad en estos tiempos, como el desamor y la falta de contacto físico y espiritual entre las personas. "La obra refleja la saturación de las emociones. Creo que todo lo que hacemos ahora es en demasía", explicó el artista. Realizar "Happy time"s en momentos k-brones" le llevó a este joven ocho meses de trabajo de laboratorio con su propia compañía, Inside The Body, fundada hace poco más de dos años y la cual busca explorar los límites del ser humano. Se trata de un montaje donde se da una fusión peculiar de diferentes artes escénicas y visuales. Hay un director de cámara que se encarga de las proyecciones durante la función. No hay una propuesta escénica, pues a Rivera le interesa más explotar las cualidades del los intérpretes, que sean ellos mismos los principales elementos escenográficos. El bailarín realizó su apuesta a un espectáculo de danza-teatro, pues consideró que "al ser joven y con poca experiencia me permite jugar con mis creaciones, de ahí que sean muy diferentes entre sí. Lo que quiero aclarar es que es danza-teatro, no porque se utilicen bailarines o actores, sino por la estética de la propuesta, que muestra imágenes muy narrativas". Lo interesante de este montaje es que las ocho personas que lo interpretan no son ni bailarines ni actores, es gente que estuvo en los cursos que este coreógrafo ha dado desde que egresó de la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). "Siempre me ha llamado la atención la personalidad de quienes han sido parte de mis cursos. Así que mi propuesta la realicé a partir de las personas que convoqué para el proyecto. Confieso que no me inspira el ego de un bailarín o del actor, prefiero trabajar a partir de la personalidad real de gente que no está preocupada tanto por brillar en el escenario, que es humilde y honesta". Sigue Crean obra de. dos. honesta" Justo por sus antecedentes no profesionales, Rivera tuvo que darles un entrenamiento especial para lograr el objetivo que tenía en mente con "Happy time"s en momentos k-brones", que fuera una creación colectiva dirigida por él. Esa ha sido una de las características que tiene el trabajo del creador: realizar producciones donde él no sea el líder, sino que surjan de las ideas y colaboración de los involucrados. "Para mí es fundamental escucharlos porque eso enriquece el trabajo. Por ello no me gusta llamarlos intérpretes, sino colaboradores creativos". Así que la compañía Inside The Body no cuenta con integrantes fijos; cambian conforme a las necesidades temáticas y estéticas de las piezas de Rivera que, más que fijarse en la técnica, le interesa que sus invitados tengan personalidades peculiares, diferentes. Después de haber recibido la beca del Fonca para crear este montaje, ahora Rivera piensa en una estrategia de promoción para la misma en diferentes espacios, principalmente en festivales, como el de San Luis Potosí. En dicho estado se lleva a cabo el encuentro de danza contemporánea más antiguo de América Latina (fundado por Lila López). Por ello, confía en recibir nuevamente el mismo estímulo el año próximo para alcanzar su meta de difusión. Por el momento, dijo estar comprometido al cien por ciento con "Happy time"s en momentos k-brones", pues se dijo convencido de que no quiere ser una máquina de obras, de crear a destajo. "Quiero hacer una propuesta bien hecha y explotarla al máximo para que valga la pena el proceso creativo", aseveró. El creador anotó que quiere seguir con la fusión de conocimientos aprendidos en México y Canadá, donde vivió durante tres años. Actualmente forma parte de la máxima compañía de danza-teatro en ese país: Dave St Pierre Inc. "Esta experiencia ha sido determinante para mí, porque me cambió completamente la perspectiva de mi profesión, como el trabajar con las personas, no con intérpretes. Fue un lugar donde aprendí la libertad creativa", destacó. La propuesta de Rivera ha sido bien recibida por la crítica. Juan Hernández, destacado periodista especializado en las artes escénicas, ha dicho que la pieza tiene dos grandes virtudes. A saber, la vitalidad de su vocabulario, para escribir un discurso actual que hable con crudeza sobre la condición humana, y el humor ácido con el cual aborda asuntos como la violencia, el caos, la indiferencia y el vacío frente a la carencia de oportunidades.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
335
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.