Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Cree Ignacio Padilla en potencial ensayístico de lo cotidiano

30/05/2009 21:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El escritor mexicano Ignacio Padilla descartó que el género del ensayo deba implicar tanta solemnidad y apostó por lo cotidiano como objeto en su obra "La vida íntima de los encendedores". Así lo afirmó durante la presentación, en el marco de la Feria del Libro de Madrid, de su obra "La vida íntima de los encendedores. Asimismo en la sociedad ultramoderna", que le valió el Premio Málaga de Ensayo 2008. Padilla situó el germen de esta obra durante una charla en Madrid con el crítico mexicano Christopher Domínguez, quien sostenía que lo cotidiano no era una razón suficiente para hacer literatura y que el ensayo debía tratar de grandes temas. "Yo opinaba justamente lo contrario. Ensayo significa que el autor calibra, pondera, siente las cosas, y eso es lo que yo busco al escribir, ya sea cuento, novela o ensayo", aseguró Padilla. "La vida íntima de los encendedores" pone de manifiesto cómo la sociedad contemporánea no acaba de aceptar la extinción del alma de las cosas, y cómo el hombre moderno acude a la ficción frente a la impasibilidad de los objetos. El hilo conductor y punto de partida son los encendedores, objetos dotados de alma, pues desaparecen de pronto para reaparecer en lugares insospechados. Son de naturaleza gregaria, invitan al robo y generan fuego o no, según sea su capricho. Sin embargo, estas disertaciones son sólo un pretexto que permite a Padilla exponer ciertas nociones del animismo en la sociedad actual y argumentar que no es un eco del pasado, sino que permaneció en el pensamiento occidental hasta nuestros días. "Se ha dicho que la tendencia a atribuirle vida a los objetos procede de la infancia o las sociedades primitivas, pero yo defiendo que el animismo está más vigente que nunca", explicó Padilla en la presentación. Respecto a la obra, el autor explicó que hay en ella mucha menos filosofía o literatura de lo que parece. "Es un ensayo sobre la presencia de los encendedores en el cine, en la literatura, sobre su uso en la guerra de Vietnam", aseguró. En declaraciones exclusivas a Notimex, Padilla dijo ser algo natural en él el interés por lo cotidiano. "Somos el único animal capaz de encontrar segundos significados a las cosas. La tendencia a interpretar lo usual en muchos modelos de pensamiento". Destacó la importancia que el humor y la ironía tienen en este libro. "La interpretación de lo cotidiano tiene que ser festiva. Estamos tan acostumbrados a acercarnos al ensayo con solemnidad que quise introducir un elemento de sorpresa", dijo. Padilla destacó la importancia de hacer filosofía mediante el humor, y aseguró que con su obra no da respuestas, sino que plantea preguntas: "La ambiguedad es parte también del género ensayístico, no hay belleza rotunda sin ambiguedad". Ignacio Padilla fue reconocido con cinco galardones el año pasado, entre los que se incluye este, el Málaga de Ensayo, que se le entregará el próximo lunes en la ciudad andaluza que lo convoca, al sur de España. En 2008, Ignacio Padilla fue reconocido con el Premio Nacional de Dramaturgia, el Artes Plásticas Luis Cardoza y Aragón, el Nacional de Obra de Teatro para Niños, el Internacional Juan Rulfo de cuento, y el Málaga de ensayo.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
246
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.