Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cultura escriba una noticia?

Criticó Salvador Garmendia en sus novelas la alienación de citadinos

12/05/2011 02:37 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Forjado en la decadencia económica, el escritor venezolano Salvador Garmendia, quien murió hace 10 años, el 13 de mayo de 2001, no claudicó en su formación como literato que incluyó el autoaprendizaje para sobresalir. Postrado durante su infancia en una cama a causa de tuberculosis, el novelista nacido el 11 de junio de 1928 inició su gran pasión leyendo diversos y variados libros que consolidaron su prolífica carrera en el mundo de la literatura. Aunque se graduó como bachiller en Barquisimeto, su condición económica fue precaria, lo que representó un freno en sus estudios, por lo que la única vía fue el autodidactismo. Más tarde, reforzó su formación con una beca que le hizo viajar en 1971 a España, donde trabajo en Barcelona. Su primera publicación fue "Los pequeños seres" en 1959, cuando formó parte del grupo literario renovador Sardio. En esta novela criticó la rutina que envuelve a los habitantes de la urbe, donde la alienación es parte de su existencia y entorno de vida. Escribió guiones para televisión y radio en la emisora Radio Tropical, en los que demostró su dominio de los medios de comunicación, pues también abarcó el cine con obras como "La gata borracha" (1973), "Fiebre" (1975) y "Juan Topocho" (1977). Otras de sus obras en las que destacó el carácter irónico de sus personajes fueron "Los habitantes" (1961), "Día de ceniza" (1963), "La mala vida" (1968), "Los pies de barro" (1973) y "Memorias de Altagracia" (1973). La minuciosidad de sus observaciones hizo que transitara por realismos que enriquecieron sus trabajos de ficción en los cuentos "Doble fondo” (1966), "Difuntos, extraños y volátiles" (1970), "Los escondites" (1972), "El único lugar posible" (1981), "La gata y la señora" (1987) y "Cuentos cómicos" (1991). Dentro de su legado también destacan "El inquieto Anacobero y otros cuentos" (1976), "El brujo hípico y otros relatos" (1979), "Hace mal tiempo afuera" (1986) y "El capitán Kid" (1989). Además de ejercer la escritura, trabajó como profesor universitario y se involucró en el periodismo, demostrando con ello su dominio en los diversos géneros de la escritura. Por sus aportaciones a la literatura, fue ganador de los premios Juan Rulfo (1989) en México, con su cuento "Tan desnuda como una piedra"; del Municipal de Prosa (1959), por la novela "Los pequeños seres", y el Nacional de Literatura (1972), por "Los escondites" Salvador Garmendia, escritor que abarcó diversos escenarios de la literatura, murió el 13 de mayo de 2001 a consecuencia de una afección pulmonar. Sus padecimientos físicos incluyeron un cáncer de garganta y diabetes, que agravaron su salud.


Sobre esta noticia

Autor:
Cultura (17131 noticias)
Visitas:
362
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.