Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antorchaplanet escriba una noticia?

Critica: El Rapto

14/01/2012 20:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageLa intimidad de un importante empresario pertenece al dominio público durante su secuestro, los juicios no cesan, sus colegas como pirañas hambrientas mueven piezas en silencio para aprovechar la oportunidad y su familia entre dolorosas verdades que salen a la luz debe tomar decisiones.

Lucas Belvaux actualiza el secuestro que en 1978 sufrió el barón Empaín, heredero y director general de Empain-Schneider. De esta manera dentro de la contemporaneidad el director construye con habilidad un relato en el que la desgracia de este hombre no radica solamente en su forzado cautiverio, sino en todo lo que entorno a él se va originando.

Una clase poderosa exhibida, sujetada a la dominante hambre de poder, socios que ante la lucha del jefe por sobrevivir entre humillaciones, mutilaciones y maltratos olvidan los estorbosos sentimientos y aparente amistad para defender sus intereses. La doble moral expuesta, cobijada entre las buenas costumbres y lo correctamente bien hecho, en el fondo sólo esconden actos desleales y la obvia y quizá inevitable, puñalada del supuesto amigo.

Stanislas Graff (interpretado con solvente credibilidad por Yvan Attal) es un hombre tragado por su medio, un personaje a quien la suerte, el azar, el destino o como sea que se llame esa fuerza que altera el aparente orden de las cosas, lo coloca en una partida con pocas posibilidades de triunfo, pues mientras espera que sus secuestradores lo liberen, afuera los medios de comunicación se encargan de publicar sus mal guardados, comunes y hasta ordinarios secretos, suficientes para bajar del trono al rey, sólo que en esta historia el rey no puede defenderse.

Más sobre

Mientras se avanza en las negociaciones por liberar al secuestrado, somos testigos también del progreso en los sentimientos de los involucrados, las dudas, el miedo y las verdades reveladas provocan en la familia dudas, rencores y hasta resentimientos, un infierno que se cocina lentamente y que espera con calma al rehén, una pesadilla después de la pesadilla.

Sin embargo Rapto plantea también la supervivencia del más apto, la crónica de una desgracia, acaso derrota convertida en una posibilidad de inicio, un viaje personal obligado de un victima-victimario quien ante la degradación social, la necesidad de comprensión, la lluvia de juicios y el amor fiel de su perro, debe simplemente decidir.

Lucas Belvaux adecua con destreza el lamentable suceso que en realidad padeció un hombre, lo hace propio para evidenciar muchas de las miserias que puede tener un ser humano pero al mismo tiempo plantea esa posibilidad que trazara Hemingway en El viejo y el mar "Un hombre puede ser destruido, pero no derrotado"


Sobre esta noticia

Autor:
Antorchaplanet (1272 noticias)
Fuente:
antorchaplanet.com
Visitas:
1110
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.