Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mateoncio escriba una noticia?

El creciente odio a la inmigración asciende a la ultraderecha sueca justo antes de las elecciones

09/09/2018 14:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

“Da miedo. Esperemos que vote mucha gente; quizá así el ascenso del SD sea algo inferior”, dicen ciudadanos suecos, asustados por las elecciones de este domingo

Mateo Aspa, Barcelona

Odio y racismo. La ultraderecha europea vuelve con más poder y, en mi opinión, este ascenso tan solo se puede atribuir a un hecho: la inmigración. Cada vez son más los países que rechazan peticiones de gobiernos como el de Merkel, preocupada por la situación que hoy día millones de personas viven, y se rehúsan en decir que este no es su problema, que un país a millones de kilómetros del suyo no puede interferir en su día a día a causa de la situación en la que su pubelo se encuentra. Y lo peor: parece que más gente de lo imaginable cree en este razonamiento. ¿Cómo si no es explicable el implacable y escalofriante ascenso de los partidos políticos de la ultraderecha en la mayoría de los países europeos, teniendo en cuenta que son los gobiernos más reticentes con un tema de tal magnitud?

Hoy, otro claro manifiesto de este creciente sentimiento nulo hacia millones de hombres, mujeres y niños que sufren una terrible situación de pobreza se ha producido. Esta vez, en Suecia. El Partido Socialdemócrata sueco es un partido político que gobierna Suecia en la actualidad y es el más grande y más longevo del país nórdico: este grupo parlamentario ha gobernado en una Suecia próspera desde ya hace un siglo. Y hoy, domingo 9 de septiembre de 2018, su histórico gobierno podría terminar. Terminar algo para dejar paso a algo nuevo: la ultraderecha sueca; los Demócratas de Suecia (SD), quienes han ascendido de forma impactante en los últimos días según varias encuestas, siendo una amenaza al partido socialista del momento.

Imagen del reciente recuento de votos en un colegio electoral, fruto de las elecciones realizadas hoy, 9 de septiembre. (Fuente: REUTERS/INTS KALNINS).

El SD, liderado por Jimmie Åkesson, se caracteriza por ser un partido extremadamente nacionalista, y lo más importante: su voz se ha convertido en una de las más implacables en el parlamento sueco en contra de la inmigración del país, alegando los daños que la acogida de gente que lo ha perdido todo y que necesitan ayuda pueden dañar al país.

Así pues, en un país en el cual el PIB crece un 3% de forma anual, y del cual su desempleo está en su mejor momento, ahora más que nunca, la ultraderecha parece elevarse en el escenario político sueco: la respuesta al futuro del país se verá esta noche, después de la clausura de los colegios electorales a las 20.00 horas.

Los Demócratas de Suecia tienen dos objetivos: expulsar y repeler a todo inmigrante y convocar un "Suexit" para salir de la Unión Europea

En cuanto a inmigración, hasta ahora, el país se caracteriza por ser el país con la cifra per cápita más alta de la Unión Europea, tras acoger 353.000 inmigrantes entre 2013 y 2017, y 162.000 en 2015. Fruto de la colaboración entre socialdemócratas, ecologistas y postcomunistas, Suecia es un referente europeo (al menos hasta ahora) en cuanto a la inmigración procedente de Oriente Próximo.

Sin embargo, la expulsión de inmigrantes es también un proyecto del SD, “ya sea a sus países de origen o a países que ofrecen ubicación y protección básica de manera más eficiente que Suecia”: esta es la solución propuesta en su propaganda electoral. Además, el SD también quiere a Suecia fuera de la Unión Europea, y como principal objetivo quieren plantearse un "Swexit".

Para finalizar, déjenme citar algunos entrevistados como Fredrik, quien defensa: "Los partidos tradicionales no han sabido dar respuesta a los problemas de los suecos. Al menos tenemos que dar una oportunidad al SD para que lo intente". Por otro lado, el profesor de Ciencias Políticas de la Universidad de Lund, Jan Teorell, opina lo siguiente: "Un gran coalición (entre socialdemócratas y conservadores) es del todo improbable, al menos a corto plazo. Suecia no tiene una tradición de grandes coaliciones, y estos dos partidos han sido los principales competidores durante décadas. Solo sería posible en una situación de crisis nacional".

Cuál será el resultado de estas elecciones supondrá, de algún modo, un nuevo punto de partida en el futuro de Suecia. Su resultado, así pues, deberá ser motivo de estudio para el bienestar sueco y europeo.

"Los partidos tradicionales no han sabido dar respuesta a los problemas de los suecos. Al menos tenemos que dar una oportunidad al SD para que lo intente", dice un entrevistado sueco

Mateo Aspa para Globedia, el diario colaborativo. 


Sobre esta noticia

Autor:
Mateoncio (38 noticias)
Visitas:
5081
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.