Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Al Cervantes escriba una noticia?

Cruzando la calle

06/04/2010 10:30 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hace unos días caminaba por la capital de México concretamente por el centro histórico deleitándome por cada uno de los callejones rescatados por el gobierno capitalino y claro hay que decirlo por el dinero de algunos ricachones como Carlos Slim

Hace unos días caminaba por la capital de México concretamente por el centro histórico deleitándome por cada uno de los callejones rescatados por el gobierno capitalino y claro hay que decirlo por el dinero de algunos ricachones como Carlos Slim, y en cada paso viendo como converge lo sublime y lo ridículo en una misma ciudad, pero deleitándome con el personaje callejero que imita una estatua o aquel que según escribe tu nombre en hebreo por unas cuantas monedas, las tiendas de conveniencia y claro los bares y restaurantes abarrotados de gente, como paseaba con mi esposa, mi hija, la hermana de mi esposa y sus hijas y mis suegros, después de caminar un rato el apetito se despertó en todos y se decidió ir al tradicional Garibaldi, he de decir que aunque a mi no me desagrado la idea, tampoco era mi idea inicial, sin embargo al dirigirnos hacia la plaza donde se encuentra uno fácil un mariachi, todo fue cuestión de cruzar una calle para que nuestro estado de animo cambiara, después de recorrer 16 de septiembre, Venustiano Carranza y Gante con alegría y relativa calma, recorrer cada una de las calles hacia el mercado de san Camilito fue como de preocupación, y no se diga mas tarde, ya entrando la noche, después de comer, el camino hacia nuestro transporte que es el metro, fue de miedo, eterno, el descuido de sus calles la gente en nuestro alrededor no nos daba ninguna confianza, y solo esperábamos que en algún momento nos sucediera algo desagradable, mi sobrina y mi hija a su llegada al metro atinaron decir que jamás habían estado tan contentas de llegar al metro, y así puede cambiar no solo nuestro animo sino también nuestra vida misma solo cruzando una calle.


Sobre esta noticia

Autor:
Al Cervantes (18 noticias)
Visitas:
1101
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

jose (06/04/2010)

seria bueno que nos dijeras si viste algun policia por esos lugares ya que los capitalinos tenemos entendido que el centro historico esta bien vijilado y si no es asi pues que fiasco pues no es posible que se presuma de la recuperacion de los espacios publicos si no los opueden cuidar bien ... buena nota gracias.