Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zonaboom escriba una noticia?

Crítica de Cine | Frank: Locura Musical

09/10/2014 12:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Michael Fassbender es uno de los grandes actores del momento, y justificadamente . Podríamos decir que es un animal cinematográfico: se adapta a la perfección a cualquier tipo de entorno o situación, ya sea siendo un preso de IRA en huelga de hambre, un adicto al sexo o un malvado y atormentado terrateniente.

Da igual lo que le pongas por delante, porque lo hará suyo y lo convertirá en su foco particular. Y, efectivamente, Frank

(Lenny Abrahamson) no es una excepción, ya que Fassbender hace suya la película sin tan siquiera mostrar su rostro durante la mayoría del metraje. Película que, por cierto, solo podéis ver a través de CineOnline (os dejo aquí un enlace por si os apetece alquilarla).

"Frank" es una tragicomedia indie protagonizada por Jon (Domhnall Gleeson), un joven que quiere ser músico y que, por casualidades del destino, acaba uniéndose a una excéntrica banda liderada por el misterioso y enigmático Frank, el cual siempre lleva encima un casco que pretende emular una cabeza humana (esta, por cierto, fue concebida a partir del personaje de Chris Sievey "Frank Sidebottom", con el que cosechó mucho éxito como comediante (imagen abajo)).

image

Desde el momento en el que empieza la película podemos ver que Jon es el típico músico frustrado sin ideas y que sueña algún día con llegar a lo más alto , lo cual, como vemos más adelante, no contrasta con sus compañeros de reparto, los cuales conforman un conjunto de personajes de los más variopinto: el francés pasota, su callada compañera, la psicótica con mala uva ( buena interpretación de Maggie Gyllenhaal ), el excéntrico representante obsesionado con los maniquíes ( excepcional Scoot McNairy ) y Frank, esa figura misteriosa y amable con un gran talento para la música. Todo un set de personajes al servicio de un director que tal vez no sabe sacarles del todo el jugo . "Frank", aunque interesante, paga en parte su excentricidad dando lugar a ciertas situaciones del todo inverosímiles y que, a la larga, acaban por confundir al espectador respecto a las verdaderas motivaciones de los personajes, las cuales se van descubriendo al fin de la película, cuando ya es tarde para juzgarles desde un prisma objetivo, ya que los vemos llevados por una situación y no por el conjunto total de ellas.

Otro de los temas tratados es la libertad de expresión, en este caso musical, ya que podemos ver como a lo largo de la película Frank va buscando el sonido exacto que vaya a definir su nuevo disco, manteniendo así en auto-exilio a él mismo y al resto de la banda. Poco a poco Jon va viendo que a menos que giren hacia algo no cien por cien libre, el éxito de la banda no estará asegurado, entrando en conflicto con el resto de miembros, sobre todo con Clara (Maggie Gyllenhaal). Ahí podemos observar una crítica velada hacia la sociedad de hoy en día y a su falta de creatividad: no es la sociedad la que se amolda al cambio, como ocurría anteriormente, sino que ahora la música ha de amoldarse al modelo social. Y es que Frank trata de eso, de como hemos de sacrificarnos para amoldarnos a algo ya preconcebido para triunfar. Frank amaba su música, pero el lo que deseaba era, como se demuestra a lo largo del film, ser amado por su música, y no una que "apestara".

No quiero explayarme mucho para no entrar en spoilers (posiblemente los próximos párrafos lo sean ), pero solo diré que tanto Frank como su banda (sin contar a Jon) son gente excepcional. Frank quería vivir para su música, y su banda vivir para la música de Frank. En Jon encontramos a esa pequeña antítesis de Pepito Grillo, ya que lleva a Frank por el camino de la amargura explotando un sentimiento esencial de su ser: que su música y él fueran amados, anteponiendo a Frank sus propios deseos de fama, aunque con un objetivo más vulgar que el de este (uno quiere solo el reconocimiento, el otro quiere ser reconocido por su arte). Y, ciertamente, un ser tan complejo es llevado con brillantez a la pantalla por Fassbender, que demuestra de nuevo que es carne de Oscar, y de la que no se pasa. Tenemos gran actor para años.

image

Frank expone ante nosotros una realidad bastante cruel: o comulgamos y nos entregamos a lo ya existente, o nuestro sitio en el arte que amamos y practicamos puede correr peligro . Afortunadamente, como podemos ver al final de la película, todavía quedan pequeños espacios (y buenas amistades) para dar rienda suelta a nuestra visión. Como película, su humor absurdo nos dividirá en ocasiones y la carga dramática puede que nos resulte algo absurda, pero es innegable que estamos hablando de algo que intenta apartarse de la mayoría de las producciones de este tipo, más dirigidas al dramatismo y a la búsqueda de una manera de triunfar.

Nota del público (Fuente: IMDB): 7/10

Nota de la crítica (Fuente: Metacritic): 75/100

Mi nota: 7/10


Sobre esta noticia

Autor:
Zonaboom (485 noticias)
Fuente:
zonaboom.com
Visitas:
3547
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.