Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Negocios escriba una noticia?

Cruzada contra hambre, estrategia de inclusión social: SHCP

27/01/2013 06:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Cruzada Nacional contra el Hambre fortalecerá las capacidades productivas de los mexicanos para combatir la pobreza de manera eficaz, a través de una estrategia de inclusión y bienestar social que dará un piso mínimo de bienestar a 7.4 millones de beneficiarios, destacó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). En el Informe Semanal de su Vocería, la dependencia federal expone que esto se logrará mediante la conjunción de esfuerzos en los sectores salud, educación, vivienda, economía y servicios básicos como agua, luz y drenaje. En el combate a la pobreza son necesarias acciones decididas y focalizadas que permitan no sólo atender las necesidades elementales de la población en condición de pobreza, sino que generen actividades productivas y generadoras de riqueza. Señala que cuando la proporción de la población en pobreza es elevada, la productividad y la competitividad de la economía en su conjunto son limitadas, lo que mantiene a los mercados en un funcionamiento por debajo del óptimo, traduciéndose en menores oportunidades de desarrollo y bienestar para todos. A pesar de los avances en diversos renglones sociales que se han registrado en el país durante las últimas décadas, reconoce que los retos en materia de desarrollo social siguen siendo apremiantes. Por ello, refiere, desde el primer día de la actual administración se estableció un firme compromiso para aumentar el acceso a los derechos sociales a toda la población, disminuir la pobreza y la desigualdad social. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), 52 millones de mexicanos viven en situación de pobreza, aproximadamente la mitad de los mexicanos en el país, y 11.7 millones sufren de pobreza extrema. Lo anterior a pesar de que entre 2008 y 2010 se redujeron las carencias sociales de acceso a los servicios de salud; acceso a la seguridad social; servicios básicos en la vivienda; calidad y espacios de la vivienda, y rezago educativo. En el mismo periodo y en el contexto de la crisis económica mundial, el ingreso real de los hogares se redujo, especialmente en las áreas urbanas, además de que se registró un incremento de la población que carece de acceso a la alimentación. Así, entre 2008 y 2010 el porcentaje de la población en pobreza alimentaria pasó de 18.4 por ciento (20.2 millones de personas) a 18.8 por ciento (21.2 millones de personas). En pobreza de capacidades pasó de 25.3 por ciento (27.8 millones de personas) a 26.7 por ciento (30.0 millones de personas), y con pobreza de patrimonio de 47.7 (52.3 millones de personas) a 51.3 por ciento (57.7 millones de personas). Ante esta situación, refiere, la administración federal enfrenta el gran desafío de erradicar la pobreza y cerrar las brechas sociales, asegurando que nadie quede excluido por carencias elementales en alimentación. Como parte del avance en la implementación de las 13 medidas, anunciadas el pasado 1 de diciembre y los acuerdos suscritos por el gobierno federal y los dirigentes de las principales fuerzas políticas en el Pacto por México, el pasado 22 de enero pasado el gobierno federal emitió el decreto por el que se establece el Sistema Nacional para la Cruzada contra el Hambre (Cruzada Nacional contra el Hambre). Ello representa una estrategia de inclusión y bienestar social, cuyo propósito es conjuntar esfuerzos y recursos de la federación, las entidades federativas y los municipios, así como de los sectores público, social y privado y de organismos e instituciones internacionales. Los objetivos a cumplir son "cero hambre" a partir de una alimentación y nutrición adecuada de las personas en pobreza multidimensional extrema y carencia de acceso a la alimentación, y eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de peso y talla de la niñez. Además, aumentar la producción de alimentos y el ingreso de los campesinos y pequeños productores agrícolas; minimizar las pérdidas post-cosecha y de alimentos durante su almacenamiento, transporte, distribución y comercialización, y promover la participación comunitaria para la erradicación del hambre. La Cruzada Nacional contra el Hambre se implementará en una primera etapa en 400 municipios, seleccionados con base en la incidencia de pobreza extrema, así como en el número de personas en esta condición y personas con carencia de acceso a la alimentación. Se estima una población inicial objetivo de 7.4 millones de beneficiarios a través de la disposición de recursos de 70 programas presupuestarios aprobados en el Presupuesto de Egresos 2013. De manera adicional se creará la Comisión Intersecretarial para la Instrumentación de la Cruzada contra el Hambre, con el objeto de coordinar, articular y complementar las acciones, programas y recursos necesarios para el cumplimiento de los objetivos. Asimismo, se formará un Consejo Nacional de la Cruzada Contra el Hambre como instancia para la construcción de acuerdos entre los sectores público, privado y social. En este Consejo participarán líderes de opinión, sociales y religiosos; académicos, intelectuales, representantes de la sociedad y del sector empresarial que fortalezcan, complementen y en su caso, mejoren las líneas de acción y se cumplan con mayor eficiencia los objetivos de la estrategia. Los indicadores de la Cruzada Nacional contra el Hambre serán verificables y estarán dentro del Sistema de Evaluación del Desempeño (SED). Así, tanto ciudadanos como el propio Coneval participarán activamente en la medición de los resultados. La SHCP precisa que para garantizar la transparencia se promoverá la integración de Comités Comunitarios, con ciudadanos que incidirán en el diseño, instrumentación y supervisión de las acciones. La Cruzada Nacional contra el Hambre incrementará la inclusión productiva de sus beneficiarios, ya que quienes hoy reciben un apoyo, en el futuro tendrán la capacidad de salir de la pobreza a partir del fortalecimiento de sus ingresos como individuos productivos. Expuso que la inclusión productiva que se generará con la Cruzada Nacional contra el Hambre -y que contribuirá a desarrollar infraestructura para alentar oportunidades de desarrollo y de empleo en las regiones-, se complementará con otras decisiones anunciadas por el presidente Peña Nieto. Por ejemplo, se anunció un impulso decido a la infraestructura nacional. Entre los proyectos para incrementar la infraestructura carretera, ferroviaria y de puertos del país, se consideran obras para conectar e incorporar el sur de México a la economía global. Con estas acciones se busca reducir la desigualdad en México y de la brecha existente entre los estados y regiones del país, al generar una mayor competitividad, la atracción de inversiones productivas y la generación de empleos, subraya Hacienda.


Sobre esta noticia

Autor:
Negocios (21643 noticias)
Visitas:
86
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.